¿Eres una madre multitasking? Conoce los pros y contras

Si te identificas y te sientes orgullosa por ser una madre multitasking es hora de que conozcas los pros y los contras de esta manera de moverse en el mundo. Posiblemente después de leer este post tendrás una opinión diferente de la multitarea.

¿Qué es el multitasking?

El multitasking o multitarea es considerado como la capacidad para realizar múltiples actividades al mismo tiempo por un corto periodo de tiempo. Como una computadora con distintas ventanas y programas en función, así trabaja nuestro cerebro cuando está en modo multitarea.

No es casualidad que el término haya sido acuñado por la empresa de computación IBM para destacar las bondades de uno de sus sistemas operativo en 1965, desde entonces ha sido también aplicado a los humanos.

Sin embargo, aplicado a los humanos el multitasking parece no ser tan beneficioso y hay quienes afirman es un mito.

Una madre multitasking es, por lo general, una mujer que parece poder y controlarlo todo. Maneja con fluidez sus roles de profesional, pareja y madre y además tiene tiempo para compartir y ocuparse de sus hijos. Es la primera persona de la familia que se despierta y la última que se va a la cama, pendiente de todos los detalles y de todos. Es exigente consigo misma y asume la mayor responsabilidad del hogar.

Pros de ser una madre multitasking

la-psicologia-del-post-it-01-700x529

Mayor control y autoridad

La madre multitasking posee el control del hogar y lleva las riendas de este. La administración, los planes familiares, las tareas extraescolares de los hijos, las fiestas y vacaciones. Por lo tanto, tiende a la jerarquización y la “no democratización” u horizontalización de la familia.

En el ínterin puede perder el entusiasmo y cargarse de estrés a causa de responsabilidades que bien podría delegar o negarse a hacer. Posee capacidad para gestionar y solucionar diversos problemas y estar, literalmente, en varios lugares al mismo tiempo.

Ser un modelo de éxito y superación

Una madre multitarea es un  ejemplo de superación y éxito para su familia y sus hijos, quienes la ven como una mujer capaz de manejar múltiples actividades al mismo tiempo y llevarlas a cabo todas a la perfección.

Planificación del tiempo

La capacidad de organizar el tiempo y agendar las actividades del día a día es una habilidad presente en las madres multitasking. Con un cronograma definido no tendrán momento para la dispersión.

Pero cuidado, la agenda debe estar a tu servicio y no al contrario. Al día programa al menos media hora para ti y tu entretenimiento.

Capacidad para priorizar

El dominio del día y de los roles gracias al otorgamiento de prioridades. Una madre multitasking sabe priorizar y por ende, tener aspectos de la familia bajo control. Así, entre llevar al hijo al médico o ir a una reunión de trabajo, sabrá qué decisión tomar y en quién apoyarse. A veces las mujeres que pueden con todo, simplemente son quienes han elegido con qué lidiar y priorizan.

Sentido de merecerlo todo

Una madre multitasking no cree en sacrificios. Es sin duda una mujer ambiciosa que cree que ella y su familia lo merecen todo, por eso da 100% en sus roles. Es exigente consigo misma y perfeccionista.

Contras de ser una madre multitasking

madre multitasking

Deterioro de la salud

Estudios recientes han demostrado que el multitasking, a pesar de ser aún considerada una ventaja competitiva en el ámbito laboral, no es tan beneficioso ni productivo como se cree. Además genera una carga de estrés y ansiedad que si se prolonga en el tiempo genera un deterioro en la salud. El mal humor, el cansancio, la sensación de estar abrumado, los problemas de tensión y cardíacos pueden ser originados por la presión de la mutitarea.

Sobrecarga

“Quemarse” es otro de los contras de la multitarea. La mujer que parece en apariencia tener el control de todo en su vida, simplemente está en una lucha constante por mantenerse en pie. Realiza las actividades con nada de disfrute y de manera automática más enfocada en el resultado que en disfrutar y se pierde de valiosos momentos por querer estar presente en todo.

Al final, se sobrecarga y luego la vemos, recostada en un sofá durante una celebración o yéndose temprano de la fiesta que con tanto ahínco ayudó a organizar. Una total injusticia.

Desigualdad en el hogar

Una madre multitarea a veces tiende a abarcar y asumir los roles de los otros miembros del hogar, quienes le delegan responsabilidades sin considerarla. La desigualdad en el hogar está presente otorgándole “control” a la mujer, pero también sometiéndola a la realización de tareas que no son su competencia. La pareja es desatendida o se le aparta y coloca en posición de minusvalía creando dependencias insanas entre los miembros del hogar.

Más posibilidades de caer en el error

De la multitarea derivan el olvido, la distracción y el error. Una madre que deja el grifo abierto, la hornilla encendida y corre a atender una llamada. Son escenas frecuentes. Las labores se dejan a la mitad y luego no se retoman o se retoman con tardía con más riesgos de caer en el error y provocar accidentes. La multitarea incrementa un 50% la posibilidad de cometer error.