Una escuela con meditación y sin castigos, ¡conócela!

Lejos del tradicional modelo de enseñanza que se ha impuesto en los últimos años, se ofrecen alternativas que han revolucionado el mundo educativo. Al método Montessori y Waldorf, se suma una escuela de Estados Unidos tan novedosa que ha causado gran revuelo internacional.

Estamos hablando nada más ni nada menos que de una escuela de Baltimore capaz de romper la estructura conservadora a fin de obtener resultados óptimos en materia de educación. Todo ello, considerando que trabajan durante una etapa tan crucial como plástica, tal como lo es la niñez.

Se trata de una escuela llamada Robert W. Coleman, la cual trabaja en conjunto con una organización sin fines de lucro en búsqueda de métodos alternativos de corrección de conducta. De este modo, se implementa la meditación como reemplazo del castigo para actuar sobre el comportamiento infantil.

Una escuela poco usual

Aunque parezca increíble, en esta institución que se encuentra bajo la lupa de especialistas educativos, reinan el silencio y la paz. Este marco torna a Robert W. Coleman Elementary School de Baltimore (Maryland) en una escuela poco usual.

75bc6bc48a0447d21afb60b08173616c

El secreto reside fundamentalmente en el obstinado y atinado reemplazo de la hora de detención y castigo por meditación. La clave del éxito se encuentra en el “Mindful Moment Room” a donde se dirigen los niños que han errado en su comportamiento.

Este cuarto fue desarrollado por la ONG denominada Holistic Life Foundation. Puede apreciarse la habitación totalmente iluminada, decorada y cubierta de almohadones de felpa color púrpura. Allí, se llevan a cabo ejercicios de relajación, respiración y meditación del infante “penalizado”.

De esta manera, esta escuela ha obtenido en aquellos pequeños más traviesos o complicados resultados realmente sorprendentes. De hecho, los altísimos niveles de éxito de este modelo educativo se comprueba con un dato no menor.

En el transcurso de dos años donde el yoga y la meditación se convirtieron en el camino a seguir para calmar y centrar al menor, las suspensiones y visitas a la dirección se disminuyeron hasta simplemente desaparecer. De modo tal que el modelo tradicional es puesto nuevamente contra las cuerdas.

Una escuela basada en la meditación consciente

El método que recibe el nombre de “meditación consciente” en realidad existe desde hace miles de años. No obstante, la ciencia hace poco tiempo comenzó a analizar sus efectos en nuestras mentes y cuerpos, descubriendo datos interesantes.

A modo de ejemplo, una investigación demuestra que esta técnica ofrece a los soldados una suerte de armadura mental contra las emociones perturbadoras, así como también fortalecer la memoria. Otro estudio prueba que esto contribuye a una mejora en la capacidad de atención de una persona y su enfoque.

Volviendo al caso puntual del colegio de Baltimore, el programa contemplado enseña a los chicos sobre el medio ambiente. De modo que los infantes colaboran con la limpieza de los parques locales, construyendo jardines y visitando granjas cercanas.

Pues la riqueza de la meditación consciente consiste en ofrecer a los niños no solo momentos de reflexión sino también herramientas para aplicar en sus conflictos diarios. Vale aclarar que la técnica no solo se aplica como correctivo no coercitivo, sino que se practica como apoyo para determinados niños.

Así, se trabaja con los pequeños diversos problemas de ansiedad social, bullyng, falta de concentración y dolores psicosomáticos derivados de los cuadros de estrés. Entonces, toda la comunidad educativa se muestra encantada con el proyecto que logró disminuir los reportes de incidentes y peleas.

descubre-el-nuevo-metodo-de-detencion-en-esta-escuela-de-baltimore-2

Una escuela con yoga y meditación, inspiración de otros colegios

Este método poco usual sembró dudas y algunos intentos de réplicas en otras latitudes. ¿Debería impartirse esta técnica en otros colegios? Lo cierto es que algunas instituciones ya lo están poniendo en práctica.

¿Cómo lo hacen? Inicialmente, se aproximan al método a través de sesiones cortas -entre cinco y diez minutos- donde los niños realizan ejercicios de respiración y meditación, además de yoga, que ayudan al sistema nervioso y alivian dolencias físicas.

La idea es en todo caso internalizar estas prácticas para llevarlas a cabo frente a cualquier situación de su vida cotidiana. Lo elemental es aprender a controlar sus emociones, es decir, atacar los problemas de conducta infantil.

Cabe destacar que Mindful Schools fue creada en el 2007. Actualmente ofrece cursos -online o presenciales- para maestros y administradores de escuelas. Desde su perspectiva, los chicos se benefician con esta modalidad dado que se controlan y aprenden mejor.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar