Trucos para calmar los síntomas del embarazo

Gladys 9 mayo, 2016

Son nueve meses en los que nuestro cuerpo comienza adaptarse para el cambio más feliz y trascendental de nuestra vida. Pero no todo es color de rosa y por eso te ofrecemos los mejores trucos para calmar los síntomas del embarazo.

Estar embarazadas es sin lugar a dudas una gran felicidad. Aunque sabemos que seremos bendecidas con el maravilloso obsequio de la vida, la dulce espera no es tan sencilla.

Durante esta fase el cuerpo experimenta una serie de cambios hormonales y físicos que son la clara señal de que un pequeño está creciendo dentro de nosotras.

Considerando esto, nunca está de más tener en cuenta algunos trucos que te pueden ayudar a calmar los síntomas del embarazo.

Trucos naturales para calmar los síntomas

síntomas

A continuación mencionaremos algunos de los diferentes padecimientos y sus posibles soluciones. El primer consejo es que lo mejor es siempre apelar a los remedios y medicinas naturales.

Un medicamento natural que da buenos resultados es la infusión de jengibre con la que podremos decir adiós a las náuseas, vómitos y mareos.

Los vómitos y los mareos son quizá una de las incómodas partes del embarazo. Lo primero que hay que hacer es aprender a detectar en qué momento del día los sentimos, ya que esto será clave para buscar una solución.

Por ejemplo, si las náuseas ocurren en las primeras horas del día, una buena opción es ingerir alimentos que contengan fibra al levantarnos. Una galleta de avena o pasas será una buena opción.

Una recomendación puntual para aminorar la sensación de los mareos es alejarnos de los lugares cerrados con altas temperaturas. Y en caso de que ya sientas el mareo, lo ideal será recostarte y colocar las piernas hacia arriba, facilitando así una mejor circulación de la sangre y por ende, de oxígeno por todo tu cuerpo.

En el caso de los vómitos se requiere un poco más de trabajo. Lo ideal será determinar qué alimentos lo provocan y eliminarlos del menú.

Un medicamento natural que da buenos resultados sin duda es la infusión de jengibre, sin embargo debes tener la aprobación de tu médico para tomarla.

Problemas de estreñimiento

89051-dolor-estomago

Este es un problema que surge con mucha frecuencia. El estreñimiento  ocurre porque durante el embarazo el proceso digestivo es más lento el útero sufre un progresivo aumento. Dicho incremento contrae a varios órganos, impidiendo una digestión regular.

Para solventar este inconveniente lo ideal es realizar un poco de ejercicio. Caminar de 25 a 35 minutos diarios es lo más saludable.

De igual manera, podemos consumir alimentos ricos en fibra tales como: ciruelas, papaya, cereales y frutos secos. Estos estimulan a los órganos que intervienen en la digestión y excreción.

Este efecto causa pesadez en las mujeres durante el proceso de gestación. Lo peor es que cuando se tienen más de 35 años las piernas y pies hinchados son propensos a la aparición de varices.

Malestar en los senos

Más allá del tamaño de nuestros senos, esta molestia siempre suele estar presente por todo el cambio hormonal que conlleva el proceso de lactancia. El aumento de la glándula mamaria es la causa de este padecimiento. La tensión puede llegar a ser incluso intolerable para muchas.

¡No desesperes! Aplica bolsas de hielo, así tus tendones se relajarán y podrás estar un poco más tranquila. También debes eliminar los sostenes con varilla ya que estos solo te causarán mayor dolor.

Aunque no lo creas, esta es quizás la mejor solución a todos tus males durante el embarazo. Consumir grasas saturadas, gaseosas, frituras, y carbohidratos en exceso, solo agudizará todos nuestros síntomas. Una dieta basada en frutas, vegetales y verduras es fundamental para el desarrollo del bebé y para tu salud.

El café e incluso el chocolate deben ser consumidos con precaución. Por otra parte, la ingesta de abundante agua es fundamental. Lo recomendable es tomar de dos a tres litros diarios, pudiendo combinar esta ingesta con algunas infusiones naturales.

Comer tres veces al día e incluir meriendas es una solución para evitar la ansiedad. En conclusión, debemos estar conscientes de que estar embarazadas no es un proceso fácil, pero es el paso para prepararnos a la fase más trascendental de la vida de toda mujer: ser mamá.

Tendrás que cultivar la calma mental y emocional, así que tomártelo con tranquilidad es quizá el mejor consejo que te podemos dar.

Te puede gustar