Toda mamá tiene el don de multiplicar las horas

Adrianazul · 30 noviembre, 2016

 

Hay chistes que dicen que las mujeres podemos caminar y bajar la escaleras al mismo tiempo, esa frase jocosa intenta ilustrar que la mayoría de las mujeres tienen la fama de poder hacer muchas tareas a la vez –y todas bastante bien-, ser multitask es una especie de don que le permite a las féminas hacer tantas cosas que al final del día parece que pueden multiplicar las horas.

Casi todas las mamás desean profunda y secretamente que el día tenga más de 24 horas; en su fantasía esa jornada extendida les permitirá cumplir con todas las tareas que implica cuidar de su adorado bebé, atender los deberes del hogar, además de sus obligaciones profesionales y también (se puede porque es una fantasía) colocarse esmalte en las uñas o darse un buen baño.

No todos los días logras cumplir con todas las metas que te propones, de seguro el hecho de poder pintarte las uñas queda relegado, pero lo que sí es seguro es que las principales tareas, sobre todo las que tienen que ver con el cuidado del niño, están siempre al día.

si-mamas-trabajan-960x623

Sin embargo, y aunque todas las madres les sacan el mayor provecho que pueden a su jornada, a veces hay cosas que olvidan por lo que es conveniente armarse con algunas estrategias para ser esa multitasking perfecta que anhelas ser; esa a la que no se le escapa ningún detalle e incluso tiene tiempo para verse regia sin que eso signifique descuidar sus labores como madre y profesional.

 

Tips para organizarte y poder multiplicar tu tiempo

A veces el tiempo parece correr tan a prisa y cada día tiene tantas eventualidades “urgentes” para resolver que dejamos algunas tareas relegadas para el día siguiente; la resolución de estas por no ser “urgentes” se van mudando de día hasta que quedan relegadas o adquieren definitivamente esa urgencia que ya no les permite esperar ni un día más.

Y estar todos los días resolviendo asuntos que no pueden ser postergados por mucho tiempo más es muy estresante. Ese ritmo de vida puede cambiar si te organizas un poco más, por eso te brindamos algunas estrategias para mejorar tu capacidad de optimizar el tiempo para multiplicar tu alcance y te queden ratos placenteros en el día que pueden servir para jugar o acurrucarte con tu bebé.  Aquí va la lista de tips:

  •  Redacta una lista de tareas: Justamente la lista de consejos empieza recordándote lo útil que es mantener una lista de tareas al día; parece muy básico, es verdad, pero a veces muchas mamás se olvidan de lo práctica y útil que es y por eso la relegan y no se toman el tiempo para escribirla. Hacer una lista de tareas te ayudará a organizar tu día de manera magistral. Ya verás que casi nada se te va a olvidar y además conseguirás priorizar el orden de tus actividades de una manera más eficiente. Al final del día, cuando revises la lista y taches lo que ya hiciste, te darás cuenta de tu jornada ha sido muy productiva y que la del día siguiente puede ser igual o mejor.
  • Se lo más ordenada que puedas: Con tu lista de tareas ya apuntada, ahora te conviene ser ordenada. Cuando termines de hacer algo en la casa o en la oficina limpia y ordena el área que usaste. El hecho de que cada cosa tenga su lugar te ayudará a ahorrar tiempo de una manera increíble, de ahí deriva la importancia de mantener el orden. Y además es bonito ser así.
  • Trabaja de manera secuencial: Por más multitarea que seas, seguramente la práctica también te ha enseñado que cuando se “asan dos conejos al mismo tiempo, uno de ellos puede salir quemado”, no es que ya no vas a poder hacer varias cosas a la vez, eres una experta en eso; se trata más bien de que trabajes por medio de una secuencia ordenada. Cuando te concentras por unos minutos en una sola tarea tu cerebro reinicie y vuelve a enfocarse.
mamá cansada

 

  • La autodisciplina es tu mejor aliada: La clave para terminar los proyectos que emprendes es la disciplina, esta es necesaria siempre pero lo es más cuando eres una madre ocupada. Estoy segura de que sabes bien que el cuidado de los niños y una casa es un trabajo duro, pero cuando eres disciplinada no hay nada que te pueda sacar de tu foco y por eso logras tus metas con más rapidez.
  • Limita tus distracciones: Es verdad que a todas nos gusta trabajar y revisar Facebook o hacer alguna tarea doméstica mientras hablamos por teléfono con una amiga, pero a veces este tipo de hábitos hacen que se nos escapen los detalles y verás cuidar los detalles es el secreto de un trabajo excelente.
  • Incrementa tu capacidad de trabajo (poco a poco): A veces es sorprendente todo lo que puedes avanzar cuando divides un proyecto grande en pequeñas secciones y de manera disciplinada lo vas resolviendo de a poco. Dedicarle todos los días 5 minutos a ordenar una habitación o un armario puede traer avances extraordinarios.
  • Colócate metas realizables: Tener las metas claras es un buen aliciente para concluir las tareas que te has propuesto, pues a veces cuando nos colocamos metas y no las logramos corremos el riesgo de frustrarnos. Cumplir tus metas, por pequeñas que sean, te dará la satisfacción y el empuje necesario para seguir emprendiendo proyectos.
  • Ten tiempo para ti: Dedicarle a tu bebé todo el tiempo que requiere, ciertamente es una experiencia muy gratificante pero también muy agotadora. Mantener los deberes de la casa y además cuidar de un niño puede llegar a absorberte muchísimo tiempo y puedes llegar a sentir que “el tiempo se te va” y ni siquiera te has dado cuenta en qué, por eso es tan importante tomarte un descanso así sea de 5 minutos. Ese momento te ayudará a reponer energías y seguir adelante.

Ya verás que con estas estrategias sencillas podrás mejorar ese don de multiplicar el tiempo y a encontrar el equilibrio mental y espiritual que necesitas para terminar todos tus proyectos de manera exitosa.