Tips para padres con niños aprendiendo a leer

19 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Los padres pueden ayudar a sus hijos con el aprendizaje de la lectura. Es sencillo: solo hay que seguir unas normas básicas que la propia lógica impone.

Los padres con niños aprendiendo a leer siempre se preocupan mucho por cómo va evolucionando este aprendizaje en sus hijos, algo totalmente normal teniendo en cuenta que la lectura es una de las grandes habilidades que podemos adquirir.

Así que, teniendo presente esto, todos los buenos consejos que reciban sobre ese momento crucial en la vida de los niños son importantes. No importa el método que esté utilizando el niño para aprender a leer, estos consejos son universales y muy útiles.

Los padres con niños aprendiendo a leer deben leer con la mayor frecuencia posible

Es importante que, como padre o madre, desarrolles una rutina en la que leas un libro con tu hijo por la mañana o por la noche. Puedes empezar leyendo en voz alta, pero haz que el niño participe moviendo un dedo sobre el texto.

El niño, así, aunque todavía no tenga capacidad de leer a la misma velocidad que nosotros, se sentirá parte de la actividad e irá identificando las letras cada vez con mayor facilidad.

Diviértete leyendo y haz que él te vea y comparta el momento. Recuerda reservar un tiempo de lectura en familia en el que todos os sintáis cerca, cada uno con su propio libro. A veces es suficiente con media hora al día, pero lee. Solo así crearás hábito en tu hijo. Esto es mucho mejor que cualquier actividad dirigida de animación a la lectura y similares.Tips para padres con niños aprendiendo a leer.

El material de lectura tiene que interesar al niño

Si tu hijo tiene un tema favorito, busca un libro lleno de vocabulario relacionado con este tema para aumentar la motivación. Busca lecturas que incluyan su tema preferido y aprovecha esto para que se interese por los libros.

Deja que el niño escoja su propio libro

Cuando una persona tiene capacidad de decisión, puede determinar cómo se va a crear su proceso de aprendizaje, así que es más probable que participe. Llevar a los niños a las bibliotecas o librerías y animarlos a explorar libros puede ser una actividad maravillosa para los padres con niños aprendiendo a leer.

«Que ellos decidan qué les gustaría leer, que tengan capacidad de escoger».

Los padres con niños aprendiendo a leer tienen en cuenta sus avances

A medida que el niño desarrolla su capacidad de lectura, querremos aumentar el reto de los libros que lean, pasando de materiales que presentan una palabra por página a otros con oraciones cada vez más largas, hasta llegar al nivel párrafo.

Si tienes dudas sobre si libro está o no al nivel adecuado para tu hijo, para decidir intenta contar cuántas palabras desconocidas para él tiene por página. También puedes tomar el enfoque opuesto y comprobar cuántas palabras Dolch están presentes.

Hablad sobre lo que veis en la página

Una actividad que puedes realizar también es utilizar los libros como una manera de estimular la conversación sobre un tema. Después de leer, habla un rato sobre lo que habéis leído, o en otro momento saca a colación lo que leísteis el otro día.

«Además, puedes ayudar a aumentar el vocabulario del niño aprendiendo a leer palabras que están representadas pero no escritas».

Puedes, por ejemplo, llevar un diario especial con el niño en el que anotes las nuevas palabras que aparezcan con ilustraciones o dibujos y que no estén escritas en el libro. Serán, así, más fáciles de recordar porque están conectadas por la historia y de forma visual.

Los padres con niños aprendiendo a leer deben evitar las comparaciones con sus compañeros

Cada niño aprende a leer a su propio ritmo. La lectura es una experiencia personal e individual en la que el niño empieza a entender cosas por sí mismo y aprende más sobre cómo funciona la narrativa a medida que desarrolla habilidades más fuertes.

Por esto, la comparación con sus compañeros en sus avances no ayuda en absoluto. Son innecesarias y no aportan nada. Cada niño tiene su ritmo aprendiendo y es necesario respetar ese ritmo y ser conscientes de que es el adecuado para él.Tips para padres con niños aprendiendo a leer.

No lo presiones

Forzar a un niño a leer cuando no está preparado para hacerlo puede acarrear reacciones negativas y hacer más mal que bien. La presión siempre es algo que desmotiva. Un niño sin motivación no realizará una actividad de forma placentera ni provechosa o incluso puede no querer volver a realizarla.

Habla con el maestro del niño

Si te encuentras con que a tu hijo no le gusta la lectura y tiene problemas con la decodificación o la lectura a primera vista, ten en cuenta que esto puede deberse a una dificultad específica de aprendizaje del niño.

Así que, lo más aconsejable, si te encuentras con estas situaciones, es que, en primer lugar, discutas lo que crees que pasa con el maestro del niño. Él es el que puede observar esto de forma profesional e incluso recomendarte una evaluación por parte de un especialista.

En resumen, los padres con niños aprendiendo a leer deben, sobre todo, leer ellos con el niño y sin el niño, hacer que esta actividad sea parte del día a día en la vida familiar, animar al niño a elegir sus lecturas y no presionarlo. Siguiendo estos sencillos consejos estarás aportando mucho a la adquisición de esta habilidad fundamental para la vida de tu hijo.

  • B. Bettelheim, K. Zelan,& J. Beltrán (1989). Aprender a leer. Crítica.
  • A.M.J. Herrera (2018). ¿De qué sirve leer y escribir? Transversalizar la lectura y escritura en la escuela para apostarle a la imaginación ya la creación. Análisis.