Tips para enseñar a tu hijo otro idioma de forma sencilla

25 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Es posible enseñar a tu hijo otro idioma desde muy pequeño; solo hay que seguir unos sencillos consejos.

Enseñar a tu hijo otro idioma no tiene por qué ser algo difícil. Aunque es una realidad que los niños son capaces de aprender fácilmente varios idiomas, muchas veces no estamos seguros de cómo enseñarles. Sin embargo, ayudarlo a aprender es bastante sencillo si seguimos algunos pasos.

Existe la idea incorrecta de que solo se puede ser bilingüe si el niño, cuando empieza a hablar, empieza a la vez con dos idiomas. Pero esto es solo un mito: «es un mito que no se pueda ser bilingüe pasada cierta edad», asegura Jill Stribling, licenciada en Psicología y Pedagogía y Máster en Educación Infantil por la Universidad de California. Jill insiste en que cualquier niño puede llegar a ser bilingüe.

«Los niños bilingües son más creativos, desarrollan el cerebro de manera diferente y tienen una mayor autoestima».

Jill Stribling

Vamos a conocer algunos tips para enseñar a tu hijo otro idioma de una forma fácil y natural.

Tips para enseñar a tu hijo otro idioma de forma sencilla

Escuchar música

Exponer a tu hijo a la música es una de las maneras más sencillas de presentarle un nuevo idioma. Como sabemos, los niños aprenden interactuando, escuchando y viendo. Cuando les ponemos música en otro idioma, los niños se familiarizan con el sonido y el ritmo de ese idioma. Escuchar música les hará conocer el tono, inflexiones y matices del idioma que estén aprendiendo.Niño aprendiendo otro idioma.

Incluso, aunque al principio no entiendan las canciones, estarán desarrollando habilidades esenciales para la comunicación futura. Escuchar y repetir canciones en otro idioma ayudará a que tu hijo se convierta en alguien con una relación natural con ese idioma.

Ver vídeos o series en otro idioma

Hacer que tus hijos vean vídeos o programas de televisión en otro idioma es una de las mejores formas de que vayan aprendiendo un nuevo idioma. Es importante encontrar algunos DVD buenos con programas infantiles o series que puedan ver.

Los vídeos incorporan dos formas de aprendizaje: ver y escuchar. Aunque la música es una fuente muy buena de enseñanza de otro idioma, los vídeos pueden dar a tu hijo una representación visual de las palabras que está escuchando.

Leer cuentos

Sabemos que leer a los niños es muy beneficioso para ellos. Leer libros en un idioma extranjero es solo otra forma de aumentar los beneficios que leer aporta a nuestros hijos. Al hacerlo, se acostumbran a la estructura del idioma.

Ver palabras individuales es muy diferente a leer oraciones completas. Para empezar, habría que buscar libros ilustrados sencillos que podamos disfrutar con el niño. Los libros bilingües también son una gran idea, ya que se pueden leer en otro idioma y, aún así, entender la historia.

Trabajar con tarjetas para enseñar a tu hijo otro idioma

Las tarjetas son rápidas, divertidas, interactivas y efectivos. Puedes comprar estas tarjetas de idiomas o crear las tuyas propias. Para enseñar a tu hijo otro idioma poco a poco, empieza a enseñarle tarjetas desde que sea un bebé unas 3 veces al día.Las tarjetas ayudan a enseñar a tu hijo otro idioma de forma sencilla.

También puedes seleccionar de 10 a 15 palabras y repetirlas rápidamente cuando el niño se despierte, después de un cambio de pañal, a la hora del baño o en aquel momento que veamos apropiado. Dar una vuelta a esas tarjetas no llevará más de 30 segundos por sesión.

Otra opción es pegar esas tarjetas en las paredes en diferentes lugares de la casa. Cuando te las vayas encontrando puedes enseñar la tarjeta con la palabra a tu hijo y repetírsela varias veces.

Practicar el idioma con otros

El paso final y, probablemente, el más importante, es practicar la conversación. Un niño puede aprender un nuevo idioma simplemente hablando con los demás. Si le hablamos en otro idioma y hacemos que se relacione con personas que hablen este idioma, aprenderá a hablarlo. La conversación es la clave para la transformación del lenguaje.

Insistir es clave en este proceso. Un bebé puede aprender de forma muy rápida y sin esfuerzo, así que aprovechemos este periodo de tiempo para que el niño llegue a ser bilingüe. Solo hace falta un poco de dedicación.

  • Holme, Randal. (2003). Carrying a baby in the back: Teaching with an awareness of the cultural construction of language. Languages for intercultural communication and education.
  • Brown, H. D. (2000). Principles of language learning and teaching. Pearson.