Tipos de seguros escolares: ¿cómo elegir?

A la hora de elegir entre los diferentes tipos de seguros escolares, hay que tener en cuenta diferentes factores, entre los que se encuentran las preferencias y necesidades de padres y alumnos.

Los seguros escolares son pilares básicos en las instituciones educativas. Lo cierto es que los riesgos asociados a las prácticas habituales de los estudiantes están presentes siempre.

Los alumnos pasan una gran parte de sus días en las escuelas y están expuestos a diversas situaciones. Asimismo, los cambios en la economía familiar pueden hacer temblar las posibilidades de su continuidad educativa.

Del mismo modo, cualquier instalación puede tener roturas o ser objeto de robos. El personal que allí trabaja también estará más tranquilo y conforme si se siente protegido. Por lo tanto, la contratación de pólizas aseguradoras es vital para estar preparados y hacer frente a todas las circunstancias.

La elección de seguros escolares más apropiados

Entre los seguros y coberturas más adecuados en cada caso, podemos distinguir los siguientes:

Seguro escolar obligatorio

Su cobertura está pensada en forma exclusiva para el alumnado a partir de 3° año de ESO. Se trata de una medida gubernamental de previsión social. Es muy sencillo de gestionar y la Seguridad Social paga el 50 % del costo, mientras que la diferencia está incluida en la matrícula anual de cada estudiante.Tipos de seguros escolares: ¿cómo elegir?

Los riesgos frente a los cuales están asegurados los alumnos son:

  • Accidente ocurrido durante el horario escolar o en actividades organizadas por la institución.
  • Mala situación económica familiar, por la cual se ve imposibilitada la continuidad en la escolarización.
  • Enfermedad del estudiante en el tiempo en que la póliza está en vigor.

Responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil puede ser obligatorio en algunas comunidades autónomas. En otras, es parte de una opción que toman los directivos. El consejo de los expertos es contar siempre con una póliza de este tipo para responder a riesgos de otros y de las instalaciones.

Los más comunes son:

  • Reclamaciones por lesiones que puedan sufrir los niños por padres o trabajadores del lugar.
  • Daños que se ocasionen a personal de la institución o ajeno a la misma durante las actividades escolares.
  • Reclamaciones a los docentes por ‘daño intelectual’, basados en el material didáctico o de lectura que se utiliza para la enseñanza.
  • Accidentes laborales que provoquen daños en los trabajadores, incluso la muerte.
  • Defensa jurídica para enfrentar las demandas recibidas por la institución o sus trabajadores.
  • Reclamaciones por mal estado u otros daños infringidos por los productos que se realizan en el lugar.

Los seguros escolares de responsabilidad civil pueden tener todos estos ítems cubiertos o solo algunos de ellos. La prima que se abone depende, en gran medida, del alcance de la póliza.

Seguros escolares voluntarios

En especial, son contratados por las escuelas primarias o de nivel inicial que no están obligadas por Ley. La cantidad de riesgos alcanzados determina el costo de su cuota. En algunos colegios buscan una cobertura similar al del seguro obligatorio. En otros, se agregan algunos riesgos con el fin de ofrecer un mejor servicio y seguridad a los padres.

Los sugeridos para las comunidades escolares son los que garantizan:

  • Asistencia médica y farmacéutica en lesiones o daños generados en accidentes escolares. Se puede dar dentro o fuera del establecimiento, pero siempre es requisito que sea un evento organizado y supervisado por personal de la escuela.
  • Gastos de traslados para recibir la atención de un profesional o la hospitalización.
  • Roturas de gafas como consecuencia del accidente.
  • Gastos de tratamientos de rehabilitación posteriores o pensiones por invalidez.
  • Intervenciones requeridas para la implantación de prótesis, estéticas o dentarias en relación con el daño sufrido.
  • Fallecimiento del asegurado.
  • Desequilibrio familiar grave.
  • Responsabilidad civil.

Prestaciones adicionales

Las escuelas secundarias o terciarias que poseen el seguro escolar obligatorio pueden elegir algunas prestaciones complementarias. De esta forma, amplifican el espectro de riesgos a cubrir con beneficios para los alumnos o terceros.Tipos de seguros escolares: ¿cómo elegir?

Seguros de comercio

Estos seguros hacen frente a daños materiales ocasionados por robo o circunstancias atmosféricas, por ejemplo. Del mismo modo, se incluye ayuda cuando se da la paralización de la actividad para la reparación del establecimiento.

El seguro contra robos es una elección de la mayoría de los colegios. La compañía aseguradora repone los objetos y el dinero sustraído dentro del grupo. Si los ladrones hubiesen ocasionado daños para el acto, están cubiertos en la cláusula de daños materiales.

La forma de elegir los seguros escolares depende de las necesidades y características de cada institución. Lo positivo es saber que hay opciones para todos.