La técnica del subrayado en el estudio

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
Estudiar es un proceso muy complejo pero fundamental en el aprendizaje. Para facilitar esta tediosa tarea, es conveniente utilizar técnicas de estudio, como el subrayado de textos.

Saber distinguir y extraer la información importante de un tema o lección, prescindiendo de la información irrelevante, es una habilidad imprescindible para estudiar de un modo eficaz. Para la realización de esta tarea se pueden utilizar diversas estrategias de selección, como la técnica del subrayado.

Pero esta técnica de estudio no es tan sencilla como parece. De hecho, muchos alumnos la utilizan de una forma incorrecta. Por este motivo, hemos elaborado el siguiente artículo en el que te explicamos cómo subrayar un texto correctamente.

La importancia del subrayado para la comprensión lectora

Para estudiar y memorizar cierta información, primero hay que entenderla. Por ello, una de las cualidades básicas de un buen estudiante es tener un alto nivel de comprensión lectora.

Se puede decir que realizar una lectura comprensiva consiste en leer de forma lenta, prestando mucha atención, analizando el significado del texto y reflexionando sobre el mismo. Por ello, a medida que se va leyendo, hay que realizar otras dos acciones:

Alumna aplicando la técnica de subrayado en el estudio.

  • Plantearse preguntas sobre el texto.
  • Aplicar alguna estrategia de selección, como el subrayado.

“Leer sin meditar es una ocupación inútil”.

Confucio-

La técnica del subrayado en el estudio

La técnica del subrayado resulta muy beneficiosa para el estudio, puesto que el hecho de subrayar un texto ayuda a asimilarlo mejor. Además, puede ser muy útil para elaborar esquemas, mapas conceptuales o resúmenes con mayor rapidez y facilidad.

Para llevar a cabo correctamente esta técnica hay que:

  • Subrayar, con un tipo de trazo o color determinado, las ideas principales del texto. Es decir, seleccionar la información relevante, aquella que está directamente relacionada con el tema central.
  • Subrayar, con un trazo o color diferente al anterior, las ideas secundarias del texto. Estas ideas hacen referencia a la información complementaria.
  • Escribir, al margen de cada párrafo, una palabra clave o una frase corta que defina y sintetice las ideas principales que han sido subrayadas.

Siguiendo estos sencillos pasos, se consigue destacar, de un modo visual, la información que hay que estudiar. Lo cual es perfecto para identificar rápidamente lo más importante de un tema.

Pero no es raro observar libros o apuntes de estudiantes en los que aparece la mayor parte de la información subrayada. Esto no sirve absolutamente para nada y, de hecho, es contraproducente, puesto que se pierde el tiempo, sin llegar a realizar el ejercicio de seleccionar lo relevante y descartar lo irrelevante.

Por tanto, cuando se aplique esta técnica de estudio, hay que tener en cuenta que no se trata de subrayar todo el texto con diferentes trazos o colores, sino de subrayar determinadas palabras, porciones de líneas o frases clave.

Alumnos aplicando la técnica del subrayado para estudiar.

Ventajas de la técnica del subrayado

Tal y como indican Araceli Sebastián, Belén Ballesteros y Mari Fé Sánchez García, son muchas las ventajas de utilizar la técnica del subrayado en el estudio, ya que esta permite:

  • Desarrollar la capacidad de análisis y observación. 
  • Fomentar la comprensión y la organización de las ideas. 
  • Desarrollar la habilidad de diferenciar lo principal de lo secundario.
  • Mantener la atención y la concentración durante el estudio. 
  • Facilitar el repaso y la autoevaluación de lo estudiado.
  • Releer el texto de un modo rápido.

De manera que es conveniente enseñar a los niños y jóvenes a subrayar correctamente, pues es una tarea que no requiere mucho tiempo, pero que aporta grandes beneficios.

Así, si se inculca esta y otras técnicas de estudio desde los primeros años de escolarización, los alumnos tendrán un mejor rendimiento académico y disfrutarán al comprobar que saben estudiar de forma autónoma y eficaz.

“Es importante enseñar a estudiar por cuenta propia, a buscar por cuenta propia, a asombrarse”.

-Mario Bunge-

  • Sebastián, A., Ballesteros, B. y Sánchez-García, M.F. (s.f.). Técnicas de estudio. UNED: Centro de Orientación, Información y Empleo (COIE).
  • Serrate, R. (2008). Ayúdale a estudiar. Las claves del éxito escolar. España: Ediciones del Laberinto.