La técnica pomodoro para optimizar el tiempo de estudio

02 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
La técnica pomodoro es recomendable para conseguir ser más productivo, optimizando el tiempo de estudio.

Muchos niños y jóvenes se pasan horas estudiando, pero, en cambio, la mayoría de ellos reconoce que durante este tiempo suele distraerse, siendo incapaces de ser productivos. La técnica pomodoro, que te presentamos en este artículo, es perfecta para hacer frente a este problema tan común entre los estudiantes.

Dicha técnica, creada en la década de los 80, se basa en la idea de que se aprende más rápido cuando uno es capaz de controlar y mantener la concentración durante un breve periodo de tiempo, llevando a cabo pequeños descansos de forma frecuente.

“Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches”.

-Benjamin Franklin-

La técnica pomodoro para optimizar el tiempo de estudio

El italiano Francesco Cirillo era un universitario con dificultades para concentrarse durante el estudio, por lo que presentaba un bajo rendimiento académico. Para solucionar este problema, decidió inventar la técnica pomodoro, consiguiendo optimizar su tiempo de estudio.

Niño estudiando en su habitación de manera eficiente gracias a la técnica pomodoro.

Esta técnica consiste en dedicar 25 minutos a realizar una tarea determinada, como estudiar, manteniendo un nivel máximo de concentración. Transcurrido ese tiempo de productividad, se realiza una pausa de 5 minutos. Una vez finaliza el descanso, se debe retomar la tarea y dedicarle otros 25 minutos. Esto se repite de forma cíclica hasta completar dos hora de trabajo o de estudio.

Para medir estos tiempo hay que utilizar un reloj con alarma. El creador de este método utilizaba un reloj de cocina con forma de tomate (pomodoro, en italiano), lo cual le pone el nombre a la técnica. De hecho, cada uno de los 25 minutos que se cronometran corresponde a un pomodoro.

“La productividad nunca es un accidente. Siempre es el resultado de un compromiso con la excelencia, una planificación inteligente y un esfuerzo centrado”.

-Paul J. Meyer-

Pasos para aplicar la técnica pomodoro

Hay que seguir seis pasos muy sencillos para aplicar correctamente la técnica pomodoro:

  1. Decidir la tarea a realizar: estudiar una asignatura, hacer deberes, realizar un trabajo, etc.
  2. Activar el temporizador: cronometrar 25 minutos con un reloj, es decir, un pomodoro.
  3. Trabajar en la tarea: concentrarse en la realización de la tarea hasta que acaben los 25 minutos y suene el reloj, evitando, durante este tiempo, todas las posibles distracciones e interrupciones.
  4. Descansar: hacer una pausa breve de, aproximadamente, 5 minutos. Hay que aprovechar este descanso para intentar relajarse y desconectar completamente de la tarea en cuestión.
  5. Empezar otro pomodoro: volver a cronometrar 25 minutos en los que hay que trabajar en la tarea de forma intensiva, y descansar durante 5 minutos.
  6. Realizar una pausa larga: hacer un descanso de unos 15-30 minutos cuando se hayan completado cuatro pomodoros. Esto es equivalente a dos horas de trabajo.

Estos tiempos se pueden adaptar en función del nivel educativo, de las necesidades y de la etapa evolutiva en la que se encuentre el niño.

Niño haciendo las tareas escolares mediante la técnica pomodoro.

Beneficios de utilizar esta técnica para optimizar el tiempo de estudio

Como has podido comprobar, la técnica pomodoro es muy fácil de poner en práctica. Y, además, te aseguramos que resulta muy útil, tanto para niños como para jóvenes y adultos.

Los beneficios que aporta esta técnica son múltiples.  Por un lado, llevando a cabo pausas breves y frecuentes durante el estudio, se consigue:

  • Mejorar la concentración y la agilidad mental.
  • Aumentar la productividad.
  • Aumentar la motivación.
  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Reducir la tensión y la fatiga.
  • Controlar la frustración.

Por otro lado, se puede decir que, el hecho de dividir el tiempo en bloques permite optimizarlo y administrarlo mejor. Así que, ahora que conoces esta técnica, ¡es hora de enseñársela a tus hijos o alumnos para que puedan utilizarla y ser grandes estudiantes!

  • Cirillo, F. (2006). The pomodoro technique (the pomodoro). Agile Processes in Software Engineering and54(2).