Claves para mejorar la concentración de los niños

Óscar Dorado 24 mayo, 2018
Si observas que tu hijo se despista con facilidad, te recomendamos utilizar algunos consejos para mejorar su concentración. Muchos de ellos son sencillos y hasta le resultarán divertidos. Descúbrelos en el siguiente artículo.

En la actualidad, los más pequeños realizan muchas tareas a la vez y las distracciones incesantes afectan a su atención. Debido a esta dificultad para fijar su interés, hemos preparado una lista con claves para mejorar la concentración de los niños que estamos seguro que puede ser de gran ayuda.

Sin lugar a dudas, la razón principal por la que los niños se enfrentan a problemas de concentración es porque están conectados de forma diferente a los adultos. En este sentido, cuando la tarea que tienen entre manos no es divertida, se aburren y desvían su atención a algo más interesante.

La concentración es como un músculo que necesita ejercicio a diario. Es cierto que algunos niños nacen con más capacidad de concentración que otros, pero lo importante es que todos pueden fortalecer esta habilidad si llevan a cabo las estrategias adecuadas para mejorar la concentración de los niños.

Ciertamente, ayudar a los pequeños a mejorar la concentración les permitirá desarrollar una autodisciplina y un enfoque eficaz a una etapa temprana.

Por otro lado, tener una buena capacidad de concentración es algo que les ayudará a tener éxito a largo plazo, ya sea en la escuela secundaria, durante la etapa universitaria o a lo largo de su carrera profesional.

Claves para mejorar la concentración de los niños

Si deseas mejorar la concentración de los niños, estamos convencidos de que los siguientes consejos te ayudarán. ¡Toma nota!

1. Comer alimentos saludables e hidratarse correctamente

El primer consejo consiste en incluir alimentos saludables en su dieta, ya que estos tienen un vínculo directo con la concentración del pequeño. Una buena alimentación es importante, especialmente entre los niños en etapa de crecimiento; tiene un profundo efecto en los niveles de energía y las habilidades de concentración, así como en la salud y el peso corporal.

En ese sentido, debes asegurarte de que tu hijo coma de manera equilibrada e incluir alimentos de los cuatro principales grupos en su dieta; así, ayudarás a su función cerebral, lo que le permitirá concentrarse durante más tiempo.

Asimismo, beber agua también es muy importante para el cerebro. El motivo es que la deshidratación tiene un impacto claro en la concentración.

Algunos niños necesitan mejorar su concentración para obtener resultados positivos en la escuela.

2. Descansar de manera correcta

Innegablemente, los niños pueden concentrarse mejor después de un buen descanso nocturno. Además, las siestas y descansos adecuados refrescan la mente y aumentan la concentración.

Una siesta de aproximadamente veinte minutos, ya sea después de la escuela o por la tarde, es un truco ideal para aumentar la concentración de los pequeños. Asimismo, establecer un horario de cama designado desde una edad temprana ayuda a que entren en una rutina regular y cumplan los horarios de descanso designados.

“Las cosas empiezan a encajar con absoluta perfección cuando estamos concentrados en lo que queremos”
–Paulo Coelho–

3. Establecer objetivos a corto plazo

Como madre, es necesario que establezcas objetivos a corto plazo con el fin de mejorar la concentración de los niños. Te aconsejamos establecer un límite de tiempo para completar un objetivo. Por ejemplo, si están estudiando, puedes sugerirles que se aprendan una cierta cantidad de páginas en un intervalo de veinte minutos.

Asimismo, hay que tener en cuenta que aunque algunos niños prosperan con objetivos de tiempo a corto plazo, otros pueden sentirse presionados y ansiosos; en consecuencia, pierden el enfoque de concentración.

4. Dale tiempo a las distracciones

Debes dejar que el niño dedique tiempo a las distracciones. Es positivo que descargue su energía una vez que haya terminado las tareas; le ayudará a enfocarse mejor en la siguiente actividad.

La finalidad es que el niño esté lo más concentrado posible; por ello, es bueno que se entretenga y divierta previamente con actividades que susciten su interés. Eso sí,una vez se ponga de nuevo a trabajar, debe evitar algunas distracciones como la televisión, la música, entre otras.

 

Mejorar la concentración de los niños es posible y muy conveniente.

5. Hacer ejercicio

El último consejo es que el niño practique actividades deportivas. El ejercicio ayuda al cerebro a mantenerse oxigenado y en forma. Cualquier forma de entrenamiento aumenta su frecuencia cardíaca, lo que hace que la sangre fluya a su cerebro y mantenga así su memoria aguda.

Por lo menos 30 minutos al día son muy positivos para el pequeño. Ya sea correr, nadar, bailar o ir en bicicleta, todas son actividades que benefician la salud del cerebro, la cognición e incluso ayudan a agrandar el hipocampo; es decir, el catalizador para la memoria a largo plazo en el cerebro.

Como cualquier habilidad, la concentración puede mejorarse. El truco es ser consistente y poner en práctica algunas claves para mejorar la concentración de los niños. ¡Estamos convencidos que tu hijo obtendrá resultados positivos!

Te puede gustar