Sistema de cultivo hidropónico casero

Un sistema de cultivo hidropónico casero es la alternativa segura a plantas de consumo completamente naturales. Aprende a realizarlos y disfruta cuanto antes de sus beneficios.

Un sistema de cultivo hidropónico casero es un excelente método de cultivo de plantas en áreas urbanas. Tal como su nombre lo indica, es un cultivo en agua, o mejor conocido como sin tierra. Este requiere de nutrientes y un pequeño espacio para ser productivo y es ampliamente usado por restaurantes, tiendas, casas, entre otros.

¿Qué es la hidroponía casera?

La hidroponía casera es una práctica agrícola que permite la producción de plantas para consumo sin necesidad de usar el suelo. Su crecimiento es posible debido a que las raíces se desarrollan en un sustrato a base de arena o rocas. Además, a este se le incorpora una solución que contiene nutrientes a través del riego.

Es ideal para plantas que crecen en ambientes acuáticos, como la lechuga, los rábanos, el perejil, el cilantro y otra variedad de vegetales. Se puede llevar a cabo en una terraza, un patio, un balcón u otra zona urbana. Para la producción comercial, es posible emplear espacios de mayor tamaño, como galpones.

Cómo crear un sistema de cultivo hidropónico casero

Es posible crear tu propia huerta a través de un sistema de cultivo hidropónico casero y vigilar el crecimiento de las plantas. Se puede llevar a cabo en recipientes especiales que puedan contener los elementos esenciales para que las plantas puedan crecer.

El componente principal en estos casos es un correcto sistema de riego. Asimismo, puedes guiarte a través de los siguientes pasos:

1. Haz un semillero

Antes que nada, debes hacer un semillero con las plantas que deseas cultivar. Para ello, emplea una base de unicel o vasos desechables; colócalas en un lugar iluminado y vigila el riego.

La educación ambiental para niños les permite valorar y conocer la naturaleza.

2. Reúne todo lo que necesitarás

De acuerdo al número de plantas que vas a cultivar, organiza lo que vas a usar. Entre los utensilios principales, se encuentran:

  • Un recipiente, una bandeja o una pecera que tenga aproximadamente unos 25 cm de profundidad.
  • Una bomba de aire similar a las de las peceras para suministrar oxígeno al agua.
  • Nutrientes: puedes acudir a una casa especializada y obtener la solución nutritiva especial para este tipo de cultivo.
  • Sustrato: sirve de base para la planta y retiene los nutrientes que amerita el cultivo. Puede ser arena, rocas, agrolita y vermiculita, entre otros.
  • Una tabla de madera, tapones de goma, entre otras cosas.

Lo ideal es que el envase sea de color oscuro —o lo puedes pintar de negro— para resguardar las raíces de la luz solar. De lo contrario, también necesitarás bolsas oscuras para cubrirlos.

“El sistema de cultivo hidropónico casero se puede llevar a cabo en una terraza, un patio, un balcón u otra zona urbana. Para la producción comercial, es posible emplear espacios de mayor tamaño, como galpones”

3. Prepara tu sistema casero

Una vez que las plantas del semillero cuenten con una altura de unos 12 cm, puedes preparar tu sistema de cultivo hidropónico casero. Para ello, debes abrir un orificio en la base del contenedor elegido y colocar un tapón. La idea es que sirva de salida al agua en el momento del cambio.

Por otra parte, debes abrir huecos a lo largo de la tabla de madera con espacios iguales entre cada orificio. La cantidad de orificios dependerá de la extensión de la tabla y el número de plantas que deseas.

4. ¡Manos a la obra!

Al tener todo listo, puedes poner en acción tu sistema de cultivo hidropónico casero. Para lograrlo, retira las plantas del semillero y elimina el sustrato; ten presente cuidar minuciosamente la raíz.

Luego, introdúcelas en los orificios de la madera con atención de que la planta no se lastime y el tallo quede sobre el área de agua. Vigila que esta quede asegurada con el sustrato para que pueda nutrirse con la solución alimenticia presente en el agua.

Como último paso, enciende la bomba diariamente durante cierto espacio de tiempo para proveer oxígeno. Si haces esto, solo debes esperar su crecimiento.

El sistema de cultivo hidropónico casero representa una opción saludable y sencilla de hacer crecer plantas en el hogar.

Recomendaciones para un cultivo hidropónico casero exitoso

Los sistemas de cultivo hidropónico son excelentes alternativas agrícolas que cobran mayor importancia día tras día. Sin embargo, para que este sea exitoso, debes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evita que le den directamente los rayos solares. Es necesaria la iluminación, pero en reducidas cantidades.
  • Cambia el agua al menos cada 10 o 15 días y agrega la solución nutritiva especializada para tal fin.
  • Vigila el crecimiento de la planta para detectar anomalías a tiempo.

En conclusión, se estima que el sistema de cultivo hidropónico casero es la agricultura del futuro. Aprende a producir tus plantas y evita las comerciales con alto contenido de fertilizantes. Lo mejor de todo es un proyecto para hacer en familia, especialmente con los niños.

Categorías: ¿Qué hago en mi tiempo libre? Etiquetas:
Te puede gustar