Sexualidad y lactancia materna

Mervis Romero 4 julio, 2018
La combinación entre sexualidad y lactancia materna es un tema un poco olvidado, pero de gran importancia. Los cambios hormonales pueden provocar consecuencias físicas y emocionales que pueden afectar la vida de pareja. No obstante, con cariño y amor, pueden ser superados.

La llegada del bebé, sin dudas, causa gran placer y alegría al hogar, pues un nuevo integrante ilumina la vida de todos. Sin embargo, surge una serie de cuestiones ligadas a la sexualidad y lactancia materna. Durante el embarazo, los problemas de la intimidad son escasos; pero en ocasiones, durante la lactancia, los cambios hormonales acarrean serias consecuencias.

Sexualidad y lactancia materna: consecuencias hormonales

La lactancia materna viene determinada por la acción de las hormonas. Luego del parto, la succión del bebé para alimentarse estimula la producción de una hormona llamada prolactina.

Esta hormona influye en la producción de leche y frena la liberación de estrógenos y testosterona; por ende, ocurre una significativa reducción de la libido.

Además, el cuerpo, al encontrarse en esta situación, padece de sequedad vaginal, calor e irritación de forma similar a la menopausia. Sin embargo, los cambios en cada mujer son completamente diferentes, por lo cual conviene entender que son transitorios. Estos, por lo general, pueden durar de tres o cuatro meses para volver a la normalidad.

Consecuencias físicas de la lactancia materna

Otros aspectos que afectan la sexualidad y lactancia materna son los cambios físicos. Durante los primeros días de nacidos, los bebés suelen ser demandantes, lo que provoca un mayor cansancio y sueño. Sin dudas, esto influye en las relaciones sexuales, ya que no se encuentra el momento oportuno o este es interrumpido por el llanto del pequeño.

Por otra parte, en chicas que dieron a luz por parto vaginal, la episiotomía provoca relaciones sexuales dolorosas, que dificultan el placer. Para ello, se recomienda el inicio del coito con penetración, usando lubricación para combatir la sequedad. Además, deben prevalecer las caricias, los juegos y el cariño para sobrellevar la situación.

Efectos emocionales durante la lactancia

Otro factor que cobra importancia durante el posparto y que afecta a la sexualidad y lactancia materna son los efectos emocionales. Durante los primeros días e incluso semanas, la relación madre-bebé se incrementa considerablemente.

Esto es causado por las endorfinas, cuya producción excesiva crea un ambiente amoroso entre la madre y el niño. Por eso, toda la atención, el cariño y la ternura van dirigidos al bebé.

Este es un aspecto que se trata con comunicación franca, abrazos, cariño y muestras de amor, pero sin sexo. La mayoría de las veces, el hombre se siente rechazado y siente que su pareja ha cambiado.

Muchas parejas ven disminuida su vida sexual a causa de la combinación sexualidad y lactancia materna.

¿Cómo es el sexo durante la lactancia?

Retomar de forma gradual la vida sexual de la pareja puede llegar a tornarse un poco incómodo. En primer lugar, por los malestares físicos propios del postparto y la acción de las hormonas.

También por las frecuentes pérdidas de leche que se pueden experimentar durante el coito, producto de la oxitocina que se activa con la excitación sexual. Sin embargo, son aspectos que se pueden pasar por alto para garantizar el disfrute del momento.

“La prolactina influye en la producción de leche y frena la liberación de estrógenos y testosterona; por ende, ocurre una significativa reducción de la libido”

¿Es posible sentir placer al amamantar?

Sí, esto es posible; se han dado casos de chicas que han llegado al orgasmo. Esto ha desconcertado a algunas mujeres, quienes incluso han pasado por sentimientos de culpa.

No obstante, estas circunstancias son dadas por la acción de las hormonas, y no es nada malo. Se debe a que durante este proceso, se libera oxitocina, la misma hormona que contrae el útero y se produce durante el estímulo sexual.

La sexualidad y lactancia materna pueden generar cierta pérdida de apetito sexual en la pareja.

Consejos para una correcta sexualidad y lactancia materna

Tener relaciones sexuales durante la lactancia puede causarte incomodidad e inseguridad. Sin embargo, es posible disfrutar plenamente el momento con las siguientes recomendaciones:

  • Intenta mantenerte tranquila y con una mentalidad abierta; elije momentos donde estés relajada.
  • Para sentirte segura, utiliza un método anticonceptivo permitido durante la lactancia.
  • Comunicarte con tu pareja es la clave. Coméntale lo que deseas hacer y los límites que quieres establecer mientras se normaliza tu estado físico, entre otros aspectos.
  • No calles ni soportes incomodidad o dolor; la intimidad es para ser disfrutada por ambos.
  • No te sientas culpable por las pérdidas de leche, considéralo un proceso natural temporal.
  • Tómate tu tiempo y dile a tu pareja que te apoye. Esto te permitirá estar relajada y disfrutar de los encuentros hasta llegar a la normalidad completamente.

En resumen, la sexualidad y lactancia materna no debe ser una combinación que te impida disfrutar la vida de pareja. Solo recuerden comunicarse y apoyarse en estos momentos en los que las hormonas pueden jugar una mala pasada.

Te puede gustar