Sentido del humor en primaria

4 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
Tener un buen humor es importante por los beneficios que tiene a nivel de nuestra salud y bienestar. En este artículo, compartiremos cómo trabajar el sentido del humor con niños de primaria.

Trabajar conscientemente, desarrollar y fomentar el sentido del humor en primaria tiene una finalidad tanto pedagógica como lúdica, y ambas ayudan en el desarrollo y formación integral de los niños.

¿Qué significa el sentido del humor?

El humor es una disposición del ánimo que se manifiesta exteriormente. El buen humor, entonces, es cuando esa disposición es buena y se expresa como un estado de alegría.

Tener sentido del humor implica ser capaz de enfrentar las distintas situaciones cotidianas, laborales, de ocio, burocráticas, e incluso las más difíciles o problemáticas, de buen humor o con buen humor.

El sentido del humor nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea y nos hace ver la realidad desde distintos puntos de vista. Lo cual nos ofrece distintas perspectivas para interpretar esa realidad.

Beneficios del buen humor en nuestra salud

En la actualidad, tanto psicólogos como sociólogos y psiquiatras sostienen que el buen humor tiene efectos muy positivos en las personas, ayudando a mejorar y conservar su salud. Esto es posible porque un buen humor influye positivamente en nuestro sistema inmunológico, permitiendo que nuestro cerebro libere endorfinas.Padres jugando con sus hijos para incrementar su sentido del humor.

Las endorfinas son las denominadas hormonas de la felicidad, encargadas de producir sensaciones de bienestar y atenuar el dolor. Cuando nos reímos y cuando estamos felices con actitud positiva, el cerebro las provoca de forma natural, haciéndonos sentir bien.

Además, el buen humor y la risa ayudan a reducir el estrés, a disminuir la presión arterial elevada, a proteger el corazón. Reír mucho es contagioso, rejuvenece, relaja, y permite ser uno mismo expresándonos con más libertad.

La función del humor en la educación

Desarrollar estrategias de intervención educativa basadas en el trabajo del o con el sentido humor puede serle muy útil a los educadores para conseguir objetivos relacionados con los procesos de enseñanza aprendizaje.

Es importante reconocer la significatividad que tiene el humor empleado como recurso pedagógico y didáctico, ya que este permite enriquecer y estimular los procesos de enseñanza y aprendizaje, introduciendo variables más creativas en la transmisión de la información y el conocimiento.

Con lo cual, retomando lo desarrollado por Fernández Solis (2003), la función primera que el humor aporta al ámbito educativo es la función pedagógica, en tanto mejora los procesos de enseñanza aprendizaje. Pero tiene otras funciones relevantes tales como:

  • Motivadora, despertando entusiasmo e interés.
  • De unión y distensión del grupo, acercando a las personas, deshinibiéndolas y librando tensiones.
  • Creativa, estimulando el desarrollo del pensamiento divergente y las ideas innovadoras.
  • Transformadora y terapéutica, de situaciones complicadas, difíciles y tensas.
  • Intelectual, ayudando a activar componentes cognitivos y racionales.
  • Psicológica, mejorando la autoestima, la autoaceptación y la confianza y seguridad en uno mismo.
  • Comunicativa, mejorando los canales comunicativos y las relaciones interpersonales.
  • Lúdica, generando ambientes de diversión, distracción, alegría y armonía.

Sentido del humor en primaria

Si bien es importante trabajar el sentido del humor cotidianamente, en todas las edades y tanto en ámbitos formales de educación como no formales, cuando se trata de niños es aún más importante. La etapa de primaria y  la edad comprendida entre los 6 y los 12 años es ideal para trabajar el sentido del humor.

Los niños deben aprender a reconocer y a interiorizar la sensación de bienestar que provoca la risa y el pasarlo bien, y crecer educados siendo conscientes de que una actitud positiva frente a la vida será siempre la mejor estrategia para avanzar y para solucionar problemas.Niños aprendiendo sentido del humor en clase.

Nos sobran motivos para tomarnos la vida con un poco de buen humor.

Actividades para trabajar el sentido del humor en primaria

A continuación, os dejamos dos propuestas de actividades para trabajar con el sentido del humor en primaria.

Nos dibujamos a nosotros mismos

De forma individual, cada alumno deberá dibujar una caricatura de él mismo. En ella deberán destacar aquellas partes de su cuerpo que son más llamativas o que les gustan poco.

El objetivo de la actividad es que los niños puedan reírse de sus propios dibujos y, en definitiva, de ellos mismos, comprobando, así, que todos tenemos partes de nuestro cuerpo con las que no estamos muy conformes, pero que, en ocasiones, nos hacen reír mucho a todos.

Lo vendo todo

Cada alumno deberá escoger un elemento u objeto que deberá intentar vender al resto sus compañeros. El objetivo de la actividad es que los alumnos improvisen argumentos para convencer a sus compradores de todos los beneficios de su producto, por más disparatadas e irreales que puedan parecer las explicaciones y los motivos.

Al finalizar la actividad, los alumnos elegirán entre todos quién fue el vendedor más original y convincente, pero sobre todo, el más gracioso.