10 ideas para hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo

Lorena González · 18 abril, 2018
¿Estás pensando en hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo? Presta atención a estas ideas y recomendaciones para tener más alternativas y elegir la que más te agrade.

Cuando llega un hijo a nuestras vidas, esto se convierte en una experiencia mágica e imborrable.

Los más pequeños de la casa dejan una marca en el alma y en nuestro interior; ¿por qué no llevarlos también en nuestra piel? Esta es una costumbre que se ha puesto de moda. Por eso, si decides hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo, aquí te dejamos algunos consejos.

Muchos famosos toman este arte como forma de expresión; algunos lo demuestran con buenas ideas, pero otros no tanto. Sin embargo, el fin es el mismo. Queremos mostrar con orgullo el nombre de quien llegó a nuestras vidas para perpetuarlo en el tiempo. La mejor manera, entonces, es hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo.

Recomendaciones para hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo

Al momento de hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo, hay algunas cosas que debes saber. Primero de todo, tienes que conocer y tener sumo cuidado para elegir al artista que trabajará sobre tu piel. Debe ser un profesional calificado y certificado por los entes de salud.

Recuerda que un tatuaje con el nombre de tu hijo es para toda la vida, a pesar de dejarnos llevar por la ilusión y la emoción. Entonces… medita y luego decide.

Analiza el arte que vas a querer. Después de que haya la primera marca de tinta, ya no hay vuelta atrás. También asesórate sobre el cuidado y los tratamientos para después de tatuado.

Aquí van las ideas

Te ofrecemos diez alternativas entre las que puedes escoger si has decidido realizarte un tatuaje con el nombre de tu hijo.

1.- Tatuaje de sus huellas

Por cuestiones de seguridad, en algunos hospitales, cuando el niño nace marcan las huellas de sus pies en una hoja de registro con tinta. Esta es una excelente idea, y más aún si en tu familia ya hay otros hijos; puedes jugar con esa opción.

2.- Con una familia numerosa

Si tu familia es bastante numerosa y deseas llevar el nombre de todos tus hijos, puedes tatuarte el árbol genealógico incluyendo a todos. También puedes incluir los nombres de algunos familiares muy queridos.

Decidir hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo te impulsará a pelear por él siempre.

3.- Para los más religiosos

Es posible tomar los nombres de los hijos y hacer una cruz con ellos. Este tatuaje se ve muy bien en alguno de los brazos. Otra forma de marcar la piel con tinta para evocar el nombre de los hijos es incluir su nombre y fecha de nacimiento acompañado de algún detalle y el patrón o santo de ese día.

4.- Para los hijos deportistas

Si tu hijo es una estrella del deporte o es muy fanático de algún equipo, puedes tatuar su nombre junto a un símbolo que represente el deporte, el equipo o la posición en la que juega, por ejemplo.

Además, puedes hacerlo en forma de brazalete. Tatuar el nombre de tu hijo alrededor de tu muñeca, como si fuera un brazalete, es una forma de mantenerlo siempre a la vista.

5.- Un tatuaje de su puño y letra

Otra idea muy bonita es llevar el nombre de tus hijos, pero escrito por ellos mismos. Podemos utilizar la hoja donde lo han escrito o un dibujo especial que nos hayan regalado y esté firmado. Entonces, el artista que haga el tatuaje podrá fijarse para dejar un recuerdo para la posteridad.

“Tienes que conocer y tener sumo cuidado para elegir al artista que trabajará sobre tu piel. Debe ser un profesional calificado y certificado por los entes de salud”

6.- Inmortalizar la hora de nacimiento

Utilizar un gran reloj con agujas que marcan la hora del nacimiento al lado de su nombre es una idea genial. También puedes idear una forma de que se puedan añadir otros nombres a medida que vaya creciendo la familia.

7.- Tatuaje emparejado

Una forma de compartir la alegría de la llegada al mundo del nuevo miembro de la familia es realizarse el tatuaje en pareja. Queda muy bonito en los antebrazos de cada uno, donde el nombre se vea completo al unir los antebrazos. Es una forma más de estar unidos.

9.- Para los fortachones

Para quienes hacen ejercicio, la idea de hacer el nombre del pequeño en el brazo musculoso los hará verse como padres tiernos y orgullosos. Lo importante de todo esto es que se sientan cómodos y sepan llevar el arte. Los niños son la alegría del hogar; si su presencia está tatuada en la piel, los llevaréis siempre con vosotros.

Los tatuajes son una forma de plasmar en nuestra piel aquello que tenemos en el corazón.

10.- Tatuarse el rostro del niño

Si sientes gusto por los tatuajes de rostros, esta es una maravillosa idea. Puedes utilizar varias partes de tu cuerpo. Un lugar visible puede ser el pecho, en el caso de los hombres, o las piernas, pero si quieres mostrarlo solo en ocasiones, utiliza la parte alta de la espalda. O para un toque más especial, tatúalo cerca del corazón.

Hacerte un tatuaje con el nombre de tu hijo será un gesto que él valorará mucho cuando crezca. Es más, hasta podría retribuírtelo haciéndose el tuyo. Lo importante, más allá del arte y los dibujos, es que la conexión única entre vosotros permanezca imborrable para toda la vida.