Quedar embarazada a los 20: qué debes saber

¿Estás pensando en buscar un bebé pero crees que eres demasiado joven para hacerlo? Tal vez te equivoques. A continuación te contamos los pros y contras.
Quedar embarazada a los 20: qué debes saber
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 29 octubre, 2021.

Última actualización: 29 octubre, 2021

La naturaleza es sabia, pero en cuestiones de planificación familiar esto es bastante controvertido. Pues, si bien tu cuerpo se encuentra en óptimas condiciones para quedar embarazada a los 20, tu mente y tus deseos pueden no estar en sintonía con esto.

Como en casi cualquier aspecto de la vida, la maternidad a los 20 tiene sus pros y sus contras. Lo más importante es que estés bien informada y elegir a conciencia el mejor camino para ti misma.

Así que si estás viviendo esta década hermosa, que va de los 20 a los 30 años, ¡no dejes de leer este artículo!

Nunca es el momento ideal para quedar embarazada

Tal vez te parezca una frase un tanto pesimista, pero cuando planifiques tu maternidad por primera vez te darás cuenta de que no exageramos. De hecho, no está mal aceptar que no existen los escenarios ideales y que los reales, aunque imperfectos, pueden ser aún mejores.

Cuando se despierta el instinto maternal cientos de cuestiones revolotean alrededor de nuestra cabeza: cómo, cuándo, dónde y con quién. Y aunque nos ataque la ansiedad por tomar una decisión, es importante detenerse a analizar cada una de ellas.

La maternidad es hermosa, pero cambia bastante la vida de una mujer. Según las circunstancias, esto puede ser más o menos positivo, más o menos sencillo… pero de una u otra forma, implica un nuevo capítulo en su vida.

Por eso, si estás en tus 20 y tienes ganas de ser mamá, es importante que tengas en cuenta todos los aspectos que te mencionaremos a continuación.

pareja joven feliz juega con bebe en sala living casa

Ventajas y desventajas de quedar embarazada a los 20

A pesar de lo que opinen los de afuera, la decisión de llevar adelante un embarazo es de los progenitores. En este sentido, pueden buscar con tu pareja un consejo, alguna información en internet o la experiencia de los padres del entorno. Aun así, la decisión final está en vuestras manos.

Lo bueno de ser madre a los 20

A pesar de las tendencias sociales de las últimas décadas, para la biología la década entre los 20 y los 30 representa el mejor momento para concebir y para gestar a un bebé.

Tu fertilidad es óptima a esta edad y salvo excepciones, la mayoría de las mujeres menores de 25 años se embarazan dentro del primer año de búsqueda. De hecho, la tasa de fecundidad comienza a decaer luego de los 30 y alcanza valores muy bajos antes de cumplir los 40.

Por otro lado, a medida que avanza la edad de la madre aumenta también el riesgo de sufrir abortos. En términos estadísticos, si el embarazo ocurre después de los 40 años, la probabilidad de perderlo es 5 veces más alta que a los 20 años. 

Otra cuestión a considerar es que con el paso del tiempo el riesgo de sufrir complicaciones obstétricas se incrementa y lo mismo sucede con ciertas patologías genéticas del bebé.

Este fenómeno está íntimamente relacionado a la calidad y a la cantidad de los ovocitos, las cuales decrecen con el tiempo. Pero además de la edad, existen otros factores que predisponen al envejecimiento celular, como el consumo de tabaco y de alcohol y la obesidad.

Finalmente, a los 20 tienes un buen nivel de tolerancia al cansancio y cuentas con más energía para criar a un niño que de más grande.

La contra de ser madre a los 20

En la última década se ha notado una postergación de la maternidad en varias partes del mundo. De hecho, lo más común en Europa es que una mujer dé a luz a su primer hijo más cerca de los 30 que de los 20. Pero esto no es una moda caprichosa, sino que tiene una explicación bastante lógica.

La generación de los centennials tiene muy poco en común con las de nuestras madres y abuelas. Los jóvenes de hoy se autoproclaman como la “generación innovadora y al parecer, tienen mucho por hacer antes de procrear.

Según una encuesta realizada en el Reino Unido en el año 2006, las jóvenes británicas habían decidido posponer la maternidad por diversos motivos:

  • Cuestiones financieras: cuentan con trabajos poco rentables, deudas universitarias, no tienen la posibilidad de valerse por sí mismas y viven en casa de sus padres.
  • Carreras profesionales: debido al aumento en la expectativa de vida, las jóvenes de hoy dedican más tiempo a desarrollarse y establecerse profesionalmente. De hecho, esto les permite acceder a mejores puestos de trabajo y superar el ingreso con respecto a sus pares no profesionales.
  • Ausencia de pareja estable: si bien esto no se percibe como algo negativo, la mayoría de las encuestadas coincidió en el deseo de establecerse con un compañero o compañera antes de encarar el camino de la maternidad.

Algunas consideraciones finales

Además de todo lo analizado, lo cierto es que quedar embarazada a los 20 limita muchas de las vivencias que algunas mujeres desean experimentar en esta etapa. Y si bien la maternidad es una parte hermosa de la vida, merece ser vivida cuando realmente se desea hacerlo.

Te podría interesar...
7 beneficios de casarse joven
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 beneficios de casarse joven

En épocas pasadas, era muy común que las parejas se unieran a muy temprana edad en matrimonio. En la actualidad, eso ha cambiado mucho debido a que...