¿Qué le enseñan las películas animadas a tus hijos?

Adrianazul 3 marzo, 2017

Las películas animadas son una alternativa de enseñanza. Además de ser divertidas y súper coloridas, elementos con los que infaliblemente captan la atención de los niños, tienen la ventaja de que les hablan en su mismo idioma. Estos atributos sirven para que tus hijos aprendan importantes valores como la solidaridad, la amistad y la importancia de cultivar el amor en familia.

El cine y la televisión definitivamente son una alternativa para enseñarle conceptos, normas y maneras de proceder a tus hijos. A través de sus héroes favoritos pueden aprender ciertas actitudes, aunque sin duda resulta indispensable que los acompañes a verlas, pues siempre es necesaria tu función reguladora. Recuerda que las películas animadas tienen mucha información y a veces tus hijos no tienen la madurez necesaria para asimilarla en su totalidad.

Sin embargo, son más los aspectos positivos que negativos que puedes aprovechar de las películas animadas como herramienta para inculcarles valores. Uno de los elementos clave de este tipo de películas es que la mayoría se centra en mostrar y desarrollar sentimientos, lo cual es muy positivo para alimentar  su inteligencia emocional.

1431954675_608482_1431963922_noticia_fotograma

Las películas animadas ayudan a tus hijos a conocer sus emociones

Es casi seguro que tus hijos se sentirán tristes cuando el protagonista se encuentre herido y también es normal que se sientan felices cuando atrapen al villano. Y está bien que esto ocurra, nos pasa a todos y se llama empatía.

Este tipo de obras que invitan a los niños a sentir y a identificar lo que sienten, y mientras más conocimiento y dominio tengan sobre ellas, se apropiarán de más herramientas para resolver problemas y desarrollarse de manera equilibrada. Trata de mirar el rostro de tus hijos cuando están mirando alguna película animada y te darás cuenta de cómo sonríen o se asustan al ver lo que sucede en la trama, esto ocurre gracias a la exageración de los rasgos de los personajes, quienes ayudan al niño a reforzar sus sentimientos.

A través de sus personajes e historias, las películas animadas muestran valores como la importancia del respeto mutuo, la honestidad, la amistad, la solidaridad y de aceptar a quienes son diferentes de nosotros. Cada vez más este tipo de obras trabaja conceptos complejos como la pérdida, la esperanza, el positivismo y la convivencia.

Además, ver películas animadas en familia te abre la oportunidad de hablar con tus hijos de manera abierta, ya que compartir la historia fomenta el intercambio de ideas y sentimientos que esta nos generó. Además, algunas de las escenas pueden servirte de ejemplo para cuando quieras solventar o explicar algo en casa.

Vean películas en familia

Disfrutar de buen cine potencia la creatividad de los niños

En líneas generales las películas animadas hacen una representación de los intereses, necesidades y circunstancias que existen en nuestra sociedad. Es cierto que muchas de estos filmes están llenos de grandes dosis de ficción, de muchos elementos imaginativos, pero dejando eso de lado, la mayoría de estas obras también están cargadas de datos históricos, de aspectos que apelan a la moral y de humor.

Alimentar la imaginación y la fantasía son dos funciones básicas de este tipo de filmes, las cuales también colaboran de manera activa en el desarrollo de aptitudes personales y sociales, porque ayudan a los niños a reflexionar sobre el mundo que le rodea. Este tipo de películas también le abre la posibilidad de que los niños reflexionen sobre su carácter, porque generalmente suelen identificarse con alguno de los personajes, sobre todo con el protagonista.

Todo este aprendizaje es digerido por el niño de manera sencilla, ya que recibe información por medio de un discurso lúdico y agradable. Aparte de enseñar valores de manera indirecta, las películas animadas favorecen la imaginación creadora de los niños y fortalecen aspectos como el aprendizaje de colores y el desarrollo del lenguaje.

Sí, una película también puede ayudar a tus hijos a desarrollar su lenguaje. Lo hace a través de las canciones y las frases que repiten sus personajes. De hecho, hay estudios que comprueban que mientras tus hijos están contemplando la pantalla, reciben enseñanzas relacionadas con la estructura y composición lingüística de su lengua: nuevo vocabulario, formación de frases y expresiones típicas.

Así como también existen películas que muestran contravalores, hay algunas que hacen que los niños se sientan tan identificados con cierto personaje que acaban siendo presa de estrategias de marketing. Trata de ayudar a tus hijos en ese aspecto y a controlar la afición que sientan sobre algo. No está mal que se sientan atraídos por un personaje en particular, pero en ese aspecto también es necesario el equilibrio.

Te puede gustar