¿Qué hacer si mi hijo no quiere seguir estudiando?

Lorena González · 3 diciembre, 2018
¿Tu hijo no quiere estudiar? Quizá debas poner en práctica algunos consejos como escuchar para encontrar una solución, no reñirle y ayudarlo a encontrar su camino

Mi hijo no quiere seguir estudiando, ¿qué hago? Es una pregunta habitual, y es que con los hijos no todo es de color de rosa. Hay momentos que pueden ser un trago amargo a medida que crecen. A muchos no les gusta estudiar y eso puede deberse a varios factores. Podría ser por la presión que vive en casa, que sea acosado por sus compañeros de clase o sencillamente que este pasando por un momento de rebeldía y por tanto no quiera estudiar más. ¿Quieres saber qué hacer en caso de que esto ocurra? Sigue leyendo.

mi hijo no quiere seguir estudianto

Además de los factores mencionados, los malos consejos y hábitos que se ven en la televisión también pueden influir, como los alardeos de aquellos que afirman que estudiar no sirve de nada porque ellos tienen éxito sin haberlo hecho.

Ahí es cuando los padres deben esforzarse por ver cuál es el motivo que les hace no querer estudiar más. Deben tratar de conocer qué piensa y qué lo motivó a querer tomar tal decisión. Y con la posible respuesta que den, ofrecer la ayuda necesaria.Por supuesto, no es nada fácil comunicarse con un hijo si está atravesando una época de rebeldía como puede ser la adolescencia o preadolescencia, por lo que tendrás que colmarte de paciencia.

Ver: ¿Cómo enseñar a un niño a estudiar solo?

Algunos consejos para ayudarlo

Escucha atentamente

Mantén la calma. Trata de cultivar la habilidad de escuchar a tu hijo. No te desanimes si él no quiere charlar y tampoco te desesperes, te enfades o tengas miedo. Cuando quiera desahogarse, es importante que no lo interrumpas ni lo corrijas, ya que estarías poniendo una barrera entre los dos. Cuando tu hijo o hija vea que eres una persona comprensiva, seguro que estará dispuesto a resolver juntos los problemas que tenga.

Permite que realice otras actividades

Los hijos, tanto niños como adolescentes, necesitan tener ocio. Si estos ven que se les está privando sin motivo alguno de realizar actividades como escuchar música, hacer deportes, jugar o bailar y solo les importa que estudien y les vaya bien en su escuela, seguro ya no querrán hacerlo para intentar darles una lección.

Por eso, en vez de tener o demostrar esa actitud, trata de darles tiempo y espacio para que ejecuten dichas actividades, dales tu tiempo y comparte momentos de ocio ellos, fuera de la rutina. Esto ayudará a sus hijos a ver que todo debe tener un equilibrio en la vida.

Ver: ¿Obligar a los niños a estudiar es un error o lo mejor para su futuro?

Sé comprensiva

Es importante que no seas permisiva y le corrijas cuando sea necesario. Sin embargo, tampoco debes ser muy áspera, porque si eres flexible seguramente te ganarás la confianza de tu hijo. Esto logrará que te cuente todo lo que pasa en su vida y tendrá la confianza para hablarte sobre cualquier asunto. Lo que, a su vez, dará la oportunidad de dar una solución en conjunto.

Muchos niños cuando se enfadan optan por no hablar.

Ayúdalo a ver su futuro

Analizad juntos las consecuencias de querer tomar esa decisión, ayúdale a ver desde un punto de vista equilibrado esa situación, muéstrale los contras. Aprovecha y pregunta sobre sus metas, qué quiere hacer cuando se independice, de qué quiere trabajar… Esa información puede ayudarle a ver qué debe hacer desde ese momento para obtener lo que quiere. Tal vez investigar a qué cosas se puede dedicar en el futuro lo anime a seguir con sus estudios.

Por eso, muestra a tus hijos que para poder llegar a ser alguien grande y reconocido por todo el mundo, (quizás como alguna de las personas que admiran) se debe esforzar por trabajar más fuerte, superarse, muéstrale la realidad de las cosas.