¿Qué es el trastorno afectivo emocional y cuáles son sus síntomas?

Mervis Romero · 18 marzo, 2019
El trastorno afectivo emocional es un tipo de depresión que afecta a algunas personas durante una época específica del año, generalmente en invierno.

Existen distintos tipos de depresión que afectan tanto a niños como a adolescentes y adultos. Uno de ellos es el Trastorno afectivo emocional o TAE (por sus siglas). Ahora bien, ¿en qué consiste este desorden y cuáles son las causas para que alguien lo padezca? Además, ¿qué tratamientos son más eficaces para disminuir tal enfermedad? En este post verás las respuestas a todo esto y mucho más.

¿En qué consiste el trastorno afectivo emocional?

Se trata de un tipo de depresión que afecta a algunas personas haciendo que se sientan muy desanimadas. Incluso las actividades que le suelen gustar ya no le satisfacen. Pero esto ocurre solo en una época específica del año. Es por eso que también se le conoce como trastorno afectivo estacional.

Las personas con dicho desánimo sufren los mismos síntomas de la depresión. No obstante, solo aparece en tiempos de invierno y suele desaparecer con la llegada de la primavera y el verano.

Síntomas del trastorno afectivo estacional

Los indicios de que tú o algún familiar cercano, como tu pareja o hijos, padecen de TAE se resumen a continuación:

Poca energía

La poca o casi nula energía que tienes hace que no te apetezca realizar ninguna actividad. Es por esto que tal vez tengas sueño todo el día y sientas cansancio, a pesar de no haber hecho absolutamente nada.

Se vuelven muy sensibles

A veces resulta un poco difícil entender a una persona con trastorno afectivo emocional, pues su ánimo no es estable. Se sienten desalentados y sin esperanzas, piensan que no le importan a nadie. Además, se irritan con facilidad. Si alguien les dice o hace algo, aunque sea tonto, se enojan.

Desorden alimenticio

Otro de los síntomas que experimentarás si sufres esta enfermedad es un desorden alimentario. Bien sea la ansiedad que te provoque comer más de la cuenta, pues pienses que así obtendrás más energía o, por el contrario, que la tristeza no te estimule las ganas de comer.Uno de los síntomas del trastorno afectivo emocional es el querer estar solo.

Falta de interés por actividades que antes disfrutabas

Una actividad que te encanta y que practicas con total normalidad, durante esta época del año ya no te apetece. Para ti ya no es lo mismo y no te satisface como antes. Además, te sientes, en cierta medida, culpable, aunque no entiendas el porqué. No obstante, al pasar la temporada invernal ya vuelves a apreciar eso que tanto te gusta.

Aislamiento de la sociedad

Es probable que ya no tengas ánimo de salir a pasear, ni siquiera cuando tus queridos amigos te invitan. Y es que este trastorno hace que quieras estar solo, pues piensas que nadie quiere estar contigo y que no puedes hacer feliz a nadie. Al mismo tiempo, el encierro te causa frustración ya que, al estar en casa, no se logra nada productivo.

Falta de concentración

Tu trabajo también puede verse afectado. En el caso de que tu hijo sea quien lo padezca, su rendimiento escolar disminuirá. La poca motivación hará que cueste más levantarse de la cama, por lo que llegarás tarde a tus compromisos o quizás ni siquiera asistas. Además, en el caso de que sí consigas levantarte y hagas todo tu esfuerzo por asistir, te costará mucho mantener la concentración.

¿Por qué algunas personas sufren del TAE?

Se ha dicho que la causa principal del trastorno afectivo emocional es la oscuridad y la falta de luz solar, pues sus síntomas aparecen precisamente con la llegada del invierno, donde los días son más cortos. Sin embargo, ¿por qué solo una pequeña parte de la población de zonas frías lo padece? La respuesta a esta pregunta aún no está clara.

No obstante, más allá del clima, en nuestro cerebro se encuentran dos hormonas, llamadas serotonina y melatonina. Dichas hormonas, se encargan de normalizar el ciclo del sueño, el estado de ánimo y la energía. Si no están funcionando bien, ocasionarán todo el descontrol antes mencionado.Trastorno afectivo emocional.

Tratamiento

Lo más importante es que sigas el tratamiento de un profesional. Además, se ha comprobado que, cuando alguien viaja a un sitio donde hay más irradiación solar, los síntomas desaparecen. Así que, anímate a pasar más tiempo recibiendo luz natural. Para esto puedes realizar una caminata diaria.

En el caso de que esto te resulte muy difícil por tu horario, puedes también recibir terapia con un panel de luz: lo colocas en una mesa, te sientas y lo miras de reojo alrededor de 45 minutos diarios. Esto debes hacerlo bajo vigilancia médica.

Para finalizar, si tú o algún familiar está presentando todos los síntomas aquí mencionados, es recomendable que acuda al médico, ya que podría estar sufriendo del trastorno afectivo emocional.