¿Qué debe tener un kit de lactancia?

Amanda · 9 junio, 2017

La leche materna es recomendada como alimento exclusivo del bebé durante sus primeros seis meses de vida. Sin embargo, es mamá quien decide si amamantar o no. Si fuera el caso y decidiste dar pecho, te contamos lo que debe tener tu kit de lactancia.

Cuando somos madres por primera vez, es normal que incurramos en errores a la hora de abastecernos. Quizá compremos cosas que no son necesarias o que resulten no ser lo que esperábamos. No obstante, en algunos casos somos totalmente libres de equivocarnos o llevar la maternidad a nuestra manera.

Si bien en cierto que para dar pecho a nuestro bebé lo único indispensable es la madre y el hijo, no está de más buscar mayor comodidad. De igual manera, no siempre resulta tan sencillo tomar al bebé y alimentarlo. Al mismo tiempo, debemos reconocer que esta tarea tan hermosa llega a volverse rutinaria, excesiva y agotadora.

¿Cómo organizar nuestro kit de lactancia?

La comodidad a la hora de amamantar es muy importante. Aunque sabemos que alimentarlo es necesario sea cual fuere el caso, no está de más conseguir el mejor espacio. Como sabemos, no siempre estaremos en casa con todas las condiciones para dar pecho, por eso es conveniente contar con un equipo para hacerlo fuera de esta.

De igual manera, en algunos casos será necesario dejar al bebé por algunas horas, por lo cual necesitaremos extraer la leche y conservarla. Para ello es conveniente tener en casa los instrumentos que garanticen satisfacer dicha necesidad.

Algunos de los objetos que presentaremos a continuación son accesorios. Es decir, no son indispensables para realizar este maravilloso acto. Sin embargo, si podemos pagarlo y lo queremos en nuestro equipamiento de mamá, siempre será divertido tenerlo.

Prendas de lactancia

No toda la ropa que tenemos puede adaptarse a la etapa de la lactancia. Por esta razón, es preciso que algunas de las prendas que tengamos a disposición sean adecuadas. Para ello se han diseñado camisetas que faciliten este proceso. Aquellas de escote en pico o con botones al frente son ideales y no deben faltar en nuestro kit de lactancia.

Algunas prendas de este tipo, cuentan con hermosos diseños, por lo cual a veces ni siquiera parecen de lactancia. Estas son perfectas cuando tenemos que amamantar en la calle, porque podemos usarlas para salir sin perder el estilo. También hay opciones diversas, como vestidos con doble capa, camisones, top y jersey.

Además de las camisetas y diferentes modelos de ropa, es indispensable el sujetador. Durante la etapa de lactancia, nuestros senos aumentan su tamaño y peso, por lo tanto el sujetador debe ser adecuado. Además, desabrocharlo puede ser más complicado, por eso, estos tienen un mecanismo que no nos deja desnudas para dar pecho.

Accesorios de lactancia

  • Sacaleches. Es un instrumento que quizá no nos parezca necesario, pero puede ser de mucha utilidad. Al principio, cuando apenas nos estamos acostumbrando a dar pecho, la glándula mamaria necesita ser estimulada. El sacaleches es conveniente cuando queremos regular la toma del bebé y para dejar algún suministro cuando dejemos al bebé con otra persona.
  • Protectores de pezones. Son unos sombreritos de silicona que cubren el pezón, pero tienen un orificio para que el bebé pueda extraer la leche. Son muy útiles para no lastimar el pezón o cuando ya está agrietado.
  • Cojín de lactancia. Los cojines son importantes para lograr y mantener una postura adecuada del bebé. Permiten la comodidad y sujeción del pequeño, al tiempo que favorece el reposo del codo de mamá. Estos sustituyen el uso de almohadas que no producen el mismo efecto.
  • Cuando no estamos alimentando al bebé, igual podemos sufrir ciertos derrames de leche. Este excedente puede mojar nuestra ropa y causar incomodidades. Los cubrepezones son unas almohadillas absorbentes que se colocan dentro del sujetador. Es importante que sean impermeables, para evitar la aparición de micosis por la maceración.