¿Qué cubre un seguro escolar?

6 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
La contratación de un seguro escolar no es obligatoria en el sistema educativo español, pero ofrece muchas coberturas que aportarán seguridad a los padres. Muchos centros escolares facilitan esta contratación.

El seguro escolar es obligatorio desde el año 1953 en todas las instituciones educativas de España. Asimismo, existen otras prestaciones complementarias que se suman para beneficio de estudiantes y edificios. El conocimiento de su póliza de seguros es un aspecto muy importante al momento de elegir un centro de enseñanza.

El seguro escolar exigido por Ley tiene cobertura en todos los alumnos desde 3° de la ESO hasta universitarios con un máximo de 28 años. Forma parte de la Seguridad Social y, en muchas ocasiones, las escuelas prefieren contratar otros beneficios alternativos. La idea de una contratación paralela es generar una cobertura más amplia en las instalaciones.

Alcance del seguro escolar obligatorio

Los riesgos que tienen cobertura tienen relación directa con los alumnos:

Enfermedad

La prestación se ofrece en casos de enfermedad que contraigan los estudiantes durante su proceso de aprendizaje. El seguro incluye la asistencia médica, traslado y hospitalización, en caso de ser necesaria. También son parte los gastos de farmacia, medicina preventiva y gastos de funeraria cuando se da una defunción.¿Qué cubre un seguro escolar?

Accidentes

Se asiste al estudiante en lesiones provocadas por actividades relacionadas con su condición y organizadas por el Centro Educativo. El servicio se realiza a través de asistencia médica, farmacéutica e indemnización por incapacidad.

El mayor porcentaje de los riesgos cubiertos por el seguro escolar se encuentra en esta categoría. Sin embargo, es necesario recalcar que están fuera del alcance los accidentes por fuerza mayor.

Necesidad familiar

Los desequilibrios en la economía familiar pueden generar una necesidad de abandono por parte de los estudiantes. El seguro escolar hace frente a estas situaciones con el fin de garantizar la continuidad en el desarrollo intelectual de los alumnos.

Los factores que constituyen un infortunio familiar son el fallecimiento del padre o la madre de familia, y una situación económica insostenible. En ambas circunstancias deben estar las pruebas de la imposibilidad de continuidad por ausencia de medios económicos.

¿Por qué los centros educativos contratan una póliza multi-riesgos como seguro escolar?

El seguro escolar obligatorio es garantía para la cobertura de los estudiantes. Las instituciones velan por sus alumnos, pero también por sus instalaciones. Por este motivo, suelen complementar o seleccionar pólizas con diversidad de riesgos cubiertos.

La contratación de un seguro es la forma de estar asegurados frente a otras contingencias como roturas de vidrios, de cañerías, robos, etc. Asimismo, suelen hacer extensivo el alcance de las coberturas al personal que desempeña sus funciones en el lugar.

Los seguros de responsabilidad civil ocupan un lugar de privilegio entre las compañías. Se trata de forma específica de una indemnización económica por daño sufrido en ocasión estudiantil. Lo más novedoso es que también incluye algunos ejemplos de bullying. De manera clara se visualiza cómo las aseguradoras evolucionan con las necesidades sociales y culturales.

Medidas de prevención para evitar riesgos en los estudiantes

Si bien el seguro escolar se contrata para solventar los gastos ocasionados en situación escolar, lo ideal es que no haya problemas. Tanto los padres como los docentes y directivos pregonan por una estadía en la escuela que sea segura y tranquila. Algunos consejos de los expertos para evitar accidentes siempre son de gran ayuda.

  • Puertas aseguradas para evitar portazos que suelen terminar en lesiones en las manos.
  • Máquinas y herramientas en perfecto estado y alejadas del alcance de los estudiantes sin supervisión.
  • Revisión periódica de los equipamientos que se utilicen para las actividades de aprendizaje.
  • Exponer un mapa de riesgos visible para estudiantes y visitantes.¿Qué cubre un seguro escolar?
  • Señalizar los lugares mojados, resbaladizos o que impliquen algún peligro.
  • Limpieza y desinfección profunda en todas las zonas donde se trasladan y trabajan los niños o estudiantes.
  • Diseño y mantenimiento de los espacios lúdicos de la forma más segura para los menores.

Los transportes escolares también poseen sus propios seguros. Del mismo modo que dentro de las instalaciones, hay acciones que previenen accidentes. Los hábitos de un viaje responsable son fundamentales. Además de un conductor responsable, los viajeros deben asumir el compromiso de cuidarse a sí mismos. Esto significa sentarse como corresponde y utilizar los cinturones.

¿Existen otras prestaciones complementarias al seguro escolar?

El Ministerio de Educación tiene la potestad de establecer otras circunstancias en las que el estudiante requiera ayuda complementaria. Los ejemplos más conocidos en quienes ya han obtenido y presentan un título son préstamos para:

  • Especialización de los estudios recibidos.
  • Instalación de un primer establecimiento profesional.
  • Preparación de oposiciones.