Pubertad retrasada: causas y tratamientos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 4 enero, 2019
Mervis Romero · 4 enero, 2019
La pubertad es el periodo en el que se experimenta un acelerado desarrollo de las características sexuales y el crecimiento de los huesos. Esta fase va de la infancia a la adultez y puede presentarse con retraso.

En la pubertad tienen lugar cambios psicológicos y físicos de maduración sexual que generalmente se cumplen a los 14 años de edad en los varones y a los 13 años en las hembras. Un 3% de los adolescentes presentan esta condición retrasada, especialmente los varones que muestran desarrollo tardío y anormalidades temporales.

Pubertad retrasada, ¿es habitual?

Surge cuando no se producen los cambios propios del crecimiento y maduración sexual acordes a la edad y en el tiempo ‘determinado’.

Es más común la pubertad retrasada simple, que es el retraso del crecimiento dado por origen idiomático o familiar, el cual lo sufren el 30% las niñas y el 60% los varones. El desarrollo humano está regido por la hormona luteoestimulante —del funcionamiento de las gónadas para la testosterona y el estradiol—.

La pubertad puede comenzar paulatinamente a los 9 años de edad con el desarrollo de los caracteres sexuales (ovarios y testículos). Estos producen hormonas estradiol en las hembras y testosterona en los varones. Estos cambios son el aumento de las mamas de las niñas, crecimiento de los testículos en el niño y vello axilar y púbico en ambos sexos.

Pubertad retrasada: causas

Causas

Son multifactoriales, por lo que se pueden presentar en cualquier niño o niña. Los factores conocidos son:

  • Enfermedades. Malnutrición, hipotiroidismo, anorexia, asma, Enfermedad de Crohn o Enfermedad Celiaca, trastornos de la hipófisis e hipotálamo, insuficiencia renal, deficiencias hereditarias, síndromes de Kallman, Noonan y Prader-Willi, de Turner y Klinefelter (anomalías en cromosomas sexuales), síndromes dismórficos, insuficiencia gonadal, galactosemia en las niñas.
  • Cuadros fisiológicos. Retraso en el crecimiento por elementos genéticos, dolores de cabeza, mareos, mala visión.
  • Tratamientos médicos. Terapias con glucocorticoides, radio o quimioterapia, cirugías.

Pubertad en chicas y chicos

La transformación durante la pubertad tiene ciertas diferencias entre varones y hembras. Estas se encuentras influenciadas por antecedentes familiares, raza, sexo, nutrición y entorno geográfico. En los varones el desarrollo puberal es más lento y por eso es más frecuente que sean ellos los que padecen pubertad retrasada. Los signos se manifiestan de las siguientes maneras:

En las niñas

Comienza con la producción de hormonas hipofisarias y ováricas, lo que provoca la aparición del botón mamario que crece rápidamente. En los 2 o 3 años siguientes viene la primera regla y se completa el periodo puberal y el desarrollo. La primera señal de pubertad retrasada es si a los 13 años de edad no se ha visto el botón mamario.

En los niños

La pubertad en los niños se manifiesta con el aumento de los testículos, pene y vello púbico y, un año más adelante, se da la explotación del crecimiento. La pubertad retrasada en el varón significa que los testículos miden menos de 2 centímetros de diámetro a los 14 años de edad.

En ambos sexos existe una pubertad tardía si el desarrollo es muy lento y demora más de 5 años en completarse. Es decir, si a los 15 años de edad los varones aún tienen testículos y pene infantiles y las hembras no han tenido la primera menstruación. También si muestran talla y peso más bajo de lo que deberían tener.

Niños y niñas, catracterísticas de la pubertad retrasada

¿Qué hacer cuando hay pubertad retrasada?

Antes que nada, consulta al pediatra. Él hará una evaluación detallada de los síntomas. Se basará en preguntas sobre antecedentes de desarrollo como talla y peso al nacer. Además analizará el patrón de crecimiento, enfermedades sufridas en la infancia, tratamientos médicos que ha tenido el niño o niña e historial familiar para conocer sus influencias genéticas.

La exploración física será para verificar peso y talla, estado nutricional, dimensiones estructurales del cuerpo, estado de los genitales y examen neurológico. Tal vez hagan radiografías para conocer la maduración de los huesos. Además de otros análisis para medición hormonal o descartar enfermedades crónicas.

¿Qué tratamientos existen para la pubertad retrasada?

Al diagnosticar retardo en el desarrollo general, el médico hará controles regulares de peso y talla. El tratamiento suele enfocarse en la parte endocrina y digestiva. Los procedimientos a seguir dependen de las causas:

Retraso en el crecimiento. Sobre todo en los varones se ofrece ayuda emocional para superar los complejos. En casos de hipogonadismo se usan hormonas a dosis bajas, tanto en niñas como en niños para inducir el proceso puberal en poco tiempo.

Enfermedades crónicas. Se sigue el tratamiento recomendado por el especialista.

Problemas neurológicos. Si hay fallas en las estructuras del cerebro debido a factores nutricionales, psicológicos o de otro tipo que impiden la adecuada estimulación del desarrollo puberal se tratará con un médico neurólogo.

Finalmente, al manifestarse pubertad retrasada el tratamiento estándar es de tipo hormonal. Estrógenos para las niñas y testosterona para los niños. Estos casos no son tan alarmantes ni peligrosos para la salud, así que no te preocupes.

  • Cañete, R., Mata, C., & Aguilar, M. (2011). Retraso puberal. Hipogonadismos. Protoc Diagn Ter Pediatr. https://doi.org/10.1016/j.micromeso.2010.03.027
  • Martínez Pérez, J., & Sanz Santiago, V. (2007). Pubertad precoz y pubertad retrasada. Pediatría Integral. https://doi.org/10.1109/CCGrid.2013.87