Pseudociesis: Mito o realidad

Gladys González·
02 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín al
02 Mayo, 2020
Un excesivo deseo de ser madre puede conducir a algunas mujeres a experimentar la pseudociesis, más conocida como embarazo psicológico. Descubre más al respecto a continuación.

El deseo de ser madre genera en ocasiones sentimientos que no sabemos canalizar. Incluso podemos llegar a creer que estamos embarazadas y hasta sentir cada uno de los síntomas, cuando la realidad es que aún no estamos concibiendo un bebé.  Aunque parezca mentira puede ocurrir, y a esta condición emocional se le llama “pseudociesis”.

Otro de los términos como se suele definir la pseudociesis es embarazo imaginario o fantasma.
Este fenómeno no es muy común, su incidencia es baja. Además puede afectar a cualquier persona de distinta raza, edad o clase social. No obstante debemos tratarlo psicológicamente para evitar mayores daños emocionales.

Cuando la pseudociesis se hace presente ocurre con frecuencia en mujeres casadas o en etapa reproductiva

Síntomas de la pseudociesis

La persona que sufre de esta patología puede manifestar algunos de estos síntomas:

  • Ausencia de la menstruación tal y como ocurre cuando se da el embarazo.
  • Aumento del volumen abdominal, como si efectivamente estuviera creciendo un bebé. Pero con la diferencia notable de que no cambia la forma del ombligo.
  • Secreción de leche y cambios en los senos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensación de movimientos fetales.

¿Cómo es posible?

mujer-esperanza-prueba-de-embarazo

Muchas de vosotras os preguntaréis cómo es posible la manifestación de estos síntomas si efectivamente no hay un embarazo. Pues bien, sin duda se trata de un proceso que afecta a nivel psicológico y emocional. Pero además en el mismo se producen estímulos del sistema neuroendocrino que actúan sobre el hipotálamo. Como consecuencia se desencadena una alteración hormonal que origina los síntomas iniciales de un embarazo.

Las hormonas alteradas como lo son el estrógeno y la prolactina generan reacciones en el cuerpo. Y al generar todas esta sintomatología, la persona que no está embarazada se convence mucho más de estarlo. En estos casos queda demostrado que la mente es el órgano más poderoso que tenemos en nuestro cuerpo. Ya que es capaz de transformar y reaccionar de acuerdo con pensamientos y deseos.

Indudablemente la pseudociesis está asociada a trastornos emocionales o psicológicos. Estos trastornos están determinados por condiciones personales e individuales que llevan a desear de tal forma la concepción que se manifiesta de forma física.

El origen de la pseudociesis

Pseudociesis 1

Algunas razones por las que puede ocurrir la pseudociesis son las siguientes:

  • Deseos incontrolables de tener un bebé y convertirse en madre
  • Necesidad de tener un matrimonio y una familia conformados según los estándares sociales establecidos.
  • Buscar alternativas para cuidar la relación cuando hay problemas conyugales
  • Tener problemas de infertilidad que le dificultan quedar embarazada
  • Pueden existir cuadros de ansiedad y depresión
  • Baja autoestima
  • Insistencia o presión por parte de los familiares para la búsqueda de un bebé

¿Cómo lo puedo tratar?

Aún no se tiene definido un tratamiento médico específico para esta patología. Sin embargo al diagnosticarlo lo primero que se debe hacer es demostrar con evidencias que el bebe no existe y que no hay embarazo. 

Esto se puede realizar a través de:

  • Una prueba de sangre para demostrar la presencia de la hormona BhCG que es la producida por la placenta durante la gestación. Evidentemente, esta dará resultado negativo
  • Acudir al ginecólogo para hacer un ecosonograma abdominal y visualizar que el útero está vacío
  • Es importante acudir a especialista en la rama de la psicología o en casos más delicados buscar  ayuda psiquiátrica. Pues estos expertos pueden manejar la situación desde una visión profesional y brindar las herramientas necesarias para manejar las emociones.

De esta manera, se pueden evitar daños mayores o cuadros depresivos más complicados de tratar. La pseudociesis no se debe manejar como un estado de demencia, aunque la persona cree completamente que está embarazada.

En muchos casos los tratamientos son muy efectivos, ya que las pacientes deben llevar mucho tiempo de seguimiento psicológico. Incluso existen casos donde se debe esperar las 40 semanas hasta llegar al supuesto momento de “parto”. Aquí la madre finalmente se puede dar cuenta que desafortunadamente nunca existió una real gestación.

El apoyo familiar y de la pareja son sumamente importantes en esta etapa. Pues, sin duda alguna, las mujeres a quienes les pasa pueden sentirse carentes de afecto. Una vez superada la pseudociesis deben existir controles médicos y psicológicos que puedan garantizar o al menos disminuir el riesgo de que esta situación vuelva a ocurrir.

  • Yen, S. S. C., Rebar, R. W., & Quesenberry, W. (1976). Pituitary function in pseudocyesis. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism43(1), 132-136.
  • Small, G. W. (1986). Pseudocyesis: an overview. The Canadian Journal of Psychiatry31(5), 452-457.