5 consejos para preservar la intimidad de los niños

Francisco María García 19 marzo, 2018
La intimidad en los niños es una cuestión fundamental en su crecimiento y desarrollo. Por eso los padres tienen que vigilar que los pequeños no estén sometidos a diversos riesgos comunes en la sociedad actual.

Proteger a los hijos es una tarea necesaria pero también cada vez más complicada. Gracias a las nuevas tecnologías, los pequeños de la casa son más vulnerables de caer en situaciones peligrosas. Por todo ello, es necesario establecer ciertas estrategias y poner en práctica consejos que permitan preservar la intimidad de los niños.

La importancia de mantener la intimidad de los niños

Los niños, con su inocencia y confianza, siempre han representado uno de los grupos más vulnerables de caer en situaciones que puedan representar un peligro para su integridad.

A esta vulnerabilidad infantil se le suman las nuevas tecnologías, que han abierto una ventana maravillosa de acercamiento, pero también facilitan el anonimato de personas que no dudan en hacer daño.

Los padres tienen la tarea no solo de proteger a sus hijos, sino también de enseñarles a protegerse a sí mismos. Preservar la intimidad de los niños es una de las conductas más importantes y trascendentales que todo padre debe enseñar.

Consejos para resguardar la intimidad de los niños

Enseñarles a utilizar internet correctamente

Internet se ha convertido en una de las herramientas más peligrosas para los niños. La razón se debe a que los pequeños tienden a confiar en lo que leen y ven; entonces, es fundamental que los padres conversen continuamente con sus hijos acerca de los peligros que existen en la web.

Además de hablar con los menores, los padres tienen el deber de educarlos para usar correctamente estas modernas herramientas digitales. ¿Cómo hacerlo?

Es necesario aconsejar a los pequeños para conservar su intimidad.

Es preciso enseñar a los pequeños configuraciones de privacidad de las redes sociales y utilizar aplicaciones en los diferentes dispositivos que permitan bloquear determinadas páginas web. Además, se debe ejercer una vigilancia permanente sobre la navegación del niño, entre otras acciones.

Nunca revelar información sensible

Uno de los consejos más importantes para preservar la intimidad de los niños es enseñarles a no revelar nunca información personal. Los niños deben entender que bajo ninguna circunstancia deben revelar información sobre su hogar del tipo: dirección, colegio, lugares donde trabajan los padres, apellidos, números de teléfono fijo y móvil.

Con las redes sociales se debe tener especial cuidado, puesto que en muchas ocasiones se puede revelar información sin darse cuenta. Por ejemplo, subir una fotografía con el uniforme del colegio indica claramente en dónde estudia el niño o agregar una foto de la calle en donde se vive, en caso de que esta tenga alguna característica distintiva.

Se deben evitar este tipo de fotografías personales, así como colocar cualquier tipo de información personal en las redes sociales, que son un escaparate para todo el mundo.

“Los padres tienen la tarea no solo de proteger a sus hijos, sino también de enseñarles a protegerse a sí mismos”

Consejos para proteger los niños

No besar a los niños en la boca

Besar a los niños en la boca es una práctica que muchos padres utilizan. Pese a que no hay una mala intención, lo más recomendable es no hacerlo.

Desde muy pequeños se les debe enseñar a los niños que nadie debe besarlos en la boca, aunque se trate de familia o amigos. De igual forma, tampoco deben sentarse en el regazo de las demás personas.

No dejarse tocar por nadie

A partir de muy temprana edad, se les debe enseñar a los hijos a lavar sus partes íntimas. De igual forma, es trascendental que sepan quién puede tocarlos y quién no; en este sentido, se les debe dar absoluta confianza de contar cuando ellos sientan que alguien se ha sobrepasado.

Los padres deben evaluar muy bien el comportamiento o cambios en sus hijos, especialmente si los notan incómodos ante la presencia de ciertas personas o circunstancias.

La discreción en la web es fundamental para preservar la intimidad de los niños.

Vigilar los juegos con otros niños

Lamentablemente, también se han visto casos de abusos por parte de otros niños. Por este motivo, es importante que los padres estén alertas y vigilantes cuando sus hijos jueguen con otros niños.

No se puede controlar lo que otros niños observan en sus casas, pero sí se puede tener vigilancia sobre los propios hijos. Juegos como “la casita” o “la mamá y el papá” son utilizados en muchas ocasiones con intenciones poco recomendables en edades tempranas.

Es aconsejable que los padres pongan en práctica estos cinco consejos para preservar la intimidad de los niños. Sin lugar a dudas, la constante comunicación con los hijos y la vigilancia parental activa son las claves para proteger a los más pequeños de la casa.

Te puede gustar