¿Por qué tu bebé llora?

Adrianazul 16 noviembre, 2016

Encontrarle respuesta o razón al llanto de un bebé a veces nos parece una tarea tan complicada como la de encontrar una aguja en un pajar. Pero la verdad es que hay dos razones por las que un bebé llora: Para comunicar una necesidad apremiante o para liberar estrés.

A veces nos sentimos tan angustiadas porque el bebé no para de llorar que nos cuesta pensar claramente y de manera práctica o lógica, por eso es bueno conocer que hay dos razones principales por las que un bebé llora, y la primera de ellas es comunicar una necesidad apremiante. Cuando tu bebé es un recién nacido solo sabe comunicarse a través del llanto, por eso es cuando tienen alguna necesidad como sentir hambre o frío lloran.

De hecho, la psicóloga Aletha Solter quien es considerada una experta sobre la crianza con apego y la disciplina no punitiva, afirma en una entrevista que las dos necesidades primarias de un bebé recién nacido son la leche y el contacto físico.

También explica que a medida que tu bebé va creciendo, hay otras necesidades a tener en cuenta, como la de recibir nuevos estímulos, tener calor, tener el pañal sucio… todas las puedes descubrir y solucionar si conservas la calma y aprendes a entender a tu hijo y a reconocer sus gestos y necesidades.

bebe llorando

A veces tu bebé llora para liberar estrés

Aletha Solter, quien también es autora de cuatro libros sobre crianza y madre de dos niños, afirma que la segunda razón por la que generalmente tu bebé llora es para liberar estrés.

“Cuando un bebé sigue llorando después de haberlo tomado entre sus brazos y haber cubierto todas sus necesidades primordiales (como hambre, sueño, frío y necesidad de cariño, por ejemplo) es posible que lo haga porque necesita liberar estrés. En ese caso, recomienda sostener al bebé entre sus brazos: “Ningún bebé debería quedarse solo llorando”, explica la experta. Además dejarlo solo lo llenará de más estrés por lo que es posible que se incrementen los decibeles de su llanto si lo dejas solito.

Según la psicóloga los bebés suelen llorar más por estrés que por cualquier otra razón: “Por ejemplo, los bebés a los que no se coge en brazos, lloran mucho más que aquéllos a quienes se les coge con más frecuencia. Yo recomiendo tener al bebé en brazos tanto como sea posible durante el día y dormir con el bebé por la noche”.

La experta da consejos muy parecidos a los divulgados por la también psicóloga y autora de libros sobre crianza, Rosa Jove. Así la psicóloga de origen suizo-americano Aletha Solter reitera que debes consolar a tu hijo tomándolo entre tus brazos e intentando responder a sus necesidades.

por-que-llora-bebe-recien-nacido

Déjalo llorar en tus brazos

Muchas veces existen momentos en los que haces de todo y nada parece calmar el llanto de tu bebé, pues comió hace poco, lo meces, le cantas, le haces cariño y solo consigues que se calme a ratos, no te desesperes solo ten a tu bebé cerca de ti. Trata de hacerle sentir que está bien que llore y que además puede llorar entre tus brazos.

“Esto es a lo que llamo la técnica de “llorar en brazos“. Los bebés necesitan saber que los queremos en todo momento, no solo cuando son felices. Necesitan saber que estamos dispuestos a escucharlos. Es importante entender que llorar es en sí mismo a veces una necesidad. En esos momentos, la respuesta más útil es simplemente tener en brazos y querer a nuestros bebés”.  Esta es la forma de consolar al bebé que recomienda Aletha Solter.

No obstante, cuando nada parece calmar al niño o tu bebé llora de una forma inusual, distinta a la habitual es posible que esté enfermo, por lo que es recomendable consultar con su pediatra, pues el llanto podría ser uno de los síntomas de su malestar.   

Otra posibilidad, insiste, es que el niño necesite llorar para descargar tensiones. En este caso la respuesta más útil es aceptar la necesidad de llorar del niño y permitirle continuar mientras los abrazas. El contacto piel con piel también es muy importante.

La psicóloga también recomienda que nos relacionemos con el llanto de otra manera y sostiene que llorar cuando nos hace falta es beneficioso para todos.

“En lugar de intentar no llorar durante una película triste, por ejemplo, es mucho más sano permitir que fluyan las lágrimas. Cuando he tenido un día duro, mi marido me rodea con sus brazos y me deja que me desahogue llorando. Y yo hago lo mismo con él. Esto es lo que los niños necesitan de sus padres. Mi esperanza es que los médicos del futuro recomienden: Coma mucha fruta y verdura, haga ejercicio y desahóguese llorando al menos una vez por semana”.

 

 

Te puede gustar