Pies planos en niños

Francisco María García 6 junio, 2018
Los pies planos en niños son mucho más frecuentes de lo que puede parecer. Es una situación que no tiene que alarmar, pues hay soluciones bastante efectivas. En algunos casos, será necesario llegar incluso a la cirugía, pero lo habitual es que la actividad del niño con pies planos sea totalmente normal.

El pie plano es la inexistencia del arco longitudinal plantar al estar de pie. Mientras caminan, los niños con pie normal apoyan los dedos, el talón y la parte externa de la planta del pie; en cambio, los niños con esta alteración apoyan el pie completo, incluida la parte interna de la planta.

En lo que se considera normal, no existe acuerdo respecto a la altura que debe tener el arco de la bóveda plantar. De hecho, un quinto de la población no desarrolla un arco claro estando de pie.

Realmente, se toma como normal cuando a la persona no le duele el pie y al ponerse de puntillas sí se forma la curvatura del arco. A esto se le llama ‘pie plano flexible’ y no recibe tratamiento —a menos que el niño sienta dolor o molestias—.

Pie plano rígido

Este caso de pie plano se considera patológico. Es poco común y está caracterizado por una fusión anormal de los huesos de los pies. Esta anomalía causa una deformación y la apariencia del pie es siempre aplastada, en toda posición y movimiento; normalmente, el arco de la planta del pie nunca se marca.

Este tipo de pie plano suele ocasionar dolor y el diagnóstico se realiza mediante una radiografía. En los casos más extremos, se recomienda una intervención quirúrgica.

En la práctica, se trata de una tipología de pie plano complejo y puede involucrar la desalineación de la postura. Las terapias de este tipo de pie plano incluyen tanto trabajos de fisioterapia como el uso de plantillas para mitigar el dolor.

Andar descalzos puede ayudar a evitar los pies planos en niños.

Pies planos en niños pequeños

Los niños hasta los tres o cuatro años de edad apoyan la planta completa del pie en el suelo. Realmente, a esta edad es normal el ‘pie plano’, porque la conformación de la extremidad del pie es distinta: la zona plantar interna —que posteriormente forma el arco— está llena de tejido adiposo, los ligamentos son flexibles y el arco aún no se ha formado.

A esta edad, cuando el niño ya camina y anda solo, es posible hacer un diagnóstico. Será en esta etapa de desarrollo infantil cuando el niño comienza la exploración del mundo con los pies, ya sea caminando, corriendo, saltando o trepando.

En este período es cuando se fortalece de forma natural la musculatura de la zona, a la vez que el tejido adiposo de la planta va desapareciendo y el arco se va constituyendo. Cuando se alcanza la edad de cinco años, el arco se visibiliza y seguirá acentuándose con el tiempo.

Síntomas de los pies planos en niños

En general, el pie plano es indoloro, por lo que los signos a continuación forman parte de los cuadros más severos:

  • Los arcos plantares podrían presentar deformaciones.
  • El niño se cae el correr, entre otras cosas, porque las rodillas chocan.
  • Su forma de caminar es extraña.
  • El niño expresa debilidad o dolor al caminar o hacer ejercicio de forma prolongada.
  • Presencia de calambres.
  • Dolor en talones, parte baja de las piernas o rodillas.

“Los niños hasta los tres o cuatro años de edad apoyan la planta completa del pie en el suelo. A esta edad, es normal el ‘pie plano’ porque la conformación de la extremidad del pie es distinta”

¿Cómo se corrige el pie plano?

Esta alteración puede evitarse realizando una serie de ejercicios que permiten fortalecer los músculos del pie:

  • Caminar en puntas de pie y después con los talones.
  • Con los pies juntos, subir y bajar talones.
  • Caminar descalzo en superficies irregulares como arena, alfombras, piedras, etc.
  • Hacer círculos en el aire con la punta de los pies.
  • Tomar objetos —lápices, pelotas— con la punta de los pies.
El calzado infantil es importante para prevenir los pies planos en niños.

Recomendaciones a los padres

Con el fin de que esta alteración de los pies planos no se consolide con el tiempo, los fisioterapeutas sugieren:

  1. Controlar el sobrepeso u obesidad en los niños.
  2. Establecer una rutina de ejercicios simples en casa; es ideal que se realicen de forma lúdica, para que el niño sea constante y no se aburra.
  3. Permitir que el niño deambule descalzo en distintos tipos de suelo.
  4. Poner especial cuidado en la elección del calzado de su niño.

En cuanto al último punto, es importante que el calzado cumpla con algunos requisitos recomendados por especialistas:

  • Debe ser cómodo, flexible y ligero, con el fin de permitir el movimiento libre de los pies.
  • Tiene que amoldarse fácilmente al pie.
  • Debe ser de material poroso, con el fin de evitar hongos.
  • Debe proteger el pie de torceduras y lesiones.

Aunque no se trata de una afección grave, los pies planos en niños pueden y deberían evitarse. Con la implementación de unas sencillas actividades como las aquí descritas, los padres pueden prevenir, al menos en parte, el surgimiento de este mal.

Te puede gustar