10 patrones de interacción familiar que pueden ser perjudiciales

Las relaciones familiares provocan un fuerte impacto en el desarrollo socioemocional de los niños. Por eso, es fundamental asegurar vínculos saludables en el hogar.
10 patrones de interacción familiar que pueden ser perjudiciales
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz el 30 agosto, 2021.

Última actualización: 30 agosto, 2021

La forma en que los miembros de una familia se comunican entre sí es una condición necesaria para mantener la armonía en el hogar. En contraparte, ciertas maneras de relacionarse constituyen patrones de interacción familiar que pueden resultar perjudiciales para sus integrantes.

La psicología familiar ha estudiado estos vínculos disfuncionales y cómo las familias se adaptan a ellos de manera inconsciente.

Si bien se trata de un tema bastante complejo, intentaremos explicarte cómo se manifiestan estos patrones de interacción inapropiados. Para que los identifiques a tiempo y puedas actuar en consecuencia.

Patrones de interacción familiar disfuncionales

“Las interacciones son consideradas como las unidades del sistema relacional familiar; el conjunto de ellas integra la arquitectura de la familia, desde el punto de vista transaccional”.

-Ana Fairlie y Dora Frisancho-

Los psicólogos definen a las relaciones familiares según el número de integrantes. En general, en los modelos con tres o más miembros se pueden dar los patrones de interacción familiar perjudiciales. A continuación, te describiremos cada uno de ellos.

1. Doble vínculo y comunicación paradójica

En un comportamiento paradójico los mensajes que se comunican son incongruentes y ambiguos.

Niña con padres sobreprotectores.

De esta manera, el niño queda atrapado en un doble vínculo donde el mismo progenitor aparenta y comunica una actitud protectora, pero al mismo tiempo lo desvaloriza. Por ejemplo: “tienes que hacerlo tú mismo, pero lo haré yo porque tú no puedes lograrlo”.

2. Descalificación y desautorización

Anular o minimizar las decisiones de un miembro de la familia implica desarrollar un patrón de interacción descalificador. Este es un tipo de comunicación patológica, en el cual se incluye el uso de apodos molestos o calificativos inapropiados con el fin de menospreciar al otro.

Este tipo de interacción genera una atmósfera de incertidumbre a la que la familia se adapta inconscientemente. Y a la vez, crea una disfuncionalidad en el vínculo que resulta perjudicial para todos.

3. Parloteo, silencios y risas (no relacionadas con el humor)

Al hablar de más, no hablar o reír constantemente sin razón, muchas veces se evita enfrentar problemas serios.

A veces también se usan los silencios como métodos de castigo o de dominación, algo comúnmente conocido como la “ley del hielo”.

Estos patrones de interacción crean ambientes donde las dificultades nunca se superan, debido a la constante evasión de quienes toman las decisiones.

4. Proyección familiar

Cuando los niños existen como un bien de sus padres, pierden la capacidad de construir su propio yo.

En estos casos, el esfuerzo del niño está enfocado en ser ese hijo que sus padres desean y no la persona independiente y crítica que debería ser.

5. Dependencia

Cuando las demandas y las necesidades del niño se satisfacen compulsivamente, los padres dificultan la posibilidad de que este construya su propia identidad.

Si ni siquiera puede expresar sus gustos ni sus sentimientos porque los padres suponen conocerlos, el niño pierde la habilidad de registrarlos y manifestarlos.

6. Falta de atención y desapego

De forma contraria a lo anterior, la desatención sistemática provoca sentimientos como la indefensión o la desprotección.

7. Alianzas y coaliciones

Cuando diferentes miembros de la familia se alían para generar conflictos y enfrentarse a otros integrantes, los resultados son perjudiciales para todos.

En estos patrones se vislumbran conductas como la negación, la triangulación y el “chivo expiatorio”. Y el niño deja de lado su autonomía para favorecer a la estabilidad conyugal.

divorcio separacion disputa padres conflicto marital conyugal divorcio nino rehen tesoro

8. Complementariedad

Este tipo de interacción supone la aceptación de dos roles diferentes en la familia: uno de dominancia y otro de sumisión. En términos simples, uno manda y el otro obedece.

El problema de estas relaciones es que se vuelvan rígidas y no permitan que el que obedece crezca y se desarrolle.

9. Simetría

La interacción simétrica supone una igualdad entre las partes. También puede propiciar una alternancia en la toma de decisiones, en base a las negociaciones.

En las parejas (díadas) pueden aparecer problemas de escalada simétrica, donde ambas personas se provocan mutuamente para quedar “por encima del otro”. Esta situación suele generar discusiones permanentes en el seno familiar y problemas de violencia.

10. Enmascaramiento o apariencias

Los expertos los llaman pseudomutualidad y pseudohostilidad. Se trata de patrones de interacción en los cuales los miembros de la familia aparentan cuidarse u odiarse, respectivamente.

Nada de esto es cierto y en ambos casos oculta una interacción patológica entre los familiares que favorece a la confusión y crea un ambiente inestable.

En estos casos los niños son los más perjudicados, ya que no encuentran en su entorno la paz emocional que necesitan para desarrollar su personalidad.

¿Cómo intervenir ante patrones de interacción familiar disfuncionales?

Para garantizar un sistema familiar saludable debemos evitar estos patrones de interacción familiar, ya que pueden resultar perjudiciales para cualquiera de sus miembros.

Identificarlos es el primer paso, pero luego de esto es importante solicitar la asistencia de un terapeuta familiar para superarlos.

Recuerda de las relaciones familiares son el resultado de varios factores complejos, ya que cada persona involucrada tiene una historia particular y única.

Te podría interesar...
5 consejos para favorecer las relaciones en el entorno familiar
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
5 consejos para favorecer las relaciones en el entorno familiar

¿Quieres saber cómo puedes favorecer las relaciones en el entorno familiar? En este artículo te damos algunos consejos para conseguirlo.