Paternidad positiva, el decálogo de Save the Children

A continuación te mostramos las diez ideas principales para poner en práctica la paternidad positiva. Un estilo educativo realmente beneficioso para padres e hijos.

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 16 Abril, 2020.

Última actualización: 16 Abril, 2020

Hace unos años la famosa ONG Save the Children publicó un decálogo dedicado a la paternidad positiva. En colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, publicaron 10 ideas para reforzar la paciencia, el esfuerzo y la dedicación de los padres.

El decálogo de la paternidad positiva se centra en la educación infantil sin necesidad de castigos. Según los creadores, el castigo provoca tristeza, miedo, soledad, culpabilidad e incluso baja autoestima.

El decálogo de la paternidad positiva

Comenzamos ya sin más dilación a conocer el decálogo de la paternidad positiva. Realmente son ideas muy útiles que cualquier madre o padre puede utilizar en la educación de su hijo. Se basan especialmente en el buen trato mutuo.

Haz caso a tu hijo

La primera idea con la que juega el decálogo de la paternidad positiva se refiere a escuchar siempre a los niños. Atender sus demandas, entender sus necesidades y darles bienestar emocional les ayuda en sus capacidades y su buen desarrollo físico y mental.

Sé siempre paciente

La paciencia es el gran arma de los padres ante la educación infantil. Hemos de ser siempre empáticos y tranquilos. Debemos confortar a los pequeños y saber encontrar los momentos para verbalizar rabietas y evitar situaciones de tensión o amenazas.

Las normas claras son básicas en la paternidad positiva

No le pidas a tu bebé un máster. Es importante que las normas que pongas en tu casa sean muy claras y realistas. Si tu hijo no las puede cumplir porque son muy complejas o excesivas, de nada servirán. Es mejor que habléis para que se establezcan reglas sensatas.

Escucha la opinión de tu hijo

Según el decálogo de la paternidad positiva, escuchar a tu hijo es primordial. Es necesario conocer su opinión y que se sienta partícipe de cuanto ocurre en la familia. Por eso debe ser parte y tener voto en las decisiones, así desarrolla su responsabilidad.

Presta atención y dale cariño

Es importante dar nuestro apoyo total al niño y que él lo sepa. Por ello es primordial darle cariño, abrazos y tiempo de calidad. Escucharle, ayudarle con sus miedos, ofrecerle ideas para su vida, animarle en sus decisiones…

Adaptarse a los cambios es parte de la paternidad positiva

Nos guste o no, nuestros niños sufren un gran cambio cuando pasan de la infancia a la adolescencia. Esos jóvenes están más necesitados de cariño y comprensión que nunca. Nosotros lo sabemos, pero ellos no. Así que nos debemos adaptar, ofrecerles afecto, diálogo y nuevas normas sensatas.

Practica la escucha activa

La escucha activa significa oír a nuestro pequeño, entender sus necesidades y usar la empatía. Es decir, hacerle caso, interiorizar sus miedos e ideas y darle los mejores consejos que él pueda entender y adaptar a su vida.

En la paternidad positiva no hay espacio para la violencia y la agresividad

En realidad, la violencia y la agresividad no solo no resuelven problemas, más bien los agravan. Las actitudes autoritarias y las imposiciones no solo son malos ejemplos, actúan negativamente en la psique del pequeño. Generan desconfianza, falta de responsabilidad, miedo y sentimientos encontrados.

Piensa todo dos veces

Antes de actuar con tu pequeño de forma irreflexiva o por instinto, piensa todo dos veces. Respira hondo, llena tu capacidad de paciencia y conversa. Si las reacciones y objetivos con el niño son desproporcionados, no estamos haciéndole ningún bien. Es necesario ser sensatos y crear ambientes lógicos donde el pequeño se desarrolle de forma adecuada.

Cuídate mucho

Como madres y padres, hemos de cuidarnos mucho, muchísimo. Si no nos queremos a nosotros mismos, difícilmente podremos amar a otros, máxime a nuestros pequeños. De ahí que sea primordial que nos cuidemos con esmero y seamos felices, pues solo en un hogar así nuestro hijo puede ser él también feliz, pleno y generoso.

Como podemos comprobar, este decálogo tiene plena vigencia y ofrece consejos realmente útiles. Por ello desde Eres Mamá os recomendamos que lo pongáis en práctica. Son buenas ideas para educar a nuestros pequeños de una forma más responsable.

Con este decálogo estaremos formando niños más autónomos, con alta autoestima y con gran respeto y cariño por la gente y el medio que les rodea. Que no te quepa la menor duda.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Las bondades de la paternidad positiva

En este artículo te mostramos las bondades de la paternidad positiva y cómo actuarán en la educación de tu hijo y su desarrollo.



  • Ayala-Esqueda, Z. M., Gritti-Garcia, J. N., Maciel-Navarro, Z. Y., Rivera-Parra, B. A., & Zavala-Hernández, X. (2014). Maltrato infantil vs paternidad positiva. Ciencia & Futuro4(2), 76-87.
  • Pacho, Z. R., & Triñanes, E. R. (2011). Programas de entrenamiento para padres de niños con problemas de conducta: una revisión de su eficacia. Anales de Psicología/Annals of Psychology27(1), 86-101.

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid (1999). Técnico superior en Educación Infantil (CEAC, 2013). Autor de la novela La Piedra del Diluvio (2016). Desde enero hasta agosto 2013 trabajó como educador infantil y monitor en CPEP La Caracola y la Escuela de Verano de CPEP La Caracola (Águilas, Murcia). Trabajó como escritor freelance en Animaciones Infantiles Aeiou. Redactaba textos para VContenidos, RM Canales Interactivos S.L., Nimúu Cultural, AME (Asesoría ética y jurídica), Blasting News, Páginablogs, Procurador Lorca, spoots.com, InboundCycle, agencia Roiting, Sanitaspromosalud, Zinkers. Además de redactar, fue community manager, corrector de estilo y responsable de comunicación en algunos de los proyectos mencionados.