Los padres necesitan más reconocimiento social

03 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Los padres también se implican en la crianza de sus hijos, y eso merece un reconocimiento por parte de la sociedad.

Afortunadamente, vivimos en una sociedad en la que los hombres y padres se dan cuenta de que en sus familias ellos también tienen un papel muy importante. No nos referimos solo a tener autoridad o aportar dinero, ya que eso las mujeres también lo hacen. ¿Qué pasa con el reconocimiento social?

Nos referimos a que tanto padres como madres se deben involucrar por igual en la crianza de los hijos. Los padres necesitan más reconocimiento social, sobre todo aquellos que sí hacen todo lo que deben en su rol de padre.

Ningún padre primerizo lo tiene fácil cuando nace su bebé. Por eso, es importante tener apoyo familiar y emocional para poder afrontar los días más difíciles. Las mujeres, cuando hablan de sus experiencias maternales, se entienden y saben lo complicado que es. En cambio, cuando se pregunta a los hombres, muchos piensan que aún son una minoría los que se implican al 100 % en la crianza de los hijos y  el cuidado del hogar.

Los padres y el apoyo que merecen

Las mujeres tienen grupos de apoyo y entre ellas se entienden. Los hombres, en cambio, no tienen grupos de apoyo ni hablan de lo mal que han pasado las noches o lo cansados que están por trabajar, dormir poco y seguir el mismo ritmo que su mujer y madre de sus hijos. Ellos pueden ser los mejores padres del mundo, padres increíbles, grandes profesionales, etc. Pero están poco reconocidos como padres.

Niño dando las gracias a su padre con un abrazo gracias al reconocimiento social.

La sociedad no se centra en apoyar y hacer que se reconozca su papel importante e insustituible dentro de la estructura familiar. Sí, las mujeres, como madres, sin lugar a dudas, hacen frente a lo más duro y, posiblemente, a las funciones más importantes de todo el embarazo y los primeros años, y merecen todo el apoyo que reciben o más.

Ahora más que nunca, finalmente, estamos rodeados de plataformas de empoderamiento que deberían haberlas recibido hace mucho tiempo. Pero a los padres, cuyas acciones pasan desapercibidas o se marcan como menos importantes, es necesario darles la importancia que también tienen. Su papel, no importa cuán pequeño sea, por tedioso o repetitivo que parezca algunos días, es importante.

Gracias a todos esos padres que se implican en la crianza

Por eso, los padres también deben tener el reconocimiento social que se merecen y, para ello, toda la sociedad en su conjunto debe comenzar a apreciar a estas figuras paternas que también pasan sueño, que están cansados y que anteponen a sus hijos y a su familia ante cualquier otra cosa. Por eso, queremos dar gracias a los padres por:

  • Pasar tantas horas despiertos por la noche desinfectando biberones y haciendo una bebida a la madre de los hijos que tiene que desvelarse en la madrugada para amamantar.
  • Realizar las tareas domésticas y ser conscientes de que es su responsabilidad igual que la de su mujer.
  • Hacer la comida, la cena y llevar a los niños al colegio o al médico antes de tener que ir corriendo a trabajar.
  • Volver a casa con una sonrisa, aunque hayáis tenido un largo y duro día de trabajo.
  • Saber que vuestra mujer y madre de vuestros hijos también necesita tiempo y os turnáis en las responsabilidades diarias para que ella también pueda desconectar siempre que lo necesite.
  • Cuidar y educar a los hijos como los seres delicados y maravillosos que son, sin perderles el respeto nunca.
    Padre jugando con sus hijos en la playa haciendo pompas de jabón.
  • Atender las necesidades de vuestra mujer y madre de sus hijos cuando amamanta y quiere un vaso de agua y se lo lleváis con una sonrisa en el rostro todas las veces que haga falta.
  • Acompañar al médico a vuestra mujer e hijos.
  • Por el amor incondicional que sentís hacia vuestra familia y cómo cada día la cuidáis y protegéis porque son lo más importante para vosotros. Hoy y siempre.

Todos los padres merecen reconocimiento social

Porque estos padres ven a sus mujeres con sus defectos, pero para ellos son perfectas. Porque les dan la ternura y el apoyo emocional que necesitan todo el tiempo que sea necesario. Son padres comprometidos en apoyar a su familia por encima de todas las cosas. A pesar del poco reconocimiento que puedan tener, nadie les quitará su sonrisa o sus ganas de hacer las cosas bien. Por y para su familia.

Si bien no todos los padres merecen elogios y muchas madres asumen el papel de madre y padre, la imagen de la paternidad está cambiando para mejor. En un mundo que está dando a las madres una voz y un reconocimiento, junto con un apoyo muy retrasados, no olvidemos también empoderar a los padres.

Las emociones y la experiencia pueden ser diferentes, pero la importancia es la misma y los hijos serán mejores para ello. Por eso, padres y madres deben caminar al mismo ritmo, cogidos de la mano y velar por su familia.