Normativa y campañas de la DGT sobre los niños

Las campañas de la DGT sobre los niños tratan de concienciar a padres y usuarios de los coches y la circulación. En muchos casos, los pequeños de la casa son los más vulnerables.

En España, los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte en los menores de 14 años. A nivel mundial, cada tres minutos muere un niño como consecuencia de un siniestro vial: 260 000 en un año. Y un millón de niños resultan gravemente heridos por la misma razón.

Para intentar mejorar estos alarmantes números, la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene una normativa muy clara y estricta que contempla algunas medidas específicas para los menores de edad. Además, la institución ha emprendido campañas de educación vial para informar sobre los riesgos y las medidas que se pueden tomar para evitarlos.

A continuación, veremos algunos elementos para conocer más la normativa y las campañas de la DGT sobre los niños.

Normativa y campañas de la DGT sobre los niños

La seguridad de los niños

Cuando un niño viaja en un coche, su seguridad depende fundamentalmente de dos cosas: del conductor y del uso adecuado de un Sistema de Retención Infantil (SRI). El conductor tiene en su poder la posibilidad de disminuir los riesgos asociados a su conducción. Debe conducir de manera tranquila, respetando las normas de tráfico, sin agresividad ni gestos bruscos.Normativa y campañas de la DGT sobre los niños.

También es necesario que, en la conducción diaria, se mantenga el espacio de seguridad y ajuste la velocidad en función del tráfico. Según las campañas de la Dirección General de Tráfico, esta es una gran forma de proteger a los menores durante un viaje.

El segundo factor capaz de disminuir los riesgos de lesiones de los pequeños durante un accidente es el uso de los SRI. Según datos de la DGT, un 40 % de los niños fallecidos en accidentes de tráfico no utilizaban ningún sistema de protección. El uso de sillas y otros sistemas de retención disminuye un 75 % de las muertes y un 90 % de las lesiones.

El uso de los SRI, además de recomendable, es obligatorio. Así lo establece la normativa. Sin embargo, muchos niños viajan sin la debida protección. Es por eso que la DGT ha emprendido numerosas campañas para informar y crear consciencia sobre estos dos aspectos fundamentales que contribuyen a disminuir los riesgos de los pequeños durante un viaje en coche.

El uso de Sistemas de Retención Infantil (SRI), una de las campañas de la DGT

La normativa establece que todos los menores de 12 años que no alcancen una estatura de 135 cm deben utilizar un sistema de retención homologado, adecuado a su talla y peso.

Existen cinco categorías de sillas, según la edad, la talla y el peso de los niños. Todas las sillas deben tener una etiqueta donde esté indicado para qué vehículos sirven, y la talla y el peso de los niños que las pueden utilizar.

Las correas de la silla deben quedar bien ajustadas al cuerpo del niño. Es fundamental que los padres sigan bien las instrucciones de montaje de cada modelo, y que se aseguren de que la silla está bien sujeta a los asientos del coche antes de instalar a los pequeños. El asiento trasero central es el que ofrece mayor seguridad frente a una colisión frontal o lateral.

La DGT ha realizado numerosas campañas de información sobre el uso obligatorio de SRI a través de diversos medios: radio, televisión, redes sociales, vallas publicitarias, folletos, campañas presenciales en las vías, etc.

La normativa prevé que los agentes de la autoridad puedan inmovilizar un vehículo cuando los pasajeros no estén utilizando estos dispositivos de seguridad.Normativa y campañas de la DGT sobre los niños.

El Decálogo de Seguridad Vial Infantil

En 2018, por primera vez en la historia, todas las partes implicadas en la seguridad vial de los niños se unieron con el único propósito de trabajar para mejorar la seguridad de los menores en las vías.

La DGT albergó la Asamblea General de la AESVI (Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil). En esa reunión se aprobó el Decálogo de Seguridad Vial Infantil, que contiene un conjunto de medidas indispensables cuyo objetivo es proteger a los pequeños.

Este documento, que también ha sido parte de múltiples campañas de educación vial emprendidas por la DGT, contiene aspectos fundamentales sobre la seguridad de los niños. Además de proporcionar las recomendaciones sobre el tipo de sillas que se deben usar, dónde comprarlas, cómo instalarla, etc…, también contiene otras informaciones muy útiles.

El Decálogo recomienda subir y bajar al niño siempre por la parte más segura del vehículo, es decir, por la acera. También se aconseja no dejar nunca objetos sueltos como equipaje o mascotas dentro del coche cerca de los pequeños. En caso de accidente, los pequeños pueden salir despedidos y provocarles serias lesiones.