No tengas prisa en que tu hijo conquiste cada logro en su debido tiempo

Apresurar las etapas de los hijos solo afecta el vínculo afectivo y perjudica el optimo desarrollo de sus habilidades. Conoce todos los detalles en este artículo.
No tengas prisa en que tu hijo conquiste cada logro en su debido tiempo

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 17 abril, 2023

Cuando un bebé llega a la vida de una madre, es normal que ella se comience a imaginar todas las experiencias que vivirá junto a él. Ya que su máxima ilusión es la de ser testigo principal de cada uno de sus avances.

Sin embargo, es importante saber controlar el deseo de querer adelantar los tiempos del niño para verlo cumplir todas esas pautas. Pues si no se respeta su ritmo, las consecuencias pueden ser bastante perjudiciales.

Los efectos adversos de apresurar los logros de los niños

En primer lugar, un bebé que crece rodeado de la imposición de alcanzar grandes logros en poco tiempo tiene una infancia aburrida. Sus padres lo limitan a realizar únicamente aquellas acciones relacionadas con ese objetivo.

De la misma manera, el niño puede llegar a entender que no se atienden sus necesidades principales y sentir que se dejan de lado por enfocarse en otros objetivos adicionales.

A causa de ello, el vínculo afectivo entre padres e hijos se puede llegar a debilitar porque no demuestra un apoyo constante e incondicional. Además, en el afán de hacer todo tan rápido, se omite la importancia de resaltar todas sus capacidades.

Por otra parte, el hijo puede cargar altas dosis de estrés al sumarle nuevas responsabilidades a diario y no dejarlo disfrutar del presente.

Todo esto representa un impacto negativo en el desarrollo del pequeño. Al apurar cada logro, no se le permite explorar por su propia voluntad y el desarrollo de las conexiones neuronales se vuelve mucho más débil.

Niño triste

Además, esta actitud también trae aparejados efectos negativos para las madres. Esto debido a que por pensar en sucesos futuros, se deja de disfrutar de una de las etapas más hermosas de la maternidad.

Lo peor de esto es que el niño comienza a crecer y esos momentos no vuelven nunca más. A raíz de ese hecho, la madre queda para toda la vida con el lamento de no valorar cada una de las etapas del desarrollo de su hijo.

Cada logro llega en el momento indicado

Al final del camino, la mayoría de los niños alcanza cada logro que les corresponde, según las etapas de crecimiento. Pues, las mismas necesidades humanas lo llevan a acoplarse a los nuevos procesos.

De igual manera, la libertad para jugar y para disfrutar a su modo les permite progresar día a día, pues les estimula la curiosidad para realizar nuevas tareas.

Mamá amorosa respetando los logros de su hijo

Además, al no fomentar ningún tipo de presión exagerada, los bebés desarrollan un apego seguro con sus madres. Esto les dará la confianza y la autoestima suficiente para animarse a conocer el entorno y retarse a sí mismos.

Reflexión final

De esa manera, saber respetar los tiempos de crecimiento es la mejor decisión para que un niño se desarrolle plenamente. Pues así, el pequeño satisface completamente cada una de sus necesidades y se introduce en nuevos entornos por su propia cuenta.

Asimismo, dejar a un lado las prisas le permite a la mamá atender los factores que en verdad inquietan al niño en ese momento. Y esta actitud es lo que lo ayuda a descubrir cada día más aprendizajes y a construir una gran relación amorosa.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Programa de salud infantil y adolescente de Andalucía. Cómo establecer un buen apego [Internet]. Andalucía: Programa de salud infantil  y adolescente de Andalucía; (S.F). [citado 13 de enero de 2022].

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.