Münchausen: La enfermedad de mamá me está matando

Se convirtió en el reto de cualquier profesional de la salud así como se está tornando cada vez más frecuente en los consultorios médicos. Se lo conoce como el “Síndrome de Münchausen por Poder” y consiste en un trastorno de la personalidad por el cual la madre simula una enfermedad en un hijo.

Por ello, el Síndrome de Münchausen es considerado una forma de maltrato infantil donde uno de los padres induce en el niño síntomas reales o aparentes de alguna afección. Por supuesto, de no ser detectada a tiempo, sus consecuencias pueden ser fatales.

Los especialistas de la salud suelen diferenciar esta patología de la Hipocondría por cuanto ésta última se caracteriza por una preocupación de estar enfermo causada por ansiedad o bien, en algunos casos, como síntoma de una depresión endógena.

El Síndrome de Münchausen fue descubierto en 1951 por el Dr. Richard Asher y desde entonces se lo consideró “Trastorno Ficticio” dentro de la clasificación psiquiátrica internacional. Su nombre proviene de un mercenario militar alemán, el barón de Münchhausen, famoso por narrar historias ficticias sobre sus conquistas y aventuras.

Münchausen: Causas

El Síndrome de Münchausen es un trastorno raro, poco comprendido y sus causas aún no se conocen a ciencia cierta. Sin embargo, se sabe que ocurre debido a problemas psicológicos del adulto, comportamiento con el que busca llamar la atención. Lo cierto es que abusa de su hijo buscándole atención médica innecesaria.

Añadir sangre a la orina o heces del niño, dejar de alimentarlo, falsificar fiebres, administrarle secretamente fármacos que produzcan vómitos o diarrea, infectar las vías intravenosas para que el niño luzca enfermo o simplemente lo esté, son algunos de los trucos que emplean estas madres para generar los síntomas en sus hijos.

En consecuencia, estos pequeños pasan gran parte de su infancia en los pasillos de distintos hospitales y muchos de ellos incluso terminan siendo hospitalizados cuando presentan grupos de síntomas que no encajan en alguna enfermedad conocida.

Mientras que la madre se muestra colaboradora, protectora y dedicada en el escenario del hospital, el niño sufre todo lo que implica someterse a exámenes médicos, cirugías y otros procedimientos molestos e invasivos, pero de manera innecesaria.

Münchausen: Todo por recibir asistencia médica

Esta psicopatología se caracteriza por una obsesión o deseo irrefrenable y permanente de ser asistido por personal médico. Esto genera en las madres cierta compulsión a deambular de hospital en hospital, muchas veces con nombre falso, para que se los atienda una y otra vez sin dejar rastros en las historias clínicas.

0d62669a106cec349e64786d63206524

Si bien estas mamás son conscientes del engaño, no lo son de sus motivaciones inconscientes de obtener la atención de los demás. Son capaces de manipular a sus niños y de desarrollar una gran habilidad para convencer al personal médico y a la familia respecto a la enfermedad de su hijo.

Otras tantas llegan al extremo de maltratar a su hijo, pudiendo llegar a envenenarlo o causarle la muerte por asfixia. Y todo ello responde a un único objetivo: obtener una estadía en el hospital, con los cuidados y la atención que estos implican, a fin de sentirse protegidas y tenidas en cuenta.

De síntomas, pruebas y exámenes

  • Los síntomas del niño no pueden encasillarse dentro de un cuadro clásico de enfermedad, pues no concuerdan entre sí.
  • Los síntomas del pequeño suelen mejorar en el hospital pero reaparecen en el hogar.
  • El adulto suele mostrarse exageradamente atento y demasiado servicial.
  • Las madres se niegan a que los hijos se separen de su lado o que alguien distinto los cuide.
  • Otros niños que han estado bajo el cuidado del mayor también han padecido enfermedades crónicas inexplicables.
  • Las muestras de sangre usadas para los análisis de laboratorio no concuerdan con el tipo de sangre del paciente.
  • Presencia de drogas o químicos en las muestras de sangre, materia fecal y orina.
832429f4d9f3fa2abae6f507e9ea9b71

Münchausen: Las cifras

Si bien los especialistas en materia de salud remarcan que las cifras no reflejan la frecuencia con la que se presenta el Síndrome de Münchausen en los consultorios médicos donde es demasiado común -por lo que estiman porcentajes mayores a los conocidos-, la incidencia y predominio de este síndrome es realmente preocupante.

Este año se han reportado al menos 700 casos solo en los países de habla hispana, mas vale aclarar que se trata de un registro de aquellos casos más severos de Síndrome de Munchhausen. Según estudios, el 5%  de los niños con asma y alergias a determinados alimentos son víctimas de un adulto que padece este síndrome.

Asimismo, en Estados Unidos atribuyen a este síndrome aproximadamente 700 casos de envenenamiento y sofocación por año. Incluso se estima que este trastorno es responsable de al menos un 10% de las muertes infantiles en Norteamérica.

En tanto, según un estadísticas criminológicas alemanas, el 40% de los casos de maltrato infantil son cometidos por mujeres, de las cuales entre el 85 a 90 por ciento sufren del Síndrome de Münchhausen Por Poder.

Los hijos de aquellas personas que padecen esta enfermedad tienden a colaborar con las madres en su afán natural por ser amados, por lo cual rara vez revelan sus martirios. Muchas veces estos niños que luchan por no dejar en evidencia a sus mamás, mueren a causa de esta distorsión patológica del amor maternal.

 

Categorías: Psicología de la madre Etiquetas:
Te puede gustar