Mitos y realidades sobre niños que sufren de autismo

Es complejo diagnosticar de autismo a un niño, debido a que esta condición no puede ser detectada fácilmente a través de exámenes regulares.

Existen tres tipos de Trastornos del espectro autista (TEA) que pueden afectar directamente en el desarrollo de destrezas y habilidades comunicativas del niño.

Existen muchísimos mitos y algunas realidades de este trastorno, que algunas personas no conocen en su totalidad. Hoy te contamos algunas:

Algunos mitos y realidades sobre niños que sufren de autismo

1. “Los niños que sufren de autismo no pueden tener amistades o relacionarse”

Los niños con este trastorno sí pueden entablar amistades y socializar. Mucho se ha dicho que los niños que sufren este trastorno no pueden relacionarse con otros niños, pero no es así, ellos de igual forma tienen la capacidad de hacerlo, solo que es un poco más complicado para ellos. Incluso, algunas personas se enamoran y se casan.

2. “El autismo únicamente puede afectar a los niños”

El autismo afecta tanto a niños como a adultos. Se puede diagnosticar a cualquier edad.

3. “Los niños con autismo no pueden ser educados correctamente”

Con el apoyo correcto, un niño que sufra de este trastorno, puede ser educado normalmente. Con la ayuda de la institución, los maestros y los padres, un niño con esta condición puede ser educado correctamente.

4. “El autismo es una condición que solo afecta a un grupo de personas”

Un reciente estudio publicado por la Asociación Médica Estadounidense (AMA) reveló que la administración de la vacuna conocida como MMR, no aumentó el riesgo de trastorno del espectro autista en los participantes. 

5. “Las personas con autismo no tienen empatía”

Los niños con este trastorno suelen tener gran consideración por los sentimientos de las demás personas, pero tienen dificultades para entender señales sociales, gestos, el lenguaje corporal y los tonos de voz.

Una rosa obtiene su color y fragancia de la raíz, y el hombre su virtud de su infancia.

-Austin O`Malley-

Afirmaciones que son totalmente falsas sobre el autismo

1. Se ha dicho que los niños que sufren este trastorno es por un problema psicológico, esto no es así. No es un problema psicológico, se trata de un trastorno agudo que afecta la capacidad de comunicación e interacción. 

2. Este trastorno no tiene nada que ver con el entorno familiar. No se trata de falta de afecto.

3. Se ha comentado que a los niños que sufren de este trastorno no les gusta recibir cariño y afecto, esto es totalmente falso. Aunque en casos muy extremos suelen no mostrar emociones, son niños muy sensibles, generalmente son muy unidos a sus padres y les gusta tener amigos para jugar. Ríen, lloran, sienten, igual que todos los demás niños.

4. Se ha dicho muchas veces que son niños con capacidades extraordinarias como las de memorizar todas las palabras de un libro o hacer cálculos matemáticos extremadamente difíciles. En realidad, solo el 10% de los niños con esta condición muestran este tipo de talentos fuera de lo común.

5. Se ha afirmado en diversas ocasiones que los niños con este trastorno son agresivos. Esto es totalmente falso, aunque este afecte al sistema nervioso lo que puede causar que se frustren muy fácilmente y esto los hace enfadarse, esta conducta se puede controlar y corregir. 

La inocencia de la infancia es como la inocencia de una gran cantidad de animales.

-Clint Eastwood-

Lo que indican algunos estudios

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (NIMH, por sus siglas en inglés), indicó que existe un pequeño porcentaje de niños que consiguen superar el trastorno. “Algunos niños diagnosticados en edades tempranas -menores de cinco años- de algún trastorno del espectro autista pierden los síntomas e incluso el diagnóstico al hacerse mayores”.

“Aunque normalmente el diagnóstico del trastorno del espectro autista no desaparece con el tiempo, las conclusiones obtenidas sostienen que existe un pequeño porcentaje de casos que consiguen superar el trastorno”, explicó el director del NIMH, Thomas Insel.

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades estima que uno de cada 88 niños en EE UU padece este trastorno. Aún continúan investigando futuros cambios que puedan haber en las funciones cerebrales y si queda algún indicio del trastorno.

Debemos investigar y estar al tanto de informaciones que se afirman que no son correctas.

Categories: Salud Etiquetas:
Te puede gustar