¿Los padres también deben prepararse para el parto?

Mervis Romero · 24 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez el 24 diciembre, 2018
Sí, los padres también deben prepararse para el parto, es de gran ayuda para las futuras mamás. Los aspectos son diversos y van desde lo físico hasta lo emocional.

La idea de que solo la mujer debe prepararse para el parto es una premisa que ha quedado en el pasado. Los padres también deben estar listos para el nacimiento del bebé de forma física y psicológica. La costumbres han cambiado y ahora se aceptan en los centros hospitalarios al otro progenitor en la sala para que presencie el proceso.

A continuación, toma nota de cómo debe ser esta preparación y disfruta completamente de la aventura de ser padre.

Padres, ¿cómo prepararse para el parto?

Queda claro que los padres también deben prepararse para el parto y ayudar a la pareja a afrontar esta maravillosa etapa de la vida. Su papel comienza desde que se enteran del embarazo. Sin embargo, hay diversas maneras de que se entrenen para el momento del nacimiento y ser de gran apoyo. Entre ellas se pueden destacar las siguientes:

Haz ejercicios y cuida la salud

La paternidad hace que la gran mayoría de los hombres sientan miedo sobre cómo gestionar los aspectos de la vida que ahora cambian. Canaliza tus miedos practicando ejercicio y enfócate en liberar las emociones negativas de modo que no las transmitas a tu pareja. Aunque no llevas al bebé dentro de ti, es fundamental que mantengas una alimentación balanceada y que evites fumar e ingerir alcohol.

Si tu pareja se encuentra en la fase de la concepción, acude al médico y hazte una evaluación. Un estilo de vida saludable por parte de ambos ayuda considerablemente a traer al mundo un bebé sano y fuerte.

Un plan de parto nos permite determinar nuestras preferencias en relación al proceso de alumbramiento.

Conversa con tu pareja

Es fundamental que ambos compartáis vuestros miedos, emociones, preocupaciones y sentimientos. Así construiréis de forma sana y fuerte vuestro nuevo modelo de vida, lo que reforzará la confianza sobre el proceso de crianza.

Asiste a las clases de preparación del parto

Conocer el proceso del parto ayuda a formar el vínculo afectivo tanto entre la pareja como con el futuro bebé. Gracias a las clases de preparación aprenderás la fisiología de la gestación y los cuidados del bebé. Además, estarás en contacto con personas que se encuentran en la misma situación que tú, y verás cómo te sirve de gran ayuda compartir impresiones.

Otra práctica fundamental es que asistas a las consultas médicas con tu pareja. En ellas podrás observar al bebé a través de una ecografía y escuchar los latidos del corazón, no querrás perderte eso, ¿verdad? Todos estos detalles te ayudarán a almacenar información que necesitarás para el parto.

Ayuda a preparar la bolsa para llevar al hospital

Acercándose la fecha debes ayudar a tu pareja a guardar las cosas que llevarán al hospital según la información que ya tenéis. Además de por razones evidentes, ya que ella estará cansada y con dolores, esto te permitirá conectar con sus emociones.

respiracion-parto

Llegó el momento del parto: ¿Qué hacer?

Cabe destacar que aunque ambos contéis con toda la preparación del mundo. hay ciertas circunstancias que no se pueden prevenir. Sin embargo, sí te ayudará a enfrentar la situación con mucha más integridad y capacidad de reacción. En estos momentos, las ventajas de estar preparado son:

  • Escuchar a tu pareja y atender las demandas de forma eficaz. Esto quizás implique llamar al personal de atención médica o reaccionar ante un cambio de ánimo. Y, sobre todo, estar atento a sus emociones y empatizar con ellas.
  • No interferir en las acciones del personal de atención y brindar ayuda a través de gestos sencillos como sostener la mano.
  • Saber dónde se encuentra ubicado todo lo que necesitarás: ropa del bebé y de la madre, sábanas, mantas, ropa de la madre y otros aspectos de organización.

En conclusión, los padres también deben prepararse para el parto. Y para ello cuentan con casi nueve meses en los que servir de apoyo e implicarse en las emociones que supone este proceso.

  • Cantero, A., Fiuri, L., Furfaro, K., Jankovic, M. P., Llompart, V., & San Martín, M. E. (2010). Acompañamiento en sala de partos: regla o excepción. Rev. Hosp. Matern. Infant. Ramon Sarda
  • Soediono, B. (1989). Técnicas psicoprofilacticas de preparación para el parto, percepción de mujeres atendidas en la maternidad del hospital Paillaco entre septimebre 2007 y feberero 2008. Journal of Chemical Information and Modeling. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004