Los más populares 5 experimentos para niños

Francisco María García · 17 octubre, 2017

Tener a mano una lista de experimentos para niños siempre es bueno. Sobre todo, para esos días en que el clima obliga a permanecer en casa. A continuación te presentamos los 5 experimentos para niños más populares de todos los tiempos y cómo realizarlos en casa. Te garantizamos un buen rato y muchas risas.

¿Te animas a hacer que tus hijos se maravillen con la ciencia experimental?

Los niños son activos por naturaleza, les gustan los desafíos y son curiosos. Por eso  les encanta hacer experimentos. Ese es un buen motivo para brindarles oportunidades frecuentes de experimentar. Pero su valor no radica exclusivamente en la diversión.

A través de los experimentos, al mismo tiempo que se divierten, los niños conocen el mundo que les rodea

También, gracias a los experimentos los niños van aprendiendo acerca de algunos principios prácticos de eventos cotidianos, y exploran el mundo de las ciencias en general.

Los pequeños irán poco a poco adquiriendo algunas nociones básicas de conceptos científicos que conocerán en profundidad en el futuro.

No es necesario disponer de un laboratorio ni de equipamiento especial para poner en marcha experimentos para niños. Basta una mesa y algunos materiales caseros para poner en marcha la diversión y el asombro.

Los más populares 5 experimentos para niños

 1. Lámparas fluorescentes

Las glitter jars o botellas brillantes son la nueva sensación en Internet.

Un experimento divertido y útil.

Materiales

  • Barritas de luz fluorescente.
  • Frascos de vidrio limpios y con tapa.
  • Guantes de plástico.
  • Tijeras.
  • Trozos de tul.

Procedimiento

  1. Cubrir con tul por las paredes internas del frasco.
  2. Colocarse los guantes.
  3. Cortar un extremo de dos barritas luminosas de colores diferentes para extraer su pintura.
  4. Esparcir la tinta, agitando las barritas dentro del frasco, de modo que la pintura genere manchas sobre el tul y el vidrio, que luego brillarán en la oscuridad.
  5. Cerrar el frasco con tapa segura y agitarlo. Verán como, en la oscuridad, emitirá una bonita iluminación.

2. ¿Puede meterse un huevo en una botella?

Un experimento que parece casi un acto de magia. 

Materiales

  • Un huevo cocido pelado.
  • Una botella con cuello más pequeño que el huevo.
  • Algunos fósforos.

Procedimiento

  1. Colocar el huevo en la boca de la botella. El huevo no entra.
  2. Tomar con una mano el huevo y con otra las cerillas.
  3. Encender tres o cuatro cerillas y colocarlas dentro de la botella.
  4. Inmediatamente colocar el huevo sobre la boca del recipiente.
  5. Poco a poco, el huevo se introduce en la botella, hasta que cae dentro.

El fenómeno se produce por la diferencia de presión entre el exterior y el interior de la botella. Como el huevo cocido es flexible, modificará  su forma hasta entrar en la botella.

 

3. El mar está en la botella

Este es un experimento sencillo y con efectos de gran atractivo para los pequeños de la casa.

Materiales

  • Acuarela o colorante alimentario azul.
  • Aceite y agua.
  • Botella. El mar dentro de una botella es un bonito experimento para todos.

Procedimiento

  1. Llenar con agua las tres cuartas partes de la botella.
  2. Agregar unas gotas de colorante y mezclar.
  3. Completar la botella con aceite.
  4. Taparla y moverla.

 

El mar encerrado en la botella hará burbujas, olas y efectos para juegos muy divertidos. ¿Por qué sucede? El aceite flota y se desliza sobre el agua, pues ambos no se mezclan. La diferencia de sus densidades unida a la coloración, produce los atractivos efectos.

4. Col de colores 

Las coles de colores teñidas con colorante vegetal.

Materiales

  • 4 vasos con agua.
  • 4 hojas de col.
  • Colorante alimenticio.

Procedimiento

  1. Poner colorante en el agua de los vasos. Cada vaso recibirá un color diferente.
  2. Introducir una hoja de col en cada vaso.
  3. Dejar reposar. Después de un tiempo, las hojas se habrán teñido del color del colorante del vaso.

5. Volcán con “mentos” y cola negra

Este experimento, además de divertido, es muy útil para que el niño vaya teniendo información.  Sobre todo, los perjuicios que le puede ocasionar comer estos caramelos y tomar bebidas gaseosas al mismo tiempo.

Materiales

  • Botella de 2 litros de refresco cola.
  • Un tubo de pastillas “mentos”.
  • Un tubo fabricado con cartulina, que actuará como embudo.
  • Espacio abierto para realizar el experimento.

Procedimiento

  1. Ubicar la botella de gaseosa (el volcán) en un área despejada, al aire libre.
  2. Quitarle la tapa.
  3. Introducir un extremo del tubo de cartón en la boca de la botella.
  4. Volcar los mentos por el tubo de modo que entren casi juntos.
  5. Retirar el tubo de cartón y alejarse inmediatamente. La erupción comenzará enseguida.

¿Cuál es la explicación? La bebida gaseosa contiene dióxido de carbono. Los mentos hacen que este gas se separe del agua, se acumule en las pastillas y se expanda con más rapidez. Esto provoca la “erupción”.

Los experimentos para niños son una importante herramienta, tanto para el aprendizaje como para la diversión. Pero es fundamental que el niño entienda que nunca debe realizarlos sin la presencia de un adulto, porque puede exponerse a daños.