Los errores más comunes de los padres cuando se divorcian

Gladys · 18 marzo, 2016

En la actualidad existe un gran número de parejas que por alguna circunstancia del destino deciden separarse. Sabemos cuán dura puede ser una ruptura sentimental, pero lo más importante es cuando quedan hijos. Evita los errores más comunes de los padres cuando se divorcian.
Seguramente ya lo has pasado, o lo estás pasando. ¡No te preocupes! En este tipo de casos lo mejor es pensar en el bienestar de los hijos y no cometer errores perjudiciales que con el pasar del tiempo el único afectado sería el niño o niña.

En un principio asume que tu relación no funcionó y ten la madurez necesaria para aceptar que tendrás que tener una excelente comunicación con la madre o el padre de tus hijos. Desde ese punto muéstrale al niño que puede ser feliz con sus papás sin estar juntos. ¡Lo más importante es la estabilidad emocional del niño!

 Sé diferente. No cometas errores comunes

 

Un “aplauso” para aquellos padres que se divorcian de la madre pero no de los hijos. Sí, en este caso son muchos los padres que al momento de la separación rompen cualquier tipo de vínculo con sus hijos y su madre. Recuerda: son tus hijos y en este momento necesitan mucho más de ti.

Igualmente sucede con las mujeres, creen que es sano no permitir que el padre de sus hijos tenga contacto con ellos; es decir la separación se convierte en separación de madre y de hijos. No, los niños no tienen la culpa de los errores de los adultos. Pueden ser estos los errores más comunes de los padres cuando se divorcian.

Bríndale mayor confianza y evita tengan un crecimiento traumático por causa de la separación de sus padres

Ahora bien, ¿estás pasando por una situación similar y no sabes qué hacer? Toma en cuenta los errores más comunes de los padres cuando se divorcian que no puedes tener durante la separación y luego de ella.

fba_Captura de pantalla 2014-11-06 a la(s) 12.40.34

Conoce más…

 

Como padres debemos evitar por todos los medios darle la responsabilidad a los niños de ser intermediarios entre sus papás, es decir evita colocarlos como mensajeros, es responsabilidad únicamente de los adultos tratar el tema de sus hijos en común.

Nadie está preparado para pasar por un divorcio, pero cuando ese día llegue o esté llegando no busques a tus hijos como un pañito de lágrimas, ellos sienten y perciben todo y estarás haciéndole mucho daño. ¡Vive tu duelo pero no se los transmitas! Así, no pensaran que papá tiene culpa o que mamá es mala.

  • Uno de los errores más comunes de los padres cuando se divorcian es intentar ganarse a los hijos. No, está mal que quieras dañar la imagen de su mamá o de su papá para de esta manera tenerlos de tu lado. ¿Sabes qué pasa si actúas así? Ocasionas un daño emocional y de personalidad en tus hijos.
  • El tener una mala convivencia con tu ex pareja es terrible, lo común es que los hijos desde un principio vivan con la mamá, quien deberá regirse por normas de visitas es el padre. En muy pocos casos es distinto. Pero no debes evitar que los niños compartan y vean a su papá.
  • No lo dejes todo a la imaginación de tus hijos, que ellos estén en su cabecita haciéndose miles de preguntas sin una respuesta es dañino,
  • ¡Siéntate y habla! Explícale que mamá y papá estarán mejor así, pero que nunca los dejaran de amar y estar junto a ellos.
  • Muchos papás no le dan importancia cuando los hijos llegan de la casa de su ex pareja, creen que preguntarle como espías es bueno o sencillamente no preguntarle nada, para que no crea que te sigue importando su mamá o su papá. Lo que ellos vivan en su otra casa siempre debe ser importante para ti y hacerles sentir que te importa lo que ellos vivan.
  • Evita por todas las maneras la discusión delante de ellos, no es necesario que noten que mamá y papá no se soportan y siempre pelean por algo que los incluye a ellos, es decir por sus alimentos, estudios, deportes, educación entre otras cosas. ¡Una buena comunicación ante todo!
divorcio--644x362

¿Has cometido todos los errores más comunes?

  • Rectifica en este preciso momento. No seas tú el causante de muchas inseguridades, rebeldía, tristezas y confusiones de tus hijos y repara tus errores y el daño que has hecho.
  • Reconocer que estás actuando mal es el primer paso.
  • Pedirles disculpas, diles “me equivoqué y cambiaré mi actitud por ti y para ti”.
  • Desde entonces en tu casa no se habla mal de tu ex pareja, y permítele a tu hijo expresar cuándo él siente que lo haces.
  • Demuéstrale a tus hijos que tener padres separados no es lo peor que les puede pasar. Que muchos niños pasan por lo mismo pero sus papás nunca dejarán de serlo aunque no estén juntos.