Los 10 secretos mejor guardados de las embarazadas

Amanda3 24 septiembre, 2016

El embarazo es una etapa cargada de sorpresas, es hermosa e incluso puede llegar a ser vergonzosa. A veces las embarazadas llegan a guardar muchos secretos porque las avergüenzan. En gran medida nos aprovechamos de nuestra condición para dejar de hacer algunas cosas y también para que nos consientan un poco.

Por ejemplo, aunque el descanso para una embarazada es lo primordial, algunas madres exageran y se echan al abandono. Hay cosas que las mujeres estando embarazadas dejamos de hacer y otras que nunca hacíamos también sucederán. Es posible que aproveches la oportunidad de hacer algo que antes no hacías por vergüenza.

La mayoría de las mujeres embarazadas frecuentemente hablan consigo mismas, sobre todo al observar cada día cómo su cuerpo ha cambiado. A veces nos sentimos hermosas y otros no tanto, los cambios de humor afectan tus pensamientos. A continuación recordaremos algunos hábitos de las embarazadas, que en la actualidad son los secretos mejor guardados.

db14199050ac570ee2334497298268d8

Los secretos de las embarazadas

Aunque a todas nos haya pasado, sigue siendo un secreto entre nosotras mismas y para todo el mundo. Por lo general las personas no ven a una embarazada e inmediatamente piensan en lo que ocultan. Quienes no han pasado por esta etapa ni se imaginan lo difícil que pueden ser algunas cosas. Lo que sí es seguro, es que no escucharemos esto de ellas, porque son los secretos mejor guardados.

Los gases

Dependiendo de la dieta que tengas puede aumentar o disminuir las flatulencias. Muchas veces la fibra en los alimentos influye, pero es importante para una buena digestión, control de peso y disminuye el colesterol.

A todas nos da mucha vergüenza hacer esto delante de las personas, aunque es algo común y natural entre las embarazadas. No obstante, casi ninguna lo admite con toda confianza ante todos.

No depilarse

A medida que está creciendo la pancita a todas las embarazadas les preocupa cómo se podrán depilar las piernas y área genital.

Por eso, hay mujeres que deciden no depilarse después que no se logran ver bien allí abajo. La decisión de no depilarse en estos casos está justificada, pero no es una historia que se revela abiertamente.

No hacer algunas cosas con la excusa de estar embarazada

La pereza es muy frecuente en las embarazadas y más si estamos muy consentidas por parejas y familia. No levantarse  por un buen rato, no hacer peso, no agacharse, son acciones que a veces se exageran un poco.

Se hace costumbre llamar a alguien para que ayude a cada momento y no siempre es por no poder.

Los secretos de las embarazadas

La excusa de las hormonas

Los cambios de humor en una embarazada son inesperados, esos momentos merecen mucha paciencia y comprensión. Probablemente se pondrán como niñas consentidas con la excusa de que son las hormonas.

Vejiga al poder

El peso de la barriga sobre la vejiga provoca incesantes ganas de orinar. Por eso, las embarazadas vamos al baño con frecuencia. En esta etapa puede ser vergonzoso, pero a veces resulta provechoso para conseguir detenernos y descansar o conseguir ayuda rápida.

Hacer la Fiesta de baby shower para no comprar

Organizar esta fiesta puede tener sus gastos, pero siempre serán inferiores a los gastos del embarazo. Por eso, es común que las embarazadas planifiquen ahorrar algo de dinero con esta acción. Además, es buen momento para sentirnos consentidas, comer y presumir un poco.

Pantalón desabrochado

Es habitual que cuando te vaya creciendo la barriga te dejes el pantalón desabrochado para sentirte más cómoda. Llega un momento en el que preferirás utilizar vestidos más que  pantalones.

Asaltos nocturnos a la nevera

Durante las noches, esas madrugadas cuando te despiertas con hambre o antojo. Levantarse para ir a la nevera a ver que se puede comer es habitual en las mujeres en estado.

La excusa de los antojos o el mito de que hay que comer por dos, sirve para justificar este hecho (si fuéramos descubiertas).

Ver videos de parto

Aunque esto podría causar más ansiedad y temor. Es muy común que las embarazadas quieran ver cómo puede ser el parto. Creyendo que esto las ayudará a estar más preparadas para cuando a ellas les toque.

Seducir a tu pareja.

Durante el embarazo y más en los últimos meses es muy productivo tener relaciones sexuales. Esto puede ayudar como un ejercicio, las contracciones del orgasmo pueden  facilitar el trabajo de parto y aliviar el dolor.

A algunos padres se les hace difícil y prefieren no hacerlo, pero lo que no saben es que esto ayuda mucho al bebé y a la madre.

 

Te puede gustar