La sobredotación en el período de la educación infantil

Corina González · 23 septiembre, 2018
Los chicos con sobredotación suelen ser perseverantes, creativos, ingeniosos y originales. Demuestran sus talentos a nivel académico en la realización de mapas, experimentos científicos, juegos, bailes y creación de poesías, entre otras actividades.

La sobredotación en el período de la educación infantil es un tema poco conocido, ya que hay muchos padres que ignoran que sus hijos poseen esa condición intelectual. La evaluación temprana de las capacidades del niño para definir si es sobredotado o no es esencial para enfocarse en el desarrollo de su potencial.

Se dice que un niño es sobredotado cuando cuenta con un coeficiente intelectual mayor a 130. Sin embargo, estos pequeños son difíciles de detectar, ya que la población estudiantil suele igualar o superar ese rango numérico; además, en algunos casos, estos chicos demuestran mal comportamiento y bajo rendimiento estudiantil.

Para evitar la desmotivación y el aburrimiento en el colegio, es necesario que los padres de niños sobredotados los ayuden a sobrellevar esta etapa educativa. En muchas ocasiones, los colegios no cuentan con el personal necesario para atender de manera especial a estos chicos; se desencadena así su escasa productividad académica y la poca valoración o aprovechamiento de su potencial.

Características de los sobredotados según su edad

Bebés

  • Demuestran gran precocidad en su aprendizaje.
  • Despiertan aceleradamente la interacción con su entorno.
  • Responden más rápido a los estímulos visuales y auditivos.
  • Poseen memoria fotográfica.
  • Comienzan a hablar prematuramente.

Niños

  • Se muestran muy competitivos y con afán de ser los mejores.
  • Aprenden con rapidez y desarrollan al máximo sus capacidades.
  • Son perseverantes y les agrada expresarse cuando se sienten orgullosos de ellos mismos.
El cerebro de los niños superdotados sigue siendo, en parte, un misterio por resolver.

Adolescentes

  • Gran capacidad cognitiva.
  • Nivel de reflexión alto para conceptos sobre valores sociales, morales y culturales.
  • Les agrada compartir con personas mayores.
  • Autoestima y confianza altas.

Adultos

  • Desempeño excelente a nivel laboral. Buscan buenos empleos y, generalmente, se desempeñan en una especialización.
  • Se mantienen aislados.
  • Alta capacidad para resolver problemas de cualquier índole.

“La inteligencia consiste no solo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”
—Aristóteles—

¿Cómo aprovechar las capacidades de la sobredotación infantil?

Estos pequeños cuentan con una capacidad intelectual superior a la media. Sin embargo, no todos se muestran superinteligentes.

Existen muchos niños aplicados y productivos que no poseen un puntaje de coeficiente elevado. La mejor manera que tienen estos genios para demostrar sus competencias es con sus asignaciones escolares y la resolución de problemas en concreto.

Estos pequeños necesitan programas educativos que los ayuden a desarrollar su nivel intelectual al máximo. Hay muchos modelos que pueden explotar sus potencialidades si se aplican con constancia y disciplina. Aquí, dos ejemplos de ellos:

La aceleración

La finalidad de este modelo educativo es poner a cursar al pequeño en el grado que le corresponde según su nivel intelectual y no por su edad; por lo general, se evidencia en el primer nivel académico. Al seguir este mecanismo, el estudiante podrá ingresar a temprana edad a una universidad, realizar especializaciones, posgrados y maestrías.

Además de lo antes dicho, con este método se evaluarán las capacidades cognitivas del niño con más rigurosidad y, por ende, se aprovecharán al máximo sus talentos en estudios superiores.

La gran ventaja a nivel social es que se evitarán las dificultades causadas por la inmadurez de sus compañeros y el aburrimiento en el aula a causa de que ya domina con facilidad el contenido.

Este sistema educativo también tiene sus desventajas. Una de ellas es que, al adelantarse a un nivel más avanzado, el estudiante no contará con la madurez necesaria para afrontar los retos más difíciles acordes con su edad.  Esto podrá traer consecuencias negativas a nivel familiar y social.

Existen ciertas técnicas y actividades para estimular a los niños superdotados.

Aula habitual

Este es el modelo más común. Se refiere a mantener a los chicos con sobredotación en el período de educación infantil regular. Allí, se rodean y expresan con estudiantes de su misma edad y avanzan en un ritmo menos acelerado, sin entorpecer sus conocimientos y aprovechando todos los recursos posibles para un avance significativo.

Como ventaja, se dice que estos chicos pueden educarse perfectamente en grupos heterogéneos, disfrutando de sus habilidades y talentos y siendo tratados como iguales. Sin embargo, pueden recibir alguna atención o ayuda especial con la finalidad de sacar el máximo potencial de todas sus capacidades.

La desventaja más puntual es que, al estar en un aula habitual, el estudiante solo se conformará con resaltar y llegar al primer lugar en calificaciones sin ejercer un mínimo esfuerzo. Puede que, de esta manera, no se exploren y desarrollen como ameritan todas las habilidades intelectuales del infante.

Para atender adecuadamente la sobredotación en el período de la educación infantil, deben valorarse los aspectos positivos y negativos de cada método que se emplea para educar a los niños con coeficiente intelectual elevado.

Ayudarlos a explotar todas sus potencialidades en el modelo educativo que más le convenga, sin presiones ni elevadas expectativas, debe ser el objetivo de padres y maestros. La idea es que por sí solos estos infantes demuestren con hechos todo lo que son capaces de hacer.

García-Ron, A., & Sierra-Vázquez, J. (2011). Niños con altas capacidades intelectuales. Signos de alarma, perfil neuropsicológico y sus dificultades académicas. Anales de Pediatria Continuada. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(11)70010-5 Sánchez Cuenca, M., & Sánchez Manzano, E. (1990). Estrategias educativas en la formación de niños superdotados. Revista Complutense de Educación, ISSN 1130-2496, Vol. 1, No 3, 1990, Págs. 487-500.