La inteligencia artificial en la educación del futuro

9 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
La aplicación de la inteligencia artificial en la educación es cada vez más un hecho. Vamos a ver cuál es el futuro de esta IA para los alumnos del futuro.

La aplicación de la inteligencia artificial en la educación está cada vez más cerca de ser una realidad. El aprovechamiento de la tecnología es un reto necesario en la actualidad para todos a la hora de buscar una educación de calidad.

En primer lugar, nos planteamos una cuestión básica: ¿qué es la inteligencia artificial (IA)? Podemos contestar esto de una forma sencilla para aclarar términos.

Por inteligencia artificial entendemos aquella tecnología que es consciente de su entorno y que lleva a cabo sus tareas siendo capaz de maximizar sus posibilidades de éxito. Estas tareas suelen implicar cosas como planificación, investigación, procesamiento del lenguaje y reconocimiento facial.

La investigación de la IA empezó en 1956, pero hoy en día resulta más relevante que nunca. Desde Siri y Alexa hasta el más reciente Google AI, estamos en un mundo destinado a estar cada vez más moldeado por la inteligencia artificial.

La IA en la vida cotidiana

Ya existen casas inteligentes y coches que conducen solos. Esto todavía no está al alcance de todos, pero es algo real. Además, el impacto de la IA en la vida diaria es tan generalizado que, muchas veces, ni somos conscientes de que estamos interactuando con ella.La inteligencia artificial en la educación del futuro.

Pensemos en videojuegos con personajes que reaccionan y se adaptan a la forma en que juega el usuario. Estos son un ejemplo claro de IA que casi damos por sentado. Pasa lo mismo con las predicciones de compra que nos enseñan productos antes de que los necesitemos, o las recomendaciones de películas en Netflix.

Los bancos también utilizan tecnologías parecidas al monitorear el fraude. Además, muchos sitios web utilizan la IA para su apoyo al cliente. Wired, Yahoo, Fox y Associated Press aseguran utilizar la Inteligencia Artificial para crear contenido. La IA no puede reemplazar a un periodista de investigación, pero sí puede hacer cosas sencillas, como publicar resultados deportivos.

Inteligencia artificial en la educación

Entonces, nos preguntamos: ¿dónde podemos encontrar la inteligencia artificial en la educación y en nuestros colegios? ¿Qué puede hacer la IA para cambiar la educación en el futuro?

Hoy en día, el debate sobre el papel de la IA en las escuelas está activo en plataformas como Brainly, una red social donde los alumnos se encuentran para colaborar. Compañías como CTI están creando libros de texto personalizados atendiendo a las necesidades concretas de los alumnos.

La IA, además, ya está mejorando los métodos tradicionales de enseñanza y corrigiendo sus deficiencias. Los maestros tienen un tiempo concreto para interaccionar con los alumnos, pero una IA puede estar disponible para los estudiantes las 24 horas del día.

Así que, de esta forma, puede fomentar el aprendizaje a distancia. Incluso, puede manejar muchas tareas administrativas aburridas, lo que permitiría a los profesores tener más tiempo para centrarse en los alumnos.

El futuro de la inteligencia artificial en la educación

Resulta evidente que la IA ha llegado para quedarse, pero ¿hacia dónde estamos yendo? Innovaciones como Realidad Aumentada, Virtual y Mixta tendrán un papel cada vez más importancia a la hora de facilitar a los estudiantes una experiencia más atractiva en el aula.La inteligencia artificial en la educación del futuro.

Encontrar los recursos adecuados en el momento adecuado será más rápido y fácil de lo que ya es. De este modo, los alumnos podrán personalizar su experiencia de aprendizaje. Una IA será capaz de identificar las áreas en las que los estudiantes tienen más problemas y encontrar el método correcto para mejorar su rendimiento.

Ante el planteamiento de si los maestros terminarán siendo algo no necesario, la respuesta resulta clara: no. El papel de un educador va más allá de la simple entrega de información de una forma eficaz.

Si bien la IA puede ser un gran activo para los docentes, los profesores están destinados a enseñar a los estudiantes otras cosas además de conocimientos. Por ejemplo, cuál puede ser su lugar en el mundo. Los dirigirán para que lleguen a convertirse en adultos con éxito a través del conocimiento. Asimismo, los educarán en aprendizaje social y emocional.

Solo los seres humanos pueden educar a los niños para que se conviertan en grandes seres humanos en el futuro.

Las nuevas generaciones también necesitarán aprender habilidades sociales, autoconciencia e indicaciones sobre cómo tomar decisiones. Estas habilidades nunca podrían ser enseñadas por una máquina.

En definitiva, aunque la IA será muy útil en el futuro y ayudará en la educación, nunca será útil sin profesores competentes que sepan cómo utilizarla en su beneficio y en el beneficio de sus alumnos.