La dieta de tu hijo cambia a los dos años

El niño de dos años de edad ya debe estar obteniendo gran parte de su nutrición de las carnes, frutas y verduras, panes y granos, y de los productos lácteos, especialmente la leche entera. ¿Quieres que coma de todo? Entonces dale la mayor cantidad de alimentos posible.

Este es el momento para enseñarle a tu hijo a comer de todo. ¿Quieres un niño con buenos hábitos alimenticios? Entonces recuerda que se enseña con el ejemplo: el consumo de alimentos de tu bebé estará cada vez más influenciado por los hábitos de dieta de su familia y de las personas que le rodean.

A cada edad, una dieta diferente

Suministrar una dieta variada de alimentos ayudará a garantizar que se reciban suficientes vitaminas y minerales por parte de tu hijo.

Recuerda que los niños pequeños no crecen tan rápido como los bebés, por lo que sus necesidades nutricionales relativas a la talla disminuyen durante el segundo año de vida y, aunque siguen aumentando de peso, no lo duplican, como lo hacen cuando son los bebés.

shutterstock_64888276

Sabor y proteínas

A esa edad, explica Daniel Campos, médico nutricionista, es bueno fomentar el consumo de proteínas en su dieta.

Es muy probable que tu hijo pida, sobre todo, carbohidratos como pasta y arroz; pero hay que propiciar que consuma proteínas, ya que esto les ayuda a fortalecer y a desarrollar el sistema muscular.

“Prepara los alimentos con creatividad porque los niños escudriñan mucho la comida, y lo que no les parece simplemente no se lo comen”, aconseja el nutricionista venezolano.

Si le vas a dar pescado -alimento al que suelen ser muy renuentes- le puedes preparar nuggets o croquetas de pescado.

“Este platillo no tiene que ser necesariamente frito porque como bien sabemos las grasas no son saludables, puedes cocina el pescado en el horno lo cual te da una textura y un sabor similar , o incluso mejor, que si lo fríes“, explica el experto.

Esta idea vale para el pescado, el pollo y la carne roja.

Hay una receta llamada pulpetas de carne. Se parece a una hambuerguesita, pero con capitas de carne. En el medio está rellena de queso.

La carne debe estar aliñada, además le debes agregar dos huevos batidos y los ¾ de taza del pan molido hasta que tenga consistencia y,  la especie de hamburguesita debe quedar cerradita.

“Hay que ser muy suspicaces a la hora de colocar los aliños como la cebolla o el ajo hay que licuárselos. Trata de esconderlos, pero no dejes de colocarlos porque cada alimento le aporta nutrientes al niño y contribuye a su maduración intestinal”.

-Daniel Campos, nutricionista-

Los acompañantes además del arroz o las papas pueden ser puré de calabaza y de calabacín.

shutterstock_283057730

Colores en la mesa

Las ensaladas tienen que ser llamativas, llenas de colores; puedes incluir en ellas zanahorias o remolachas, por ejemplo. Cuando los niños tiene dos años de edad se fijan mucho en los colores.

También debes fomentar el consumo de frutas naturales. Ten cuidado con los cítricos; no los excluyas, sólo dáselos a probar con moderación.

Recuerda que a los dos años de edad aún tienen mucha sensibilidad en las papilas gustativas. Campos recomienda darle una o dos frutas diferentes cada semana, porque aún están conociendo muchos sabores.

De acuerdo a su reacción, puedes variar la fruta que le das a comer bien sea cortada en pequeños trozos o licuada en jugos.

Intenta jugar con el color de las frutas para captar la atención de tu bebé.

Tips saludables

  • Se le puede ofrecer al bebé agua entre las comidas.
  • No se recomienda ofrecer dulces ni bebidas endulzadas, porque hacen perder el apetito y contribuyen a la aparición de caries dental.
  • Evite colocarle sal, azúcar o condimentos fuertes a las comidas.
  • No se recomiendan los productos que contengan cafeína (bebidas gaseosas, café, té o chocolate).
  • Un bebé hiperactivo o melindroso puede necesitar atención, en vez de comida.
  • Es bueno que el pan sea integral y/o rico en cereales.
  • Los cereales no han de ser demasiado azucarados ni contener chocolate.
Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar