Mi hijo llora sin parar, ¿qué hago?

Gladys3 1 marzo, 2017

Los padres solemos desesperarnos cuando nuestros bebés lloran sin razón aparente. Sin embargo, no podemos olvidar que el único método que tienen para comunicarse es el llanto y no debemos ignorarlo. Pero, ¿qué tenemos que hacer cuando llora sin parar? Lee con atención los consejos que traemos para ti.

En muchas ocasiones, tratamos de deducir lo que les pasa con tres preguntas sencillas: ¿Ya comió? ¿Tendrá sueño? ¿Se siente mal? Ahora bien, un niño es más complejo que esto y debemos tener en cuenta otras situaciones que le pueden causar determinado estado emocional.

Tratar de mantener la calma y transmitir todo tu amor cuando lloren es fundamental

Nuestros pequeños siempre van a tener buenas razones para llorar. Pero ni los expertos ni los padres tenemos la capacidad de leer la mente, para entender con exactitud lo que les pasa. Por esta razón, tenemos que activar nuestro sexto sentido o intuición para llegar a alguna conclusión.

 

Indudablemente, el secreto para descubrir una posible causa es el amor y mantener la paciencia. Escucharlos llorar y no encontrar algo que les consuele es un momento desgarrador; sin embargo, tienes que guardar la calma y escuchar lo que te dicta el corazón.

Si un niño está bien no necesitará llorar. Así que interpreta su llanto como la señal más sabia de sus inconformidades y conéctate con sus emociones. A veces, no sabemos qué tiene, pero tu presencia será suficiente para que ellos se sientan a gusto de nuevo.

Mamá y papá son fuente inagotable de cariño y, por lo tanto, serán siempre la mejor compañía que un pequeño puede tener. Recuerda que estuvieron en tu vientre con el calor de mami y tenían todos los recursos básicos a su disposición, sin necesidad de pedírtelos. Ahora, la tarea es de los padres.

Si no te sientes segura de lo que tiene y lo notas diferente, no dudes en llamar a tu pediatra de confianza y coméntale tu preocupación

¿Qué hacer cuando llora sin parar?

Si ya cubriste sus requerimientos (alimentación, descanso, cambio de pañal y salud) y no se calma, puedes intentar con estos trucos que son muy efectivos:

  • Envuélvelo en una manta y acurrúcalo en tu regazo: no hay nada mejor para él que tu calor, escuchar tus latidos y sentirte cerquita de su cuerpo. Relájate y cántale una dulce canción de cuna
  • Si está haciendo un poco de calor, no tengas miedo en dejarle sentir aire fresco: las altas temperaturas incomodan a los bebés. Colócale una ropa suave y fresca y no lo arropes
  • Cámbialo de posición o de cama: a veces, ellos se cansan de estar de un mismo lado o se sienten solos en su cuna. Tómalo entre tus brazos, mécelo suavemente y duerme junto a él
  • Los chupetes funcionan en ciertos casos: la succión suele calmar a los niños, pero no todos se acostumbran a dormir con los también llamados “pacificadores” o chupando dedo
  • Masajes relajantes: la mayoría de los bebés se calman con un suave masaje porque adoran el contacto físico. No te preocupes si no conoces las técnicas exactas, solo basta con que lo toques con suavidad para que se relajen
  • No te olvides de cuidarte a ti misma: las nuevas tareas como mamá son agotadoras y aunque te sientas la mujer más afortunada del mundo por tener ese tesoro, es normal que quieras un espacio para ti. Trata de dormir bien, habla con alguna amiga y come saludable. Si tú estás bien, ellos lo percibirán.

¿Por qué lloran los bebés?

Al principio, seguramente, te sentirás desorientada porque no conoces las razones que hacen llorar a tu bebé. Esto solo lo aprenderás con el tiempo, con los numerosos intentos y errores que todos cometemos. Poco a poco, descubrirás sus señales y podrás consolar sus angustias.

El tiempo será tu mejor maestro para conocer a tu bebé. A continuación, te mostramos una lista de las 10 razones más frecuentes por las que un pequeño llora sin parar:

  • Hambre
  • Pañal sucio
  • Necesita tus brazos
  • Quiere dormir
  • Malestares estomacales (cólicos, gases, etc.).
  • Frío o calor
  • Algo les incomoda
  • Dentición
  • Exceso o falta de estimulación
  • No se siente bien

Ser mamá o papá no es una tarea fácil. Necesitarás una buena dosis de calma y concentración para que puedas descubrir a ese bebé que te dio la vida. Este es un proceso de crecimiento de ambos y si pones tu empeño vas a descubrir que tienes un don natural para cuidar de él. No te desesperes si en algún momento tu bebe llora sin parar.

Te puede gustar