10 claves para evitar que los niños se mareen en el coche

Muchos niños sufren mareos durante el traslado en el coche. Esta condición suele comenzar a partir de los dos años y mantenerse durante la infancia. A continuación, te daremos 10 claves para evitar que tu hijo desarrolle este molesto síntoma.
10 claves para evitar que los niños se mareen en el coche
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 21 septiembre, 2022

Evitar que los niños se mareen en el coche es una de las tareas prioritarias para los padres cuando planean sus vacaciones. El mareo por movimiento se conoce como cinetosis y se produce al trasladarse en algún vehículo de transporte como autos, barcos, trenes o aviones.

Esta condición puede mantenerse a lo largo de la infancia y durar hasta los 12 años aproximadamente. Luego, desaparece gradualmente en la etapa adulta. Aunque es más probable que se presente en los viajes más largos, puede desencadenarse también en trayectos cortos, como por ejemplo, al llevarlos al colegio. A continuación, te daremos 10 claves para evitar que los niños se mareen en el coche.

¿Podemos evitar que los niños se mareen en el coche?

El mareo por movimiento, también se conoce como cinetosis o enfermedad del automóvil. Es una condición que aparece cuando el cerebro recibe información contradictoria de los oídos internos y de otras partes del cuerpo, como de los ojos, los nervios de las articulaciones y los músculos.

Esto ocurre, porque la sensación de movimiento que recibe la vista no se relaciona con la de aceleración percibida por el oído interno (encargado del equilibrio), ni con la posición que adopta el cuerpo. Se trata de una condición que suele ser habitual durante la niñez debido a la inmadurez del cerebro en esa etapa para controlar el equilibrio. Por otra parte, si bien no todos los niños lo padecen, el factor hereditario es una de las causas de su aparición.

Aunque no se han establecido otras causas que desencadenen episodios de mareos por movimiento, algunos estudios relacionan la cinetosis severa con los problemas de migraña, otitis media recurrente y deficiencias vestibulares en los niños.

Síntomas de la cinetosis

La cinetosis es más notoria en bebés de 3 años, aunque en algunos niños perdura hasta los 12. Esta se acompaña de síntomas bastante molestos, tales como los siguientes:

  • Palidez.
  • Sudores fríos.
  • Bostezos.
  • Vértigo.
  • Salivación.
  • Náuseas y vómitos.
Las náuseas y los vómitos son síntomas frecuentes cuando los niños padecen mareos por el movimiento del vehículo.

Conoce 10 claves para evitar que los niños se mareen en el coche

Por suerte, los mareos por movimiento pueden evitarse. Si tu pequeño tiende a sufrirlos con frecuencia cuando va en el coche, en el autobús o en un tren, ten en cuenta las recomendaciones que te compartimos a continuación para prevenir este molesto síntoma.

1. Cuida las comidas antes de montar al niño en el coche

No ofrezcas comidas abundantes al pequeño antes de salir en el coche ni dejes que se traslade con el estómago vacío. En ambos casos hay riesgo de mareo. Lo más recomendable es darle un refrigerio ligero. Los alimentos muy condimentados, grasosos, ácidos y con olor intenso, también pueden favorecer este molesto síntoma.

Ofrece una galleta salada, una tostada o un cereal seco antes del traslado. Los caramelos de jengibre o limón son una buena opción cuando aparecen las náuseas o para prevenirlas. Si el viaje es largo, en cada parada puedes brindarle frutas, verduras, pan o avena.

2. Ajusta la ubicación y la postura del niño en los asientos

La ubicación del niño dentro del vehículo es clave si se desea disminuir los mareos por movimiento. Ten en cuenta que, aunque el asiento del copiloto es el que menos mareos causa, los niños no pueden ir en la parte delantera hasta que tengan una altura aproximada de 1.36, es decir, hasta alrededor de los 12 años.

Por lo pronto, lo adecuado es que viajen en el asiento central trasero, debido a que en esta posición el niño fija su mirada hacia adelante en vez de a los lados. De esa forma, limita la visualización del movimiento rápido.

3. Favorece la ventilación dentro del coche

El calor empeora los mareos dentro del automóvil. Por eso, es recomendable mantener las ventanas abiertas para que el aire circule. En especial cuando comienzan los síntomas de mareo. En caso de encender el aire acondicionado para que llegue a la parte trasera del automóvil, la temperatura recomendada es entre 21 y 23° centígrados.

Si viajas en verano, escoge ropa suave y cómoda de tela transpirable para el menor. Recuerda colocarle prendas fáciles de quitar, por si tienes que realizarle un cambio rápido durante el viaje.

4. Mantén al niño distraído durante el viaje

Coloca canciones infantiles e incentívalo a cantar. También puedes contarle algunas historias divertidas, hacer adivinanzas y llevar sus juguetes favoritos. Todo en busca de entretener al niño durante su viaje en el coche para evitar los mareos.

5. Maneja cuidadosamente

La manera de conducir influye notablemente en el mareo por movimiento. Es necesario que el piloto conduzca de forma suave y que evite acelerar bruscamente o frenar de golpe. Si la carretera tiene muchas curvas, se debe manejar con un mayor cuidado.

6. Realiza algunas paradas

Si realizas un viaje largo, se recomienda hacer paradas frecuentes, cada 2 o 3 horas, para que los niños tomen aire fresco y estiren las piernas. Además, puedes aprovechar el momento para ofrecer alimentos e hidratación.

El uso de pantallas por parte de los niños durante el viaje incrementa las posibilidades de que sufran mareos. Lo ideal es que puedan fijar la vista en objetos lejanos u observar el paisaje.

7. Evita el uso de pantallas

El uso de tablets o teléfonos celulares durante el traslado en el coche aumenta el riesgo de mareos. Por eso, se debe evitar realizar actividades en las que el niño fije la vista en un objeto cercano, como leer o jugar con videojuegos.

Esto se debe a que el cerebro asume que el pequeño está parado y no coordinará con los estímulos recibidos por el oído, que sí detectará el movimiento. Idealmente, debemos intentar que el chico fije su vista en objetos lejanos del paisaje, como las nubes o las montañas.

8. Busca horarios adecuados para los viajes largos

En épocas de calor, es recomendable viajar durante la mañana o por la noche, cuando el ambiente esté más fresco. Estos horarios también favorecerán el sueño del niño. Mientras el pequeño duerme, no hay riesgo de mareos.

9. Mantén al pequeño hidratado

Beber agua previene los mareos, por eso, asegúrate de que el niño se mantenga hidratado durante el viaje en coche. Lo ideal es que esté fría, especialmente si hay calor en el ambiente o si comienza a sentir náuseas. Evita ofrecerle refrescos y bebidas con cafeína.

10. Utiliza medicamentos bajo indicación pediátrica

Algunos medicamentos como la difenhidramina o el dimenhidrinato ayudan a prevenir los mareos en el automóvil. Sin embargo, pueden provocar efectos secundarios y hacer que los niños se sientan aturdidos o somnolientos. Si el problema se hace muy frecuente, se debe consultar con el pediatra y, si este lo considera pertinente, administrarle la dosis adecuada de estos medicamentos.

Otra manera de prevenir los mareos por movimiento es con Escopolamina, un fármaco que se consigue en forma de parche y que se coloca detrás de la oreja.

Si el niño tiene mareos, es conveniente parar el automóvil, hacer que cierre sus ojos y acostarlo boca arriba en un lugar ventilado. Puedes colocar compresas frías sobre su frente para aliviar los síntomas.

Lleva los elementos necesarios por si hay alguna urgencia

No olvides llevar ropa de fácil cambio y de repuesto para tu hijo. También, es necesario tener a mano algunas bolsas plásticas y unas toallitas de limpieza por si el pequeño siente ganas de vomitar. De esta manera, podrás atender la situación de manera rápida y continuar tu viaje sin mayores inconvenientes.

Te podría interesar...
Consejos para que los niños duerman bien en los viajes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Consejos para que los niños duerman bien en los viajes

Cuando salimos de casa, puede ser dificil que los pequeños se sientan cómodos. Por eso, te daremos consejos para que los niños duerman bien en los ...