Estrategias en casa para niños con problemas de aprendizaje

23 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si tu hijo tiene problemas de aprendizaje no te pierdas estas estrategias para ayudarle durante su aprendizaje en casa.

Imagina que estás sentado en la mesa del salón y estás ayudando a tu hijo a hacer la tarea escolar. Haces todo lo posible para que se mantenga concentrada, pero incluso algo tan sencillo como sacar punta al lápiz puede hacer que su concentración desaparezca. Tu hijo tiene problemas de aprendizaje y es necesario que lo tengas en cuenta. Por ello, presentamos algunas estrategias para hacer en casa adaptadas a sus capacidades reales.

Quizá piensas que hacer los deberes con los niños con problemas de aprendizaje es bastante complicado, pero la realidad es que no tiene por qué ser así gracias a estas estrategias en casa.

Estrategias en casa para niños con problemas de aprendizaje

Niño haciendo sus deberes gracias a las estrategias en casa para niños con problemas de aprendizaje.

Esfuerzo en equipo

Ponte en contacto con el maestro de tu hijo para hablar sobre los hábitos que tiene en las tareas. Habla sobre cuánto tiempo pasa haciendo los deberes y cuándo se distrae cuando debe hacer su trabajo. Tendrás que averiguar también cuáles son las expectativas del maestro en cuanto al aprendizaje y desarrollo intelectual de tu hijo.

Del mismo modo, resultará primordial que hagas un plan de tarea para ayudar al pequeño a resolver los problemas a los que deba enfrentarse en casa. Hazle entender que aunque es un esfuerzo en equipo y que el maestro y tú estáis a su lado para lo que necesite, él tiene que poner de su parte para avanzar en su propio aprendizaje.

Descanso divertido de cinco minutos

Si tu hijo se frustra con una tarea, lo ideal es tomar un descanso para hacer algo divertido juntos. Podéis coger cinco minutos para salir a caminar, escuchar una canción divertida o tomar un tentempié. Esto puede ayudar a romper la frustración que siente para poder regresar a su tarea con una nueva perspectiva.

Podrá volver a los deberes con la energía renovada y con ganas de hacer las cosas mejor aún. Si le mantienes demasiado tiempo frustrado y sentado para que haga lo mismo una y otra vez (y no le sale), no tienes que darle la respuesta, pero tampoco puedes permitir que se bloquee emocionalmente. Por eso el descanso divertido es tan importante.

Tabla de finalización de la tarea

Cread juntos una tabla de finalización de tareas y ponedla en la nevera o en cualquier otro lugar para que tu hijo pueda verla fácilmente. Haced la vuestra o buscad por internet una tabla para poder descargar e imprimir cómodamente desde casa.

Marcad con una “X” cada vez que tu hijo complete una tarea. También puedes recompensar al niño con un pequeño premio cuando complete la tabla. Lo que importa realmente es que reconozcas el logro de tu hijo por pequeño que sea y del modo que creas más oportuno.

Compartir la lectura, una de las estrategias en casa para niños con problemas de aprendizaje

Leer un capítulo entero en un libro puede ser abrumador para algunos niños con problemas de aprendizaje. Para que no se estrese demasiado y no se agobie con la lectura, es necesario que le ayudes en esto. Es importante que lo ayudes a amar la lectura y que comprenda lo importante que es.

Niño aburrido estudiando.

Para ello, puedes hacer que tu hijo lea el primer párrafo o frase y, si es un nuevo lector, lee tú gran parte del texto y después que siga él con otra pequeña parte. Así, la información de la historia será más interesante. Es necesario hacer pausas para reforzar los conceptos presentados. Esto ayudará a mantener a tu hijo comprometido interesado en la tarea que debe hacer.

Poner música suave

Usar música suave mientras los niños hacen el trabajo escolar no tiene que ser nada malo, ni siquiera aunque tu hijo tenga problemas de aprendizaje y le cueste concentrarse. Si escoges la música correcta, no tendrá por qué ser una distracción, ni mucho menos. Lo que importa es que sea melódica y que no tenga una letra que entienda el menor.

De esta manera, la melodía le ayudará a sentir que el trabajo es más ameno y, lo que es mejor, disfrutará de la música. Si sabes tocar algún instrumento, tocar música suave durante la tarea de tu hijo puede ayudar a bloquear los ruidos molestos. También puede usar auriculares si la música distrae a otros miembros de la familia

En definitiva, esperamos que estas estrategias para hacer en casa con niños con problemas de aprendizaje te sean de ayuda a la hora de ofrecer las mejores opciones de estudio en el hogar a tus pequeños.