¿Por qué es importante emplear el lenguaje no verbal con los niños?

Mervis Romero · 12 agosto, 2018
El lenguaje no verbal es el primero que emplea el ser humano para expresarse. De allí la importancia de fomentarlo de una forma positiva para que así, en el futuro, ayude a desarrollar el habla y, por ende, una buena comunicación.

Comunicar no consiste únicamente en hacer uso de las palabras. De hecho, implica el desarrollo del lenguaje corporal (tanto consciente como inconsciente). Y aunque no lo parezca, es importante cuidar el lenguaje no verbal desde temprana edad para conseguir una buena comunicación, en todo ámbito de la vida.

Hay que recordar que, durante los primeros años de vida, los seres humanos no se comunican con palabras, sino mediante gestos, posturas y expresiones faciales. Por ello, cuando se tienen bebés o niños de corta edad, es importante saber hacer uso de este lenguaje de tal forma que pueda beneficiar su desarrollo y, por supuesto, fortalecer el vínculo familiar.

¿Qué es la comunicación no verbal?

La comunicación no verbal está constituida por gestos, expresiones faciales y también ciertos tipos de sonidos, como lo son los llantos y los gritos. En los bebés, se trata de una forma de comunicación primitiva que ayuda a expresar una inquietud o una molestia. En otras palabras, viene a ser producto del instinto y se desencadena a partir de una necesidad básica. 

Por supuesto, se desarrolla a partir de los primeros momentos de vida y se perfecciona con el transcurso de los años. Esto se puede evidenciar en un hecho muy sencillo: a medida que el bebé crece y adquiere conciencia del alcance de la efectividad de su llanto cuando tiene hambre, por ejemplo, aprenderá a acompañar el llanto por ciertos tipos de gestos (como los pucheros) para obtener lo que desea.

Mamá fomentando el lenguaje no verbal con su bebé.

A través de las expresiones no verbales, un bebé puede expresar sorpresa. Por ejemplo, al elevar las cejas, abrir los ojos y la boca o elevar el párpado superior.

¿Por qué fomentarlo en el hogar?

Es importante hacer uso del lenguaje no verbal con los bebés y niños de corta edad para ayudarles a empatizar y a entender información. ¿Cuál información? Por ejemplo, que se le quiere y que está a salvo en compañía de sus padres. ¿Cómo se expresa eso sin palabras? Mediante un abrazo mientras se les carga en brazos, por ejemplo.

Hacer uso del lenguaje no verbal con los bebés los favorece a nivel emocional y los lleva a sentirse lo suficientemente motivados como para intentar conectar con las personas a su alrededor. Con el tiempo, el bebé buscará imitar el habla de las personas y tratará de comunicarse a través de palabras.

Abrir la boca para pedir alimento es un gesto muy común de los bebés y que comunica sin necesidad de palabras. De esta manera, los padres pueden saber cuándo su bebé tiene hambre y resulta conveniente alimentarlo.

Muchos padres animan a sus hijos a intentar sonreír cuando ellos le realizan una gracia para que así, los bebés aprendan a expresar su alegría cada vez que identifiquen una cara cómica o sientan cosquillas.

¿Cómo estimular el desarrollo del lenguaje no verbal?

Una manera de estimular el lenguaje no verbal es mantener el contacto visual con el bebé e intentar crear cierto ‘efecto espejo’. Para ello, solo se necesita colocarse frente al bebé durante cierto tiempo, para que enfoque la atención en la persona, sostenga la mirada e imite sus gestos.

Por supuesto, mientras esta acción se repita de forma regular, más probabilidades hay de desarrollar el lenguaje no verbal con éxito. Lo más sencillo es procurar hacerlo sonreír al mismo tiempo que nosotros o al recibir cierto estímulo, como una caricia en la planta de los pies o al mostrarle un juguete determinado.

Del mismo modo, para desarrollar su capacidad sensorial, debes utilizar distintos tonos de voz y ritmos desde lugares diferentes: cerca, lejos, de frente y a un lado.

El lenguaje no verbal en etapa de escolarización.

La comunicación no verbal ayuda a que el cerebro madure de forma progresiva.

La importancia de emplear el lenguaje no verbal con los niños

Es importante emplear el lenguaje no verbal con los niños para ayudarlos a manifestar necesidades, expresar sentimientos sensaciones y también estados de ánimo, tanto dentro como fuera del núcleo familiar.

De esta manera, podrán interactuar con sus padres de una forma mucho más cercana y eficiente, puesto que al comunicar con un gesto que les duele la cabeza, ya los padres pueden intuir cuál puede ser la mejor solución para ello.

La comunicación no verbal ayudará a acompañar las palabras o a saber expresarse sin ellas cuando sea necesario. Esto es un aprendizaje que será de gran utilidad toda la vida, en diversos ámbitos.