El diario de Ana Frank, un clásico obligatorio para adolescentes

5 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Una de las lecturas más recomendadas para los jóvenes es El diario de Ana Frank. A continuación te contamos los motivos.

El diario de Ana Frank es un todo un clásico de la literatura desde hace ya muchos años. Además, se trata de un libro apto tanto para el público adulto como para los más jóvenes pues, dependiendo de la etapa de la vida en la que se lea, se pueden aprender de él unas cosas u otras.

A continuación, te explicamos los motivos por lo que El diario de Ana Frank debería ser lectura recomendada, nunca obligatoria, en la vida de un niño o adolescente.

Por si no conoces esta maravillosa obra

Se trata de un duro y sobrecogedor testimonio de una niña judía en la época del Holocausto. Así se puede resumir la fascinante historia que entre sus páginas oculta El diario de Ana Frank.

La historia se desarrolla entre 1942 y 1944, hasta el momento en el que ella y su familia son enviados a los campos de concentración donde, finalmente, en 1945 Ana muere de fiebre tifoidea días antes de la liberación del campo.Ana Frank, un clásico obligatorio para adolescentes.

Pocos libros existen en la literatura en los que se muestren los hechos que rodean a una guerra desde los ojos de los niños para entender, así, que, a pesar de todo, ellos no son ajenos a los acontecimientos. Un libro que muestra también todo los que los niños deben sufrir y vivir por culpa de los conflictos políticos que surgieron en ese momento y siguen surgiendo en la actualidad, a pesar de ser totalmente inocentes.

El diario de Ana Frank, un fragmento de la historia en los ojos de una niña

Este diario escrito por una niña de trece años no deja indiferente a ningún lector que se atreva a conocer sus entresijos. Como bien hemos dicho anteriormente, dependiendo de la edad con la que se lea la historia, puede mostrar un tipo de sentimientos u otros.

Sin duda alguna, los niños a partir de ocho años, edad inicial recomendada para la lectura de este libro, no serán totalmente conscientes de la dureza y de lo real que esta parte de la historia fue. El motivo principal es que para los más pequeños prácticamente cualquier acontecimiento anterior a unos meses atrás es muy antiguo.

Sin embargo, a pesar de esto, se trata de un libro estupendo para que los más jóvenes conozcan este hecho histórico tan importante visto, además, a través de los ojos de una niña.

El diario de Ana Frank como herramienta pedagógica

El diario de Ana Frank se trata de una herramienta pedagógica muy buena para utilizar en los colegios pues, además de descubrir lo que ya hemos comentado con anterioridad sobre la historia, servirá a estos para comparar la vida que ellos tienen en la actualidad con la que la protagonista de este diario tuvo que vivir. 

Esta obra clásica se trata de una buena opción para poner como ejemplo en las aulas el fomento de la escritura. El ejemplo radica en la protagonista de la historia, quien al principio no estaba muy convencida de comenzar a contar su historia.

Debemos transmitir a los niños la importancia de escribir sobre cualquier cosa que nos parezca importante, o incluso aquella que no lo es tanto, pues nunca sabemos si ese escrito puede llegar a convertirse en un clásico a nivel mundial de la literatura como en este caso.Ana Frank, un clásico obligatorio para adolescentes.

Valores que muestra la obra

Además, este libro aporta unos valores muy importantes que todos los jóvenes deben conocer y aplicar:

  • La importancia de los derechos de las personas.
  • El aprender a compartir.
  • El valor de la familia.
  • La esperanza por encima de cualquier cosa en la vida.

En cada entrada del diario, Ana expresa todo lo que siente en función de los acontecimientos que van surgiendo a su alrededor, y uno de los valores que también muestra la valiente protagonista es la igualdad de género.

Aspectos como la paz y la libertad, unidos a la esperanza de la que anteriormente hablábamos, se mantienen vigentes durante todos los días que Ana escribe en su diario.

En definitiva, un libro espectacular que seguirá siendo un icono de la literatura a pesar del paso del tiempo, pues siempre mostrará una parte importante de la historia. Asimismo, la forma de escribir de Ana, pues no deja de ser una niña, será sencilla y comprensible por aquellos de su misma edad, aquellos a los que enganchará con su historia y a los que hará reflexionar al final de esta.

  • Frank, A. (1947). El diario de Ana Frank. DeBolsillo.