Efectos legales de la pensión alimenticia

Cuando hay conflictos en el seno familiar, en forma de divorcios, separaciones, etc., puede llegar el momento de que sea necesario fijar una pensión alimenticia para los hijos. ¿Cómo se regula legalmente esta cuestión?

La pensión alimenticia es la obligación legal que tiene una persona de asegurar la subsistencia de otra. En el caso de la pensión alimenticia determinada después de una separación o divorcio, se trata de la obligación de cada uno de los cónyuges frente al otro cónyuge o frente a los hijos.

La cantidad total y la forma de pago de la pensión pueden ser definidas de mutuo acuerdo o impuestos por sentencia. A continuación, veremos algunos elementos para conocer más sobre los efectos legales de la pensión alimenticia.

¿En qué consiste la pensión alimenticia?

La pensión alimenticia, pese a su nombre, no concierne exclusivamente a la alimentación. Comprende todo lo que es indispensable para el sustento: la comida, el alojamiento, el vestido, la asistencia médica, el ocio, etc. También abarca la educación y la instrucción de los hijos cuando estos sean menores, e incluso después, mientras no hayan terminado su formación.

Dentro de los gastos indispensables para la subsistencia también se encuentran los gastos ordinarios y periódicos como, por ejemplo, guarderías, comedor escolar, libros de texto o uniformes. En cuanto a los gastos extraordinarios, al ser estos imposibles de cuantificar con anticipación, se deben evaluar en cada caso.Efectos legales de la pensión alimenticia.

La obligación de los padres de alimentar a sus hijos

Según lo establecen los artículos 110 y 111 del Código Civil, los padres tienen la obligación de alimentar a sus hijos en toda circunstancia, incluso cuando hayan sido privados de la patria potestad.

En caso de separación o divorcio de los padres, el juez determinará la contribución de cada progenitor para satisfacer los alimentos, y adoptará las medidas convenientes para asegurar la efectividad y la acomodación de las prestaciones a las circunstancias económicas y necesidades de los hijos en cada momento.

¿Hasta qué edad se debe pagar la pensión alimenticia de un hijo?

Este es un aspecto que no siempre está claro en la ley. En el caso de los hijos menores de edad no emancipados, no existe ambigüedad y, de hecho, el tratamiento jurídico es diferente.

En efecto, el deber de los padres con los hijos menores de edad es inherente a la misma filiación e insoslayable. Prevalece el deber de velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

En el caso de los hijos mayores de edad, la ley establece de forma general que el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres es obligatorio hasta que estos tengan independencia económica. Sin embargo, no siempre es sencillo determinar cuándo ocurre esto.

Se ha considerado como indicador objetivo para finalizar la pensión el hecho de que los hijos hayan entrado en el mercado laboral y perciban una remuneración regular que se encuentre cercana al salario mínimo.

Cómo se determina dicha pensión

El monto de la pensión alimenticia se determina, principalmente, en función de dos situaciones: los ingresos del progenitor y las necesidades del hijo. En caso de que no exista un acuerdo entre los padres, será el juez quien determine la cuantía y la forma de pago.Efectos legales de la pensión alimenticia.

El progenitor en cuestión podrá satisfacer la obligación de prestar alimento pagando el monto pactado o definido por sentencia, o recibiendo y manteniendo en su propia casa al hijo.

¿Se puede modificar la pensión alimenticia?

Cuando las circunstancias económicas o personales de alguno de los cónyuges hayan cambiado sustancialmente, las medidas adoptadas en el momento de la sentencia en cuanto a la obligación de pensión alimenticia pueden modificarse. Para ello, será necesario hacer un nuevo convenio o resolverlo de forma judicial.

De esta forma, la cuantía que había sido determinada por el juez podría incrementarse o disminuir según las necesidades del hijo y los recursos del progenitor en cuestión.

¿Qué pasa si no se cumple con la obligación de la pensión alimenticia?

Cuando exista un incumplimiento de la sentencia, ya sea en materia de visitas, pago de pensión o cualquier otro aspecto que tenga que ver con el cuidado de los hijos, se deberá comunicar al órgano judicial competente. Este, a su vez, adoptará las medidas legales necesarias para que la obligación se cumpla.

Es recomendable tratar siempre de solucionar las cosas de forma extrajudicial. Siempre que sea posible, un acuerdo entre los progenitores es, sin duda, la mejor opción para los hijos y para los padres.