Educación innovadora: los centros Vittra

Amanda 4 agosto, 2016

En los últimos años algunos países han sido pioneros en la creación de nuevas versiones de escuelas, por ejemplo Suecia ha destacado con la conformación de los centros Vittra, una escuela que no lo parece. Como sabemos, la educación es un proceso que requiere innovación para adaptarse a las necesidades sociales, esto puede lograrse por medio de un sistema especialmente dirigido a motivar a los niños a cumplir sus actividades sin presión.

La misión de estas escuelas innovadoras es alejarse del desgastado modelo escolar tradicional, donde un grupo de niños en sus pupitres aguardan las indicaciones de una figura de autoridad. Cada día existen más alternativas educativas y los pequeños obtienen información por todos los medios, esto conlleva a que la educación tradicional se torne aburrida para ellos.

Se puede decir que en gran medida las aulas de hoy en día son bastante diferentes de las de otros tiempos, sin embargo, la mayoría sigue estancada en las mismas condiciones. En algunas sociedades la educación tradicional no se considera eficaz, por ello se han motivado hacia la construcción  de espacios más interesantes para los niños.

Centros Vittra pioneros de la innovación educativa

El concepto de los centros Vittra fue desarrollado por el sistema educativo sueco con la intensión de dirigir el proceso de aprendizaje desde un punto de vista en el cual los conocimientos sean comprendidos por medio de mecanismos más industrializados. Este tipo de educación se implantó en Suecia al menos hace veinte años, en los cuales han tenido excelentes resultados sobre sus tres bases principales: tecnología, bilingüismo y experiencia propia.

La idea de este sistema es que el niño se concientice sobre su propio aprendizaje y genere confianza en sí mismo; para ello, la escuela le proporciona herramientas para resolver problemas. Del mismo modo, dichos instrumentos de aprendizaje se hallan en un nivel sofisticado de tecnología y en dos idiomas, algo que les permite formarse al mismo tiempo en otros aspectos.

2d90696263944b1f7ce4c8f973bbbd72

En los centros Vittra no hay aulas, ni pizarrones; se trata de un ambiente donde los estudiantes vagan por los pasillos, se acomodan en cojines y sillones o simplemente se sientan en las escaleras. En este sistema el trabajo docente consiste en acompañar a los niños con su formación, se crean directrices que ellos intentan seguir a su modo; las computadoras portátiles y las tabletas son la principal herramienta de estudio.

Los maestros de Vittra no son meros emisores de contenido, estos acompañan en la formación de manera individualizada y sin presión. La misión de este sistema es que los niños sean capaces de aprender por su propia experiencia, apelan a la madurez del niño y a su autonomía  para encontrar la información y usarla de la manera correcta.

En cuanto a los horarios, las clases se realizan formalmente en un periodo de dos horas, en lo adelante el niño cuenta con su tiempo para internalizar la información y cumplir sus tareas. La idea no se centra en la cantidad de conocimientos que el estudiante obtiene, sino en su capacidad para enfrentarse a problemas y poder resolverlos por su cuenta.

Son centros financiados por el Estado y gestionados por la empresa privada, no cobran matricula, cuotas o ningún porcentaje por recibir a los niños. Los estudiantes completan su educación en grupos de edades comprendidas entre los 1-6, 6-9, 10-13 y 13-16, estos son distribuidos según su edad en cada piso del edificio, donde son atendidos en el mejor lugar que ellos elijan para aprender.

En la actualidad, estas escuelas atienden a más de ocho mil niños, los cuales ingresan bajo la modalidad de “orden de llegada”, no se realiza ninguna prueba de admisión ni se exige requisito especial de ingreso. Los estudiantes reciben su formación de manera gratuita y en total cooperación entre estudiantes y profesores; sus evaluaciones son encontradas en Internet tanto por los padres como otros docentes.

¿Cuál es el propósito de los centros Vittra?

Uno de los centros Vittra

La misión de estos centros es individualizar el aprendizaje de manera que los niños puedan recibir y procesar los conocimientos a su ritmo. El modelo es abierto en espacios y horarios, además se adapta a las necesidades de la sociedad actual con miras a lo que se vislumbra en el futuro. Estas escuelas les permiten a los estudiantes aprender de su experiencia, reflexión personal y capacidad individual.

El propósito concreto de los centros Vittra se pueden explicar en los siguientes puntos.

  • Permitir a los alumnos que se concienticen de su potencial, esto se logra otorgándoles la confianza de que pueden alcanzar sus metas con un breve apoyo externo
  • Se ajusta a cada estudiante, lo cual se obtiene por medio del descubrimiento de métodos adecuados
  • Facilita el desarrollo de la comunicación y proporciona el espacio para que los pequeños aprendan a interactuar en un plano social
  • Brindar oportunidades para que el conocimiento obtenido les permita acercarse a propuestas internacionales, por ejemplo por medio de la adquisición de herramientas tecnológicas y el desarrollo del bilingüismo.
Te puede gustar