La educación física según María Montessori

¿Conoces cuál es el punto de vista de la educación física deportiva según el método Montessori? Aprende cómo aplicarlo con tus hijos.
La educación física según María Montessori
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 11 julio, 2021.

Última actualización: 11 julio, 2021

Con el fin de comprender la educación física según María Montessori, primero es necesario conocer su método de enseñanza. Este se focaliza, principalmente, en el respeto por el desarrollo global de los niños.

Para llevarlo adelante es fundamental contar con entornos especialmente preparados para niños, que integren niños con edades similares y de no más de 3 años de diferencia. Una de sus principales cualidades es brindarle a los niños la posibilidad de estar en libertad y elegir qué actividad realizar.

Generalmente esta libertad le da al infante algo más que solo motivación: lo hace más partícipe de su propio proceso de aprendizaje, aún sin ser plenamente consciente de esto.

Cabe resaltar que la actividad se lleva a cabo en un espacio controlado, en el cual todos sus elementos son seguros para el uso de los niños. El adulto “guía” es un actor pasivo en este método, dedicado principalmente a observar e intervenir únicamente en caso de que el niño lo solicite.

Educación física según María Montessori

María Montessori define la educación física como educación muscular gimnástica. Dentro de dicha definición encerraba cuatro tipos de gimnasia que describimos a continuación:

  • Muscular: aquella realizada con aparatos.
  • Libre: la que puede ser realizada sin ayuda de aparatos.
  • Educacional: enfocada en la enseñanza de actividades útiles para los niños.
  • Respiratoria: enfocada en fortalecer la respiración del niño por medio de ejercicios diversos.

Este método propone la educación física como parte de la enseñanza global del niño, ayudándolo a desarrollar habilidades útiles para las cuestiones del día a día.

El deporte es uno de los aspectos más relevantes en la vida del ser humano. Por este motivo es importante que los niños no estén ajenos a esta práctica y sea empleada como una herramienta útil para favorecer su desarrollo psicofísico.

Niños felices jugando al fútbol gracias a los grandes beneficios que aporta.
El deporte diseñado con un fin distinto de la competencia, se centra en el aprendizaje de los niños.

Al apoyarse en el método Montessori, el deporte pasa a convertirse en una herramienta de enseñanza donde la cooperación está por encima de la competición.

Fútbol Montessori

A pesar de que María Montessori no se refiere específicamente al fútbol como un vehículo de enseñanza-aprendizaje, es posible aplicar su metodología a este deporte. La principal ventaja es que se practica en todo el mundo y los niños suelen estar muy familiarizados con él.

Existen en distintos lugares del mundo iniciativas de “fútbol Montessori”. La más famosa de ellas es la del Montessori Palau Center, donde se focalizan en la elección libre del futbol como deporte y la enseñanza de esta filosofía a través del mismo.

Deporte Montessori en la escuela

Al igual que con el fútbol, los demás deportes pueden abordarse desde la filosofía Montessori. Lo ideal es que los niños no sean sometidos a la competencia constante, sino al aprendizaje del deporte para mejorar sus habilidades para la vida diaria.

Además es importante fomentar la libre elección del deporte según el gusto del niño, tal como lo indica uno de los principios fundamentales del método Montessori.

Antes de continuar con lo que sería el deporte en la escuela bajo una perspectiva Montessori, vale la pena recordar cómo se lleva a cabo en la educación tradicional. Sin importar el tipo de deporte el foco suele estar puesto en el resultado y no en el proceso, reforzando el concepto de competencia por encima del aprendizaje.

Esto es algo común en muchos colegios de enseñanza tradicional, pero no ocurre en todos los casos. No obstante, es un aspecto que debe mejorarse ya que el perjuicio provocado en los niños puede ser considerable.

La competencia deportiva según Montessori

Según María Montessori, la enseñanza de educación física a los niños no debe basarse en ningún momento en la comparación. Por tal motivo, la competición es un concepto nulo dentro de este método.

La competición desde el punto de vista deportivo no es algo malo en si mismo, pero en la niñez no debe ser el punto principal. El objetivo primordial es el aprendizaje, la autorrealización y el perfeccionamiento. En pocas palabras, la competencia con uno mismo.

Además este método hace énfasis en la cooperación entre los niños, ya que en el camino continuo del aprendizaje ninguno es mejor o peor que el otro.

¿Cómo fomentar el aprendizaje cooperativo en niños?

¿Quieres asumir la educación física según María Montessori?

Como madre debes comprender que tu hijo no es una máquina de competencia constante, sino todo lo contrario. Primero ten en cuenta que tu apoyo debe ser incondicional a pesar del resultado obtenido.

Por otra parte procura no exagerar ante los resultados de tu hijo, ya sean positivos o negativos. Esto puede ocasionarle mucha ansiedad y llenarlo de presión en futuras presentaciones.

Además, si quieres que tus hijos experimenten el método Montessori busca academias oficiales en el tema. ¿Qué esperas para empezar?

Te podría interesar...
Razones para motivar a tu hijo a practicar deporte
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Razones para motivar a tu hijo a practicar deporte

Esta vez te queremos hablar de las razones para motivar a tu hijo a practicar deporte. Te hablaremos del deporte como una escuela de habilidades de...