La educación digital de los niños

13 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
En la actualidad, los niños nacen y crecen rodeados de tecnología. Para evitar que esto suponga un problema, es necesario que reciban una educación digital.

En pleno siglo XXI, donde los niños nacen con un dispositivo electrónico debajo del brazo, es necesario que estos aprendan a utilizar y a relacionarse con las tecnologías de la información y de la comunicación de forma adecuada. Para ello, es importante ofrecerles una educación digital de calidad tanto en la escuela como en el hogar.

Pero ¿cómo educar a los niños en el uso de las nuevas tecnologías? En las siguientes líneas te damos algunas recomendaciones útiles para poner en práctica en el ámbito familiar. ¡Toma nota de cada una de ellas!

“Dado que vivimos en una época de innovación, una educación práctica debe preparar a las personas para trabajos que todavía no existen y no pueden ser claramente definidos”.

-Peter F. Drucker-

Niño en clase de Infantil recibiendo una educación digital.

¿Qué es la competencia digital?

La competencia digital es considerada una de las competencias clave según la actual ley de educación española, es decir, según la LOMCE (Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa). Dicha competencia es definida por el Ministerio de Educación y Formación Profesional como:

“Aquella que implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y participación en la sociedad”.

Así, los niños, a lo largo de su escolarización, deben aprender a

  • Identificar los derechos, las libertades y los riesgos relacionados con el mundo digital.
  • Conocer y manejar el lenguaje específico básico: textual, numérico, icónico, visual, gráfico y sonoro.
  • Conocer las principales aplicaciones informáticas.
  • Acceder a diferentes fuentes de información.
  • Utilizar diversos recursos tecnológicos para la comunicación y resolución de problemas.
  • Usar y procesar información de manera crítica y sistemática.
  • Buscar, obtener y tratar la información.
  • Crear contenidos digitales.
  • Desarrollar una actitud activa, crítica y realista hacia las tecnologías.
  • Desarrollar la curiosidad y la motivación por el aprendizaje y la mejora en el uso de las tecnologías.
  • Valorar fortalezas y debilidades de los medios tecnológicos.
  • Respetar principios éticos del uso de los medios digitales.

Pero esto no es algo que deba enseñarse únicamente en las escuelas, sino que los pequeños también deben recibir pautas de educación digital en casa.

La educación digital de los niños

Según la American Academy of Pediatrics (AAP), algunas de las recomendaciones que las familias tienen que seguir para educar y preparar a los niños para su crecimiento y desarrollo en un mundo completamente digitalizado son las siguientes:

  • Establecer normas y reglas básicas de comportamiento y comunicación en el entorno virtual, al igual que se lleva haciendo toda la vida en los entornos físicos.
  • Establecer límites y restricciones a la hora de utilizar los dispositivos electrónicos en el día a día, especialmente durante la edad preescolar.
  • Predicar con el ejemplo, siendo un buen modelo de conducta al interactuar con las nuevas tecnologías.
    Niño estudiando usando las redes sociales en el ordenador.
  • Cuidar el contenido al que los niños se exponen.
  • Seleccionar con criterio los juegos, aplicaciones y programas a los que los chicos tienen acceso.
  • No utilizar las nuevas tecnologías como un recurso para mantener a los niños tranquilos y callados.
  • Crear espacios en el hogar libres de tecnologías en los que se fomente la socialización entre los miembros de la familia. Por ejemplo, evitar las pantallas a la hora de comer, en las habitaciones, etc.
  • Realizar actividades de ocio en familia sin la necesidad de utilizar medios tecnológicos.
  • Potenciar el tiempo de juego libre sin pantallas.
  • Involucrarse y participar, de algún modo, en las actividades digitales que suelen llevar a cabo los niños. Por ejemplo, jugando con ellos a algún videojuego, ayudándoles a buscar información en internet, etc.
  • No privar a los adolescentes de la comunicación con sus iguales mediante el uso de las tecnologías, aunque sí es necesario asegurarse de que lo hacen de forma responsable.

La importancia de la educación digital en la infancia

Todas estas medidas son necesarias para que los niños se desarrollen de forma integral y puedan adaptarse a los avances tecnológicos de manera eficaz.

Por supuesto, hay que recordar que los niños son niños y que aunque parezca que desde muy pequeños dominan a la perfección las nuevas tecnologías, necesitan la guía y la orientación de algún adulto de referencia para no utilizarlas de un modo inadecuado.

  • Santa Clara County Office of Education (2016). Los niños y el tiempo frente a la pantalla. Secretaría de Educación del Condado de Santa Clara.