Despedido de su trabajo por asistir al nacimiento de su hijo

Amanda · 5 febrero, 2017

Las leyes indican un permiso por paternidad para los padres trabajadores. Se tiene entendido que el empleador no puede negarlo o condicionarlo. Sin embargo, Lamar Austin fue despedido por asistir al nacimiento de su hijo.

Podríamos creer que se trata de un permiso innegable. El día en que nace tu hijo nadie te puede pedir que hagas otra cosa distinta. Aunque la legislación sea diferente en cada país, la paternidad es un derecho universal.

Al parecer, en el caso del papá que trabaja, este debe anticipar un permiso. En Estados Unidos, donde ocurrió este caso, no es diferente. A ningún padre se le puede despedir por esta causa, pero su situación es diferente; veamos cómo sucedió.

Se negó a faltar al nacimiento de su hijo

Lamar Austin y su esposa Lindsay, iban a tener a su cuarto hijo. La llegada del pequeño se esperaba en los últimos días del año 2016. Austin, que es un militar retirado de 30 años, había sido contratado reciente a ese momento por una empresa para ejercer el cargo de monitor de seguridad. Hasta entonces, apenas había recibido un contrato por 90 días de prueba, en turnos de 24 horas diarias.

dde1fb6bbe7d3dc5e737ebd467594acd

Cuando el hombre aceptó este contrato, ya su esposa estaba embarazada y se estimaba la fecha de parto. El día 28 de diciembre, Lamar no tenía turno, pero su compañero no puedo asistir por causa del mal tiempo. Al veterano le correspondía realizar el turno de otra persona. Sin embargo, por la cercanía del parto, Lindsay necesitó que la acompañaran a una consulta médica.

En los días siguientes, es decir, desde 29 de diciembre; Lamar debería presentarse a trabajar, pero la mujer entró en trabajo de parto. Ese día se comunicó con su jefe para avisarle que ahora menos que nunca podría presentarse al trabajo. Al parecer, el empleador lo amenazó diciendo que si no se presentaba a las 8 am, lo despediría.

Pese a la advertencia, Lamar Austin decidió que no iba a faltar al nacimiento de su hijo. Para él, su familia es lo más importante, mucho más que su trabajo. Por su profesión anterior, había tenido que perderse el nacimiento de sus otros tres hijos y no estaba dispuesto a que esto volviera a pasar.

Dos noticias de año nuevo

Una vez que conocemos la historia quizá comenzamos a especular sobre la manera en que se produjeron los hechos. La esposa de Lamar estuvo en trabajo de parto desde el 29 de diciembre, en cualquier momento podía dar a luz.

Sin embargo, el pequeño no nació sino hasta el 1 de enero de 2017. Es decir, que el hombre estuvo faltando al trabajo por tres días. El 28 debió ir a cumplir el turno de otro trabajador, mientras que 30 y 31 de diciembre le correspondía realizar su propio turno.

En la mañana de año nuevo, Lamar recibió dos noticias: el nacimiento de su hijo y su despido del trabajo. Junto con un montón de mensajes de felicitación, llegó uno que le indicaba la finalización de su contrato de trabajo.

17190584_1483743926-876

Después que su historia salió a la luz pública, el hombre recibió varias ofertas de trabajo. También ha recibido cientos de mensajes de apoyo de todo el mundo.  Además, por medio de la abogada de la familia, se creó una cuenta para reunir fondos. Hasta ahora, la página conocida como GoFundMe, ha reunido unos 10 mil dólares.

El feliz padre agradece todo el apoyo y asegura que volvería a actuar de la misma si tuviera que hacerlo. Para él fue una bendición recibir el año nuevo junto a su familia en un momento tan importante. No todas las personas actuamos de la misma manera; quizá otros padres habría hecho algo distinto. ¿Tú qué opinas?