Hay demasiada sal en la boca de tu hijo

Adrianazul · 15 abril, 2016

Todos los días tenemos que lidiar con problemas graves. Silenciosos, sutiles, pero graves. El exceso de sal en los alimentos es uno de ellos, este se manifiesta sobre todo en los snacks, aunque hay alimentos “más inofensivos” como los granos enlatados o las salsas conservadas que también llevan demasiada sal a la boca de tu hijo.

Desde hace unos días pienso que el padre que le da un refresco o gaseosa a su hijo comete un crimen: ¡Es demasiada azúcar! Las chucherías nos colocan en dos extremos peligrosos, porque tienen excesos o de azúcar o de sal. Las frutas deberían ser nuestros caramelos.

Este sistema de vida al que nos hemos adaptado y que llamamos modernidad no resta el tiempo que pasamos en casa para ocuparlo trabajando. La cuestión está en que para aligerar las tareas del hogar optamos por alimentarnos con comida enlatada, conservada o congelada, la cual suele tener sal en exceso y esa sal también la están consumiendo los niños.

El planteamiento anterior no es una exageración.  Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estado Unidos estudiaron a más de 6,200 niños entre los 8 y los 18 años de edad y publicaron los resultados en la revista Pediatrics.

Hallaron en el niño y adolescente promedio un consumo de cerca de 3,400 milígramos de sodio en el día. El consumo aumentaba con la edad y como promedio los del sexo masculino consumían mayores cantidades.

https://pixabay.com/es/ni%C3%B1o-comer-desordenado-feliz-933267/

Consecuencias de la sal en exceso

La Asociación Americana del Corazón recomienda que la mayoría de las personas consuman 2300 miligramos de sal por día. En promedio nosotros consumimos alrededor de 3400 miligramos de sal cada día; lo que representa 150% más de la cantidad recomendada. 

Otro estudio afirma que nueve de cada 10 niños, de 6 a 18 años de edad, consumen mucha sal cada día. Esto significa que tu hijo puede ser unos de los que están consumiendo demasiada sal. Y el problema más alarmante es que los niños que ingieren mucha sal tienen doble riesgo de tener presión elevada.

No obstante hay alternativas. Lo ideal sería que no consumiéramos sal, sin embargo hay medidas menos radicales. Una manera efectiva de reducir el sodio de un alimento enlatado es escurriéndolo y enjuagándolo. Haz esto con los frijoles, maíz, y otros vegetales y alimentos enlatados. Estos dos simples pasos ayudan a reducir el sodio hasta un 41%. Tómate un minuto para escurrir y enjuagar tus productos enlatados.

El uso de la sal en los alimentos se ha incrementado durante el tiempo, según la Comisión de Alimentos de Gran Bretaña, la sal que contienen las papas fritas se ha duplicado en los últimos 25 años, y algunos productos para niños contienen más sal que la dosis diaria recomendada por los expertos de salud.

Una comida de una cadena de comidas rápidas hace que un niño de seis años ingiera bastante más sal de lo que se recomienda. “La mayoría de las personas, incluidos niños, toman a diario el doble de sal que el máximo recomendado”, dijo Kath Dalmeny, investigadora de la Comisión de Alimentos, en un artículo publicado por la BBC de Londres.

La cuestión está en las implicaciones para la salud que tiene el excesivo consumo de sal. Se ha demostrado que tomar alimentos con un alto contenido en sal aumenta la presión sanguínea, que es la principal causa de los derrames cerebrales y ataques al corazón.

https://pixabay.com/es/pizza-cocinar-con-ni%C3%B1os-ocupar-1013631/

Los seis alimentos con más sal

Según la American Heart Asociation, tres-cuartos de la sal que consumimos viene de alimentos que no saben salados. ¿Cuáles son estos alimentos? Una ONG llamada ONIE PROJET hizo una lista de los seis alimentos que añaden un exceso de sal a nuestra dieta.

1 –  Panes y rollos

Una rebanada de pan puede tener hasta 230mg de sodio. Puede que esto no parezca mucho pero como algunos de nosotros acostumbramos a comer pan en el desayuno, con la comida del medio día, y en la cena,  poco a poco esto se convierte en bastante sal.

2 –  Carnes frías y ahumadas

Las carnes frías son una fuente de mucha sal.  Una porción puede tener 750mg de sodio o más.  Esto es un tercio de la cantidad recomendada por día.

3 – Pizza

La pizza es muy sabrosa y una comida rápida y conveniente, pero un pedazo puede tener 730 mg de sodio (y si somos honestos – ¿quién come sólo un pedazo?). Si comemos pizza fácilmente podríamos comer el total de sodio recomendado por día.

4 – Aves 

El pollo y otras aves como el pavo son inyectados con agua salada cuando son empaquetados. Entonces entre el 8 al 20% del peso neto es agua salada.

Cuando compres pollo revisa la etiqueta de nutrición, asegúrate de que el alimento no haya sido “enhanced” (mejorado) con “chicken broth” (caldo de pollo) o “saltwater solution” (solución de agua salada).

5 –  Sopa

Las sopas pre-preparadas pueden contener altos niveles de sodio. Por ejemplo, una lata de sopa de tomate puede tener hasta 1260 mg de sodio por taza Sopas en polvo usualmente tienen mucha sal. Un tipo de sopa tiene 875mg de sodio por taza.

6 –  Sándwiches

Con dos rebanadas de pan, carnes fría, y queso es fácil que un sándwich tenga 1,500mg de sodio o más.